Cerrar
Octubre 2021 – Noticias y Novedades
El espinillo, este especial arbusto que posee amplias propiedades curativas y medicinales

Los invitamos a que conozcan las características y propiedades del Espinillo, este árbol o arbusto que llega a crecer hasta seis metros de altura, se extiende en la zonas del centro y norte en Argentina y también en Chile y Bolivia, el cual posee numerosas propiedades curativas

Por Claudia Iturralde

Edición de Fotos: Centro Cultural Argentino de Montaña, Raúl Torres

 

El propósito de los artículos dedicados a las plantas medicinales que se encuentran en la zona montañosa es el de aportar información para su conocimiento y utilización, vinculadolo a nuestro compromiso con el medio ambiente, su gente y su cultura.


Nombre:
Espinillo

Nombre científico: Acacia caven

Familia: Fabaceae

Sinónimos:aromo, espino o churqui. Caven: epíteto que deriva del nombre del árbol en mapuche, aromito, espinillo negro, churco, espino, espinillo de bañado, kafén (Mapuche), huaranga, huatango, pashaco(quechua).

Su nombre proviene de Akakia, del griego akantha: espina y caven del mapuche cahuen.

Arbol de Espinillo. Foto: www.lanacion.com.ar


Ubicación:

Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay, Uruguay y el sur de Brasil.

Córdoba, Jujuy, Salta, Tucumán, La Rioja, Catamarca, San Luis, San Juan, Santiago del Estero, Chaco, Formosa, Corrientes y Entre Ríos.

En la provincia de Buenos Aires se puede ver en el delta y zonas que han estado anegadas.

Habita zonas de clima mediterráneo y estepa cálida, aunque hay excepciones, porque también se la puede ver en el Chaco árido. Es capaz de soportar períodos prolongados de sequía.

Dado su amplio rango de hábitat, algunos autores consideran que existen muchas subespecies y variedades.

Es muy común en la provincia argentina de Entre Ríos, donde crece en zonas generalmente degradadas, y desaparece cuando las especies más propias de esa zona vuelven a estar.

Además, forma espinillares en las tierras de lomadas (que tienen alto drenaje).

En la Provincia de Córdoba, representa una de las especies nativas más comunes en el monte de las serranías y en el espinal, principalmente debido al incremento de los incendios y desmontes, que aumentan su presencia, debido a que es una especie precursora.

En zonas serranas se ve acompañado de Palo amarillo (Aloysia gratíssima), moradillo (Schinus fasciculatus) y otras especies espinosas.

Espinillo y sus espinas

Espinillo en la montaña. Foto: es.wikipedia.org

Espinillo en flor


Partes útiles

Corteza, flores, semillas y hojas.

Componentes Activos: Composición química:

Sus flores poseen aceite esencial (casi 10 %) de constitución compleja que le da ese aroma tan especial.
Algunos de sus componentes son: canfeno, pineno, limoneno, eugenol, etc.
Las hojas contienen escualeno, estigmasterol, sitosterol, etc.

Descripción: Es un árbol o arbusto de hoja caduca, muy espinoso, con espinas de hasta 2 cm de largo, de color blanco.

Con abundantes ramas, y de follaje semi-persistente el cual llega a perder totalmente en invierno.

Tiene una forma extendida, crece de 5-6 m de altura y brota en primavera.
Se lo puede encontrar aislado o formando comunidades denominadas 'espinillares'.

Espinillo entre sierras. Foto: www.flickr.com

Arbol de Espinillo en flor


De copa redondeada y amplia.

Corteza surcada de color castaño oscura con profundas grietas oblicuas.

Ramas muy tortuosas y oscuras con características espinas gris claro dispuestas de a pares en los nudos de hasta 5 cm (centímetros) de largo.

Hojas bipinnaticompuestas, caducas, alternas o fasciculadas, amargas y mucilaginosas. En otoño-invierno se cae al menos parte del follaje, que brotará luego de florecer.

Flores amarillo anaranjadas muy pequeñas y perfumadas dispuestas en inflorescencias esféricas compactas con un pedúnculo corto de entre 4 y 18 mm., florece en primavera antes de la foliación.

Su floración de setiembre a noviembre, explota en amarillo luminoso.

Cuando da lugar al fruto de diciembre a febrero aparece una vaina o legumbre oscura, amarronada que vira a negruzca con semillas que parecen porotos de color café.

El fruto es una vaina o chaucha leñosa castaño oscura, gruesa y cilíndrica que vira a negruzca de entre 4 y 10 cm de largo con el extremo punzante y con numerosas semillas. Cuando da lugar al fruto de diciembre a febrero.

Tronco y ramas de espinillo. Foto: arboles-con-alma.blogspot.com

Tronco de espinillo


Las semillas son verdosas, duras, de aproximadamente 6 mm de diámetro, cuando maduran parecen porotos de color café.

Durante años, se le consideró a este espino una planta invasora; sin embargo, estudios realizados en 2017, en el Instituto de Ecología y Biodiversidad de la Universidad de Chile, comprobaron lo contrario, al notar que, al crecer en áreas boscosas, lo hace alrededor de huecos espaciosos, y es menos competitiva; además, creaba un clima protegido para especies de menor tamaño, y suele nacer en espacios abiertos, sobre todo, en aquellos que, anteriormente, han sido afectados por un incendio forestal.

Es la especie pionera de la mayoría de los ecosistemas degradados, porque puede establecerse y crecer en lugares modificados por el fuego y el pastoreo. A medida que se desarrolla va sujetando el suelo y brindando un ambiente más húmedo y sombrío para que otras especies leñosas como el Molle y el Coco puedan establecerse y formar con los años un bosque.

Necesita mucho sol, pero no requiere de riego ni de buenos suelos. La sombra que proyecta es rala, lo que permite el establecimiento bajo su cobertura de gramíneas, herbáceas y otros arbustos.

Espinas de espinillo

Espinillo en primavera. Foto: www.entrejardines.uy


Suelo:
Tolera suelos arcillosos. Necesita suelo bien drenado. Es resistente a suelos calcáreos.

Riego: Durante el primer año de vida, se aconseja regar regularmente. Sin embargo, hay que evitar los riegos demasiado regulares en invierno.

Abono: Iniciada la primavera se puede suministrar un poco de fertilizante líquido.

Poda: Es necesario proceder a una poda anual después de la floración, ya que esto permitirá que la planta permanezca tupida.

Plagas: Arañas rojas, diversos tipos de cochinillas.

Reproducción: Puede reproducirse por semilla, a principios de la primavera, en cualquier tipo de suelo.
Florece a finales de invierno-principios de primavera hasta mediados de verano.
Da frutos en el verano hasta la llegada del invierno.

Espinillo y su semilla madura. Foto: es.wikipedia.org

Espinillo retorcido. Foto: cypatha.wordpress.com


Usos

En Infusiones, decocciones, aceite, esencia.

Infusión:

La infusión consiste en verter agua caliente o cualquier otro líquido sobre una materia orgánica y dejar la mezcla por unos minutos a fin de que el líquido se cargue o se sature de los principios activos de la hierba usada. Por lo general se usa en flores, hojas y hierbas blandas para hacer un té.

Cocimiento o Tisana:

Cocimiento o Tisana es dejar las hierbas en el fuego después que ha hervido, por espacio de 15 a 20 minutos más. Esto satura el agua de los principios activos y generalmente se utilizan cortezas, semillas o tallos duros, en esta preparación salvo que se indique lo contrario para las partes blandas de la hierba, como hojas o flores que se usa la infusión.

La maceración:

Para obtener una maceración hay que poner las hierbas en agua fresca y dejarlas en ella por un espacio de tiempo suficiente, esto es hasta que el agua toma un sabor pronunciado de la planta, normalmente va de 24 a 48 horas que es el tiempo necesario para una maceración, aunque en algunas hierbas puede ser menos.

Espinillo retorcido

Espinillo y sus frutos


Propiedades medicinales

El espinillo tiene numerosas propiedades medicinales y usos poco conocidos y explotados.
Sus semillas y hojas son utilizadas como astringentes, antiasmáticas y para combatir la tos y las afecciones catarrales.

El té de su corteza es cicatrizante y es utilizado en gotas contra la otitis, infección de oído.

La infusión se puede utilizar para hacer gárgaras y calmar afonías, tos, irritación de garganta, asma.(Infusión al 25 x1000) 25 gramos x 1 litro de agua . Dos o tres tazas diarias.

Cicatrizante (infusión de hojas 25x1000)
Antiestornudo (semillas infusión 25x 1000)
Digestivo, depurativo, antirreumático, sedante, afecciones nerviosas
(infusión hojas al 25x1000).
Gota(infusión hojas al 25x1000).

Cuadros febriles (infusión hojas al 25x1000).
Expectorante (como fomento usando la corteza y en uso interno)
(cocción corteza)

En la provincia de Salta se usan las flores en (infusión al 25x1000) para obtener una acción digestiva, cuando hay gases en estómago e intestino, y como expectorante.

El cocimiento de su raíz como purgante, emético (induce vómitos) y digestivo.

En la Provincia de Chaco para tratar cuadros de diarrea y tos convulsa.

Uso externo Para heridas se ha usado la ceniza que se obtiene de la corteza de espinillo, espolvoreando la lesión luego de haber sido lavada la herida.

Espinillo y su semilla verde. Foto: es.dreamstime.com

Espinillo árbol nativo en Córdoba


Gargarismos;
un cocimiento o infusión de corteza para dolor e inflamación de garganta.

También aplicado como fomento o cataplasma calentita sobre el pecho en afecciones bronquiales.
Al mismo tiempo se hacen fricciones en la zona del cuello, con aceite de oliva calentado.

Gotas para oídos: Se prepara un aceite macerando corteza y flores para instilar en oídos cuando existe dolor.

Con la ceniza de la madera se elaboran jabones.
Es melífera, su fragancia atrae a los polinizadores.
Se usa en procesos de curtiembre por sus taninos.

Sus flores de aroma particular son muy preciadas en perfumería. Tradicionalmente se colocan los pétalos para aromatizar la ropa.

Sus frutos sirven para elaborar un tradicional plato guaraní iguopere kaguiyi: se muele, se le agrega un poco de agua y una vez machacado se cuela dando un líquido pesado cual una miel espesa. Se mezcla con granos de maíz y se lleva a hervir, dando lugar a un plato nutritivo.

Sus raíces, corteza y frutos se usan para teñir de tono grisáceo oscuro, prendas, lanas, hilos, etc., añadiendo sulfato ferroso a la mezcla.

El espinillo es bueno para lavar llagas, quemaduras y heridas, por sus propiedades astringentes y cicatrizantes.

En Chile, es usada sus flores y frutos como alimento para ovejas destinadas a la producción de lana, mientras que, en Bolivia, es usada sus flores y frutos para alimentación del ganado caprino. Se estima que mejora la calidad de la lana producida.

Para los amantes de la fauna silvestre, es útil saber que las hojas sirven de alimento para las orugas de la mariposa danzarina, y sus flores atraen a gran variedad de otras especies, también atrae colibríes y abejas.

Es muy apreciado como planta ornamental, y sus espinas la convierten en un arbusto muy utilizado para la creación de cercos defensivos en zonas rurales.
Su madera es usada para leña y fabricación de carbón.

Efectos Secundarios: no contiene.

Espinillo

Espinillo


Canciones

Un poema del oriental Romildo Risso que solía recitar y cantar Atahualpa Yupanqui, titulado El Aromo, hace referencia a la garra del espinillo para sostenerse en la adversidad. Como no tiene alegrías, hace flores de sus penas, dice el poeta.

El aromo

Hay un aromo nacido
En la grieta de una piedra
Parece que la rompió
Pa’ salir de adentro de ella

Está en un alto pela’o
No tiene ni un yuyo cerca
Viéndolo solo y florido
Tuito el monte lo envidea

Lo miran a la distancia
Árboles y enredaderas
Diciéndose con rencor
Pa uno solo, cuánta tierra

En oro le ofrece al sol
Pagar la luz que le presta
Y como tiene de más
Puña’os por el suelo siembra

Salud, plata y alegría
Tuito al aromo, la suebra
Asegún ven los demás
Dende el lugar que lo observan

Pero hay que d’ir y fijarse
Como lo estruja la piedra
Fijarse que es un martirio
La vida que le envidean

Espinillo


En ese rajón, el árbol
Nació por su mala estrella
Y en vez de morirse triste
Se hace flores de sus penas

Como no tiene reparo
Todos los vientos le pegan
Las heladas lo castigan
L’agua pasa y no se queda

Ansina vive el aromo
Sin que ninguno lo sepa
Con su poquito de orgullo
Porque es justo que lo tenga

Pero con l’alma tan linda
Que no le brota una queja
Que en vez de morirse triste
Se hace flores de sus penas

¡Eso habrían de envidiarle
Los otros, si lo supieran!

Juan L. Ortiz les habla a los espinillos: “sois el alma misma de mi tierra humilde y sumida en silencio”, les dice.
Hay referencias al espinillo en Aníbal Sampayo, y lo mismo en compositores jóvenes como Melisa Budini.

Espinillo

Espinillo


Leyenda o cuento

Eireté era una joven india casada con Cuimbá, con quien vivió un corto tiempo de felicidad, pues su esposo perdió la vida en luchas tribales y ella quedó con un hijo de pocos meses.

Una tarde, salió a pasear con su bebé y se alejó demasiado, cuando, de pronto, escuchó el rugido de un yaguareté.
A pesar del terror, tomó a su hijo en brazos y se internó en la vegetación intrincada y espesa.

Fue allí que Dios intervino, guiándola hacia un tupido monte de aromitos cuyas ramas se abrieron a su paso, para luego cerrarse profusamente, oponiendo tallos leñosos y hojas con espinas al camino de la fiera.

La ayuda de Dios continuó, pues ordenó al sol que ante la inminencia de la noche fría, dejara su calor en el follaje que la albergaba.

Así Eireté pudo pasar la noche con su hijo, llegando sanos y salvos a la tribu el día siguiente.

Desde entonces, en primavera, los rayos del sol duermen sobre los aromitos, quedando después en flores de color dorado.

Miel de Espinillo


Acacia caven o Espinillo

Acacia caven, característica de los bosques sanvicentanos


Notas Relacionadas

  • Sombra Tumb

    La Queñoa, el árbol sagrado con propiedades curativas

  • Sombra Tumb

    Conozcamos las propiedades medicinales del Llanten y el Amancay

  • Sombra Tumb

    Los invitamos a conocer las propiedades curativas
    de la planta de la coca

  • Sombra Tumb

    Dos plantas medicinales y autóctonas de la Puna,
    La Yareta y la Pupusa

  • Sombra Tumb

    Dos plantas curativas de Mendoza, Diente de León y Pulmonaria

  • Sombra Tumb

    La Manzanilla y el Canelo dos plantas con propiedades medicinales y curativas


Números Publicados de la Revista Digital de Montaña

  • Diciembre 2019
    Diciembre 2019 - Nº 57
  • Abril 2018
    Abril 2018 - Nº 56
  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017 - Nº 55
  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 54
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 53
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 52
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 51
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 48
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 47
  • Abril 2014
    Abril 2014 - Nº 46
  • Febrero 2014
    Febrero 2014 - Nº 45
  • Diciembre 2013
    Diciembre 2013 - Nº 44
  • Octubre 2013
    Octubre 2013 - Nº 43
  • Agosto 2013
    Agosto 2013 - Nº 42
  • Junio 2013
    Junio 2013 - Nº 41
  • Abril 2013
    Abril 2013 - Nº 40
  • Noviembre 2012
    Noviembre 2012 - Nº 39
  • Junio 2012
    Junio 2012 - Nº 38
  • Noviembre 2011
    Noviembre 2011 - Nº 37
  • Julio 2011
    Julio 2011 - Nº 36
  • Junio 2011
    Junio 2011 - Nº 35
  • Mayo 2011
    Mayo 2011 - Nº 34
  • Abril 2011
    Abril 2011 - Nº 33
  • Enero 2011
    Enero 2011 - Nº 32
  • Diciembre 2010
    Diciembre 2010 - Nº 31
  • Noviembre 2010
    Noviembre 2010 - Nº 30
  • Octubre 2010
    Octubre 2010 - Nº 29
  • Septiembre 2010
    Septiembre 2010 - Nº 28
  • Agosto 2010
    Agosto 2010 - Nº 27
  • Julio 2010
    Julio 2010 - Nº 26
  • Junio 2010
    Junio 2010 - Nº 25
  • Mayo 2010
    Mayo 2010 - Nº 24
  • Abril 2010
    Abril 2010 - Nº 23
  • Marzo 2010
    Marzo 2010 - Nº 22
  • Febrero 2010
    Febrero 2010 - Nº 21
  • Enero 2010
    Enero 2010 - Nº 20
  • Diciembre 2009
    Diciembre 2009 - Nº 19
  • Noviembre 2009
    Noviembre 2009 - Nº 18
  • Octubre 2009
    Octubre 2009 - Nº 17
  • Septiembre 2009
    Septiembre 2009 - Nº 16
  • Agosto 2009
    Agosto 2009 - Nº 15
  • Julio 2009
    Julio 2009 - Nº 14
  • Junio 2009
    Junio 2009 - Nº 13
  • Mayo 2009
    Mayo 2009 - Nº 12
  • Abril 2009
    Abril 2009 - Nº 11
  • Marzo 2009
    Marzo 2009 - Nº 10
  • Febrero 2009
    Febrero 2009 - Nº 9
  • Enero 2009
    Enero 2009 - Nº 8
  • Diciembre 2008
    Diciembre 2008 - Nº 7
  • Noviembre 2008
    Noviembre 2008 - Nº 6
  • Octubre 2008
    Octubre 2008 - Nº 5
  • Septiembre 2008
    Septiembre 2008 - Nº 4
  • Agosto 2008
    Agosto 2008 - Nº 3
  • Julio 2008
    Julio 2008 - Nº 2
  • Junio 2008
    Junio 2008 - Nº 1

Números Publicados de Noticias de Montaña - Periodico Digital Mensual

  • Noviembre 2021
    Noviembre 2021 - Nº 131
  • Octubre 2021
    Octubre 2021 - Nº 130
  • Septiembre 2021
    Septiembre 2021 - Nº 129
  • Agosto 2021
    Agosto 2021 - Nº 128
  • Julio 2021
    Julio 2021 - Nº 127
  • Junio 2021
    Junio 2021 - Nº 126
  • Mayo 2021
    Mayo 2021 - Nº 125
  • Abril 2021
    Abril 2021 - Nº 124
  • Marzo 2021
    Marzo 2021 - Nº 123
  • Febrero 2021
    Febrero 2021 - Nº 122
  • Enero 2021
    Enero 2021 - Nº 121
  • Diciembre 2020
    Diciembre 2020 - Nº 120
  • Noviembre 2020
    Noviembre 2020 - Nº 119
  • Octubre 2020
    Octubre 2020 - Nº 118
  • Septiembre 2020
    Septiembre 2020 - Nº 117
  • Agosto 2020
    Agosto 2020 - Nº 116
  • Julio 2020
    Julio 2020 - Nº 115
  • Junio 2020
    Junio 2020 - Nº 114
  • Mayo 2020
    Mayo 2020 - Nº 113
  • Abril 2020
    Abril 2020 - Nº 112
  • Marzo 2020
    Marzo 2020 - Nº 111
  • Febrero 2020
    Febrero 2020 - Nº 110
  • Enero 2020
    Enero 2020 - Nº 109
  • Diciembre 2019
    Diciembre 2019 - Nº 108
  • Noviembre 2019
    Noviembre 2019 - Nº 107
  • Octubre 2019
    Octubre 2019 - Nº 106
  • Septiembre 2019
    Septiembre 2019 - Nº 105
  • Agosto 2019
    Agosto 2019 - Nº 104
  • Julio 2019
    Julio 2019 - Nº 103
  • Junio 2019
    Junio 2019 - Nº 102
  • Mayo 2019
    Mayo 2019 - Nº 101
  • Abril 2019
    Abril 2019 - Nº 100
  • Marzo 2019
    Marzo 2019 - Nº 99
  • Febrero 2019
    Febrero 2019 - Nº 98
  • Enero 2019
    Enero 2019 - Nº 97
  • Diciembre 2018
    Diciembre 2018 - Nº 96
  • Noviembre 2018
    Noviembre 2018 - Nº 95
  • Octubre 2018
    Octubre 2018 - Nº 94
  • Septiembre 2018
    Septiembre 2018 - Nº 93
  • Agosto 2018
    Agosto 2018 - Nº 92
  • Julio 2018
    Julio 2018 - Nº 91
  • Junio 2018
    Junio 2018 - Nº 90
  • Mayo 2018
    Mayo 2018 - Nº 89
  • Abril 2018
    Abril 2018 - Nº 88
  • Marzo 2018
    Marzo 2018 - Nº 87
  • Febrero 2018
    Febrero 2018 - Nº 86
  • Enero 2018
    Enero 2018 - Nº 85
  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017 - Nº 84
  • Noviembre 2017
    Noviembre 2017 - Nº 83
  • Octubre 2017
    Octubre 2017 - Nº 82
  • Septiembre 2017
    Septiembre 2017 - Nº 81
  • Agosto 2017
    Agosto 2017 - Nº 80
  • Julio 2017
    Julio 2017 - Nº 79
  • Junio 2017
    Junio 2017 - Nº 78
  • Mayo 2017
    Mayo 2017 - Nº 77
  • Abril 2017
    Abril 2017 - Nº 76
  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 75
  • Febrero 2017
    Febrero 2017 - Nº 74
  • Enero 2017
    Enero 2017 - Nº 73
  • Diciembre 2016
    Diciembre 2016 - Nº 72
  • Noviembre 2016
    Noviembre 2016 - Nº 71
  • Octubre 2016
    Octubre 2016 - Nº 70
  • Septiembre 2016
    Septiembre 2016 - Nº 69
  • Agosto 2016
    Agosto 2016 - Nº 68
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 67
  • Junio 2016
    Junio 2016 - Nº 66
  • Mayo 2016
    Mayo 2016 - Nº 65
  • Abril 2016
    Abril 2016 - Nº 64
  • Marzo 2016
    Marzo 2016 - Nº 63
  • Febrero 2016
    Febrero 2016 - Nº 62
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 61
  • Diciembre 2015
    Diciembre 2015 - Nº 60
  • Noviembre 2015
    Noviembre 2015 - Nº 59
  • Octubre 2015
    Octubre 2015 - Nº 58
  • Septiembre 2015
    Septiembre 2015 - Nº 57
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 56
  • Julio 2015
    Julio 2015 - Nº 55
  • Junio 2015
    Junio 2015 - Nº 54
  • Mayo 2015
    Mayo 2015 - Nº 53
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 52
  • Marzo 2015
    Marzo 2015 - Nº 51
  • Febrero 2015
    Febrero 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Diciembre 2014
    Diciembre 2014 - Nº 48
  • Noviembre 2014
    Noviembre 2014 - Nº 47
  • Octubre 2014
    Octubre 2014 - Nº 46
  • Septiembre 2014
    Septiembre 2014 - Nº 45
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 44
  • Julio 2014
    Julio 2014 - Nº 43
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 42
  • Mayo 2014
    Mayo 2014 - Nº 41

Noticias y Novedades de Montaña del CCAM


Es nuestra misión dar a conocer la Cultura de Montaña Argentina y por lo tanto es prioritario que si es utilizado nuestro material visual, acuerden con la institución su uso.
Si están interesados en el material fotográfico del CCAM, le sugerimos que se contacten a: info@culturademontania.org.ar

Todo el material fotográfico del CCAM es restaurado y publicado en alta resolución.


  • Equipo CCAM

PERIODICO DIGITAL MENSUAL MAYO

  • Periódico Digital
  • ULTIMA REVISTA DIGITAL DE MONTAÑA

  • Revista Digital
  • Notas Relacionadas

    • Sombra Tumb

      La Queñoa, el árbol sagrado con propiedades curativas

    • Sombra Tumb

      Conozcamos las propiedades medicinales del Llanten y el Amancay

    • Sombra Tumb

      Los invitamos a conocer las propiedades curativas de la planta de la coca

    • Sombra Tumb

      Dos plantas medicinales y autóctonas de la Puna, La Yareta y la Pupusa

    • Sombra Tumb

      Dos plantas curativas de Mendoza, Diente de León y Pulmonaria

    • Sombra Tumb

      La Manzanilla y el Canelo dos plantas con propiedades medicinales y curativas

    

    Suscribite a Noticias de Montaña


    • Taller de Primeros Auxilios
    • Red Cultural de Montaña
    • Seccion Relatos de Viajes y Expediciones
    • Seccion Historia del Montañismo
    • Museo de Historia del Montañismo
    • Seccion Esquí de Montaña
    • Seccion Biografía y Personajes
    • Seccion Guías de Montañas Argentinas
    • Sección Arqueología & Antropología
    • Seccion Espeleología
    • Sección Libros de Montaña
    • Banner Material Fotográfico
    • Publicidades de Montaña
    • Enlaces de Montaña