Cerrar
Noviembre 2013 – Revista Digital Nro 44
"Mujer Montaña", un proyecto sudamericano

Un desafío que han elegido distintas mujeres de sudamérica
Segunda Parte

- Por Griselda Moreno -
Perteneciente al Makalu Team

Fotos: Griselda Moreno, Mariela del Valle Flores y Lixaida Vasquez



Integrantes: Denys Sanjines (Bolivia, Andean Secrets),  Gri Moreno (Argentina, Makalu Team), Lixayda Vasquez (Peru, Andean Destination),   Anee Bialek (Francia, Thaki Vogajes), Mercedes Lopez ( Cam – Argentina), Mariela del Valle Flores (Cam - Argentina), Helen Turpaud (Argentina).


Experiencia y aprendizaje colectivos

La experiencia tanto de Denys Sanjinés (Bolivia) como de Lixayda Vasquez (Perú) como escaladoras de roca y hielo a lo largo de años en la Cordillera Real y en la Cordillera Blanca les había proporcionado conocimientos técnicos que nosotras carecíamos por el contexto de nuestras montañas, sobre todo en el NOA. Su manera de abordar la montaña en cierta manera era distinta, más ligeras de carga, sin porteos, mayor uso de mulas, y por supuesto el habitué uso de arnés, cuerdas, casco y ferretería necesaria (equipo técnico) para los ascensos en diferentes estados de nieve y roca. Pero precisamente el objetivo de este de Encuentro Expedición era ese, el de intercambiar saberes, sentires, y capacitarnos mutuamente.

Vista Panorámica dese la Cima del Huayna Potosi


Tercera Etapa

El Huayna Potosi tiene 6.088 mts. Está enclavado entre los macizos de Condoriri y Chacaltaya y debido a su forma monolítica y piramidal conforma un cuadro extraordinario de la naturaleza boliviana.  Es una montaña bastante ascendida, de las clásicas  bolivianas, pero es una montaña a respetar. En muchas ocasiones se la ha subestimado y mucha gente la ha pasado mal poniendo en riesgo su vida y la de otras personas.

En el refugio Casa Blanca en la base del Huayna, conocimos a Patricia Altamirano,  a quien se la conoce como la primera mujer guía del país. Nos contaba que desde muy temprana edad este Nevado la hipnotizó y ha subido incontables veces desde los 15 años cuando hizo cima por primera vez.  Ella fue muy amable y se quedó enamorada del proyecto, estaba feliz que solo fuésemos mujeres y compartimos la cena y anécdotas con ella y su familia.

Preparándose antes del ascenso. Proyecto Mujer Montaña

Refugio de altura "Las Rocas", Huayna Potosi

Vista desde Nidos de Condores, campamento alto de Nevado de Illimani (5.540 mts)

Aprovechando la llegada de visita de un guía UIAGM de Perú, Alfredo Zuñiga, el día que llegamos al refugio nos fuimos a un glaciar cercano para seguir aprendiendo. Alfredo nos enseñó algunos trucos, cuidados y manejos fundamentales para el ascenso en montañas más técnicas. Practicamos diferentes pasos e hicimos un par de abalakov destacados. 

Partimos entonces a la mañana siguiente al refugio alto Las Rocas, un lugar construido por los hermanos Gonzales (guías de montaña nativos de Zongo) quienes emplearon las piedras del lugar, cal y madera. El clima no era bueno, nublado y con nevisca, clima que se pronosticaba parecido al día siguiente. Partimos a las 3:00 am con viento, nieve y mucho frio. Toda la madrugada hasta la salida del sol fuimos azotadas por la nieve y luego sin descanso por el viento. La cima vino alrededor de las 11am, con un maravilloso panorama. El descenso fue tranquilo y feliz, la montaña estaba realmente cargada de nieve.

Griselda Moreno junto a Denys y Mer en nuestra carpa en el Campamento Nido de Condores del Nevado de Illimani (5.540 mts)

Sector de piedras expuesto rumbo a Nido de Condores, campamento alto del Nevado de Illimani (5.540 mts)


Cuarta Etapa

El Nevado de Illimani, es el símbolo por excelencia de la ciudad de La Paz, no solo es un atractivo que da imponencia y belleza a la ciudad, para los locales, tiene espíritu y es sagrado.  Este nevado cuenta con cinco cumbres de variadas alturas. El pico Sur tiene una altura de 6.462 m/s.n.m., el denominado “Pico del Indio” con 6.130, el pico Norte conocido también como “Paris” de 6.402 el pico Central o “La Paz” tiene 6.280 mts. y finalmente el pico “Laika Khollo” con una altura de 6.159 mts.

Nuestra intensión en esta etapa era unir  esas cimas  realizando una travesía integral. Pero hubo motivos que lo impidieron. En primer plano estuvo el clima, tomar riesgos innecesarios ante las malísimas condiciones no era nuestro juego.  Y en segundo lugar, era un objetivo ambicioso para el cual teníamos que estar a la altura y quizás algunas de nosotras no estábamos del todo preparadas.  En consecuencia, una cosa se sumó a la otra,  esperamos un par de días para dar aire a que el clima mejorara  y decidimos ir por ruta normal de la montaña, a sabiendas que estábamos al límite de las bondades climáticas.

Vista desde ariba del refugio alto las Rocas

El amanecer alejó a la nieve en nuestro ascenso al Huayna Potosi

Una de las tantas grietas que hay en la montaña, por la cual se va encordado por seguridad

 

Indudablemente la fuerza de una de las montañas más maravillosas del continente la vivimos junto al Illimani. El hermoso grupo que a lo largo de todos estos días compartidos se fue creando se estaba consolidando en la convivencia, en el afecto, en lo aprendido. El frio, el viento y una tremenda tormenta de nieve (con nube lenticular) estando en el campamento de altura en la madrugada del ascenso no nos permitieron llegar a su cima. Su imponencia y energía puso un freno y nos quedó la mirada hacia esa cima inmaculada, helada, llena de misterios y leyendas, pero también de tragedias contadas desde sus laderas de hielo y campos de grietas. En el campamento alto nos quedó el corazón latiendo hacia arriba, mientras las esquirlas de nieve azotaban el punto más alto y nuestras botas se hundían en la profunda nieve suelta. Una muestra de la fuerza de la naturaleza que nos da una lección en el atrevimiento humano.

El 4 de julio en las instalaciones del Palacio Chico del Ministerio de Turismo y Cultura del Estado Plurinacional de Bolivia, realizamos el cierre del proyecto. Todo el balance era positivo, la idea había sembrado en Bolivia las inquietudes de un proyecto distinto, de un proyecto del cual la gente hablaba y generaba emociones que de alguna manera daban esperanzas.

Gran plató del Huayna Potosi


Los Testimonios

Palabras de Denys:

“La experiencia técnica fue muy satisfactoria ya que hemos logrado intercambiar conocimientos y puntos de vista, además que las rutas logradas e intentadas requieren de conocimientos técnicos de glaciar que son transferibles. La cordillera Real ofrece varias alternativas, aún en el país hay muchas más experiencia por hacer. Bolivia es un buen punto de inicio para abrir las puertas de ediciones futuras.

El grupo fue diverso y genial. Las chicas muy abiertas muy compañeras aunque con distintos puntos de vista y reflexiones respecto a cómo encarar un ascenso o ver le montañismo,  una experiencia enriquecedora que nos llevo a un aprendizaje profundo que nos abre la visión para organizar mas viajes, si fue importante aprender que se debe organizar las cordadas según los conocimientos y nivel de cada una para poder realizar más ascensiones.

Las chicas todas debemos capacitarnos y tomar bien en serio el decidir ser montañistas, bien amantes de la montaña  a nivel de escalda o de disfrute, pero si capacitarnos mucho y entrenar para lograr los objetivos del proyecto.

Mujer montaña será el espacio más importante de la mujer sudamericana a corto plazo brindando también una opción de realizar montaña a cualquier nivel y punto de vista, es un proyecto visionario con un gran potencial deportivo cultural social y turístico que puede originar un buen grado de aportación al montañismo mundial” .

Descendiendo del Huayna Potosi, preparándonos para un rapel

Palabras de Mercedes:

"Para comenzar, el proyecto me gustó a partir del nombre, Mujer Montaña está lleno de significados que van más allá del montañismo o la escalada. Al principio tuve muchas dudas, qué podía aportar a una movida de esta envergadura, con el transcurrir de los días me di cuenta que todas teníamos algo para dar, cada una con nuestra experiencia, personalidad, sensibilidad, íbamos dando forma a algo que en la teoría ya era maravilloso pero que en la realidad superaba las expectativas. En cuanto a mi forma de ver el montañismo me encuentro totalmente identificada, es una forma de vida y como tal requiere de una conducta, voluntad, responsabilidad que se sostiene a través del tiempo. Cada paso que se dio en Bolivia fue dado con mucha seriedad y compromiso. En cuanto al grupo me he sentido muy bien, acompañada, contenida, me he divertido muchísimo, la risa, algo que valoro plenamente ha estado presente siempre. Hemos compartido momentos de tristeza, de bronca, de muchísima sensibilidad en maravillosas "rondas" de contención... Me encantó la respuesta de los hombres que de una manera u otra compartieron con nosotras, "descubriendo" nuestras capacidades, nuestra voluntad férrea a la hora de querer hacer las cosas de una determinada manera. Al principio había caras de dudas pero luego muchas se transformaron en respeto. El proyecto es ambicioso, tiene muchos objetivos, de todos modos ya ha generado respuestas interesantes, por ej., todas las que participamos de la primera edición, de una manera u otra estamos capacitándonos, ajustando esos puntos que vimos flojos, cada una, incluso por una cuestión geográfica, se ha hecho más fuerte o se ha especializado en algo, en el intercambio de saberes, de experiencias con el tiempo la preparación será cada vez más completa, más pareja".

Lixaida Vasquez, guia de montaña peruana ascendiendo en medio de la nevada elel Huayana en plena madrugada

Palabras de Helen:

“Mujer Montaña es volver palabra colectiva algo que muchas mujeres venimos haciendo hace años: saliendo a las montañas para encontrarlas y encontrarnos. Hacer de esto un proyecto es no solo visibilizar nuestra experiencia ya recorrida, sino animar a otras a que se sumen, a que se hagan presentes como mujeres montañistas, ya que persiste cierta idea de que es este un deporte difícilmente practicable por mujeres, lo cual sabemos que no es verdad por nuestras innegables vivencias, pero que de alguna manera es necesario repetir.

Lo que más me ha entusiasmado del proyecto ha sido la conciencia de la necesidad de un intercambio de enseñanza-aprendizaje. El proyecto representa para mí la posibilidad de ver un grupo de expedición no como una linealidad cuyo fin último es una cumbre y sin la cual todo lo demás queda trunco, sino como un espacio de construcción de un montañismo colectivo, versátil y que contenga palabras de aliento para otras.

Las vivencias en Bolivia han acarreado para mí nuevos conocimientos, el afianzamiento de otros previos, el disfrute inmenso (incluso en el agotamiento) de montañas bellísimas y un acrecentamiento de la conciencia que tengo sobre mis propias habilidades y limitaciones. Y sobre todo, la oportunidad de que todo lo mencionado sea una experiencia montañista colectiva que seguramente redundará en beneficio de muchas otras mujeres que vayan conociendo y aportando a este proyecto”.

Unas en el filo cumbrero, otras llegando en el tramo final del filo cumbrero

Ascenso al campamento alto del Huayna Potosi

Panorámica del filo cumbrero del Huayna Potosi. Proyecto Mujer Montaña

Las esquirlas de nieve vuelan por el fuerte viento en la cornisas cumbreras del Nevado de Illimani

Grupo en Nido de Condores, Campamento Alto del Nevado de Illimani (5.540 mts)

Filo cumbrero del Huayna Potosi


Notas Relacionadas:

- Mujeres Bolivianas con sus polleras tradicionales suben cumbres

- Se realizo el encadenamiento de las 9 cumbres en 9 días en el Cachi

- "Mujer Montaña", un proyecto sudamericano, Primera Parte

- La escaladora parapléjica Vanessa François cumple su sueño de ascender el Capitán, en Yosemite

- Mujer nepalí logra Récord Guinness por subir dos veces el Everest

- La mujer y la escalada

 

 

Números Publicados de la Revista Digital de Montaña

  • Diciembre 2019
    Diciembre 2019 - Nº 57
  • Abril 2018
    Abril 2018 - Nº 56
  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017 - Nº 55
  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 54
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 53
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 52
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 51
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 48
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 47
  • Abril 2014
    Abril 2014 - Nº 46
  • Febrero 2014
    Febrero 2014 - Nº 45
  • Diciembre 2013
    Diciembre 2013 - Nº 44
  • Octubre 2013
    Octubre 2013 - Nº 43
  • Agosto 2013
    Agosto 2013 - Nº 42
  • Junio 2013
    Junio 2013 - Nº 41
  • Abril 2013
    Abril 2013 - Nº 40
  • Noviembre 2012
    Noviembre 2012 - Nº 39
  • Junio 2012
    Junio 2012 - Nº 38
  • Noviembre 2011
    Noviembre 2011 - Nº 37
  • Julio 2011
    Julio 2011 - Nº 36
  • Junio 2011
    Junio 2011 - Nº 35
  • Mayo 2011
    Mayo 2011 - Nº 34
  • Abril 2011
    Abril 2011 - Nº 33
  • Enero 2011
    Enero 2011 - Nº 32
  • Diciembre 2010
    Diciembre 2010 - Nº 31
  • Noviembre 2010
    Noviembre 2010 - Nº 30
  • Octubre 2010
    Octubre 2010 - Nº 29
  • Septiembre 2010
    Septiembre 2010 - Nº 28
  • Agosto 2010
    Agosto 2010 - Nº 27
  • Julio 2010
    Julio 2010 - Nº 26
  • Junio 2010
    Junio 2010 - Nº 25
  • Mayo 2010
    Mayo 2010 - Nº 24
  • Abril 2010
    Abril 2010 - Nº 23
  • Marzo 2010
    Marzo 2010 - Nº 22
  • Febrero 2010
    Febrero 2010 - Nº 21
  • Enero 2010
    Enero 2010 - Nº 20
  • Diciembre 2009
    Diciembre 2009 - Nº 19
  • Noviembre 2009
    Noviembre 2009 - Nº 18
  • Octubre 2009
    Octubre 2009 - Nº 17
  • Septiembre 2009
    Septiembre 2009 - Nº 16
  • Agosto 2009
    Agosto 2009 - Nº 15
  • Julio 2009
    Julio 2009 - Nº 14
  • Junio 2009
    Junio 2009 - Nº 13
  • Mayo 2009
    Mayo 2009 - Nº 12
  • Abril 2009
    Abril 2009 - Nº 11
  • Marzo 2009
    Marzo 2009 - Nº 10
  • Febrero 2009
    Febrero 2009 - Nº 9
  • Enero 2009
    Enero 2009 - Nº 8
  • Diciembre 2008
    Diciembre 2008 - Nº 7
  • Noviembre 2008
    Noviembre 2008 - Nº 6
  • Octubre 2008
    Octubre 2008 - Nº 5
  • Septiembre 2008
    Septiembre 2008 - Nº 4
  • Agosto 2008
    Agosto 2008 - Nº 3
  • Julio 2008
    Julio 2008 - Nº 2
  • Junio 2008
    Junio 2008 - Nº 1

Números Publicados de Noticias de Montaña - Revista Digital de Montaña

  • Abril 2022
    Abril 2022 - Nº 137
  • Marzo 2022
    Marzo 2022 - Nº 136
  • Especial NOA 2022
    Especial NOA - Nº 135
  • Febrero 2022
    Febrero 2022 - Nº 134
  • Enero 2022
    Enero 2022 - Nº 133
  • Diciembre 2021
    Diciembre 2021 - Nº 132
  • Noviembre 2021
    Noviembre 2021 - Nº 131
  • Octubre 2021
    Octubre 2021 - Nº 130
  • Septiembre 2021
    Septiembre 2021 - Nº 129
  • Agosto 2021
    Agosto 2021 - Nº 128
  • Julio 2021
    Julio 2021 - Nº 127
  • Junio 2021
    Junio 2021 - Nº 126
  • Mayo 2021
    Mayo 2021 - Nº 125
  • Abril 2021
    Abril 2021 - Nº 124
  • Marzo 2021
    Marzo 2021 - Nº 123
  • Febrero 2021
    Febrero 2021 - Nº 122
  • Enero 2021
    Enero 2021 - Nº 121
  • Diciembre 2020
    Diciembre 2020 - Nº 120
  • Noviembre 2020
    Noviembre 2020 - Nº 119
  • Octubre 2020
    Octubre 2020 - Nº 118
  • Septiembre 2020
    Septiembre 2020 - Nº 117
  • Agosto 2020
    Agosto 2020 - Nº 116
  • Julio 2020
    Julio 2020 - Nº 115
  • Junio 2020
    Junio 2020 - Nº 114
  • Mayo 2020
    Mayo 2020 - Nº 113
  • Abril 2020
    Abril 2020 - Nº 112
  • Marzo 2020
    Marzo 2020 - Nº 111
  • Febrero 2020
    Febrero 2020 - Nº 110
  • Enero 2020
    Enero 2020 - Nº 109
  • Diciembre 2019
    Diciembre 2019 - Nº 108
  • Noviembre 2019
    Noviembre 2019 - Nº 107
  • Octubre 2019
    Octubre 2019 - Nº 106
  • Septiembre 2019
    Septiembre 2019 - Nº 105
  • Agosto 2019
    Agosto 2019 - Nº 104
  • Julio 2019
    Julio 2019 - Nº 103
  • Junio 2019
    Junio 2019 - Nº 102
  • Mayo 2019
    Mayo 2019 - Nº 101
  • Abril 2019
    Abril 2019 - Nº 100
  • Marzo 2019
    Marzo 2019 - Nº 99
  • Febrero 2019
    Febrero 2019 - Nº 98
  • Enero 2019
    Enero 2019 - Nº 97
  • Diciembre 2018
    Diciembre 2018 - Nº 96
  • Noviembre 2018
    Noviembre 2018 - Nº 95
  • Octubre 2018
    Octubre 2018 - Nº 94
  • Septiembre 2018
    Septiembre 2018 - Nº 93
  • Agosto 2018
    Agosto 2018 - Nº 92
  • Julio 2018
    Julio 2018 - Nº 91
  • Junio 2018
    Junio 2018 - Nº 90
  • Mayo 2018
    Mayo 2018 - Nº 89
  • Abril 2018
    Abril 2018 - Nº 88
  • Marzo 2018
    Marzo 2018 - Nº 87
  • Febrero 2018
    Febrero 2018 - Nº 86
  • Enero 2018
    Enero 2018 - Nº 85
  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017 - Nº 84
  • Noviembre 2017
    Noviembre 2017 - Nº 83
  • Octubre 2017
    Octubre 2017 - Nº 82
  • Septiembre 2017
    Septiembre 2017 - Nº 81
  • Agosto 2017
    Agosto 2017 - Nº 80
  • Julio 2017
    Julio 2017 - Nº 79
  • Junio 2017
    Junio 2017 - Nº 78
  • Mayo 2017
    Mayo 2017 - Nº 77
  • Abril 2017
    Abril 2017 - Nº 76
  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 75
  • Febrero 2017
    Febrero 2017 - Nº 74
  • Enero 2017
    Enero 2017 - Nº 73
  • Diciembre 2016
    Diciembre 2016 - Nº 72
  • Noviembre 2016
    Noviembre 2016 - Nº 71
  • Octubre 2016
    Octubre 2016 - Nº 70
  • Septiembre 2016
    Septiembre 2016 - Nº 69
  • Agosto 2016
    Agosto 2016 - Nº 68
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 67
  • Junio 2016
    Junio 2016 - Nº 66
  • Mayo 2016
    Mayo 2016 - Nº 65
  • Abril 2016
    Abril 2016 - Nº 64
  • Marzo 2016
    Marzo 2016 - Nº 63
  • Febrero 2016
    Febrero 2016 - Nº 62
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 61
  • Diciembre 2015
    Diciembre 2015 - Nº 60
  • Noviembre 2015
    Noviembre 2015 - Nº 59
  • Octubre 2015
    Octubre 2015 - Nº 58
  • Septiembre 2015
    Septiembre 2015 - Nº 57
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 56
  • Julio 2015
    Julio 2015 - Nº 55
  • Junio 2015
    Junio 2015 - Nº 54
  • Mayo 2015
    Mayo 2015 - Nº 53
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 52
  • Marzo 2015
    Marzo 2015 - Nº 51
  • Febrero 2015
    Febrero 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Diciembre 2014
    Diciembre 2014 - Nº 48
  • Noviembre 2014
    Noviembre 2014 - Nº 47
  • Octubre 2014
    Octubre 2014 - Nº 46
  • Septiembre 2014
    Septiembre 2014 - Nº 45
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 44
  • Julio 2014
    Julio 2014 - Nº 43
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 42
  • Mayo 2014
    Mayo 2014 - Nº 41

Noticias y Novedades de Montaña del CCAM


Es nuestra misión dar a conocer la Cultura de Montaña Argentina y por lo tanto es prioritario que si es utilizado nuestro material visual, acuerden con la institución su uso.
Si están interesados en el material fotográfico del CCAM, le sugerimos que se contacten a: info@culturademontania.org.ar

Todo el material fotográfico del CCAM es restaurado y publicado en alta resolución.

 


  • Equipo CCAM

PERIODICO DIGITAL MENSUAL MAYO

  • Periódico Digital
  • ULTIMA REVISTA DIGITAL DE MONTAÑA

  • Revista Digital
  • 

    Suscribite a Noticias de Montaña


    • Taller de Primeros Auxilios
    • Red Cultural de Montaña
    • Seccion Relatos de Viajes y Expediciones
    • Seccion Historia del Montañismo
    • Museo de Historia del Montañismo
    • Seccion Esquí de Montaña
    • Seccion Biografía y Personajes
    • Seccion Guías de Montañas Argentinas
    • Sección Arqueología & Antropología
    • Seccion Espeleología
    • Sección Libros de Montaña
    • Banner Material Fotográfico
    • Publicidades de Montaña
    • Enlaces de Montaña
    Acompáñanos en esta gran aventura - Sé parte del equipo de CCAM - ÚNETE AHORA