Cerrar
Noviembre 2021 – Noticias y Novedades
Ascenso en solitario al Nevado del Plomo, un gigante olvidado de 6.070 metros

Es un cerro difícil de acceder y de ascender, pues implica marchar durante tres días hasta llegar a su base, haciendo 22 km por morrenas y, para llegar a la cumbre se debe transitar por un desnivel de 3.500 metros . Este macizo esta en el limite entre la Provincia de Mendoza, en Argentina y la Región Metropolitana, de Chile

Por Ovalle Vásquez, Pablo

Fotos: Ovalle Vásquez, Pablo


Esta travesía si bien partió un 27 de febrero de 2021, venía dando vuelta en mi mente desde hacía tiempo. Traté de buscar relatos de otras expediciones anteriores o videos que me dieran un poco de información. De este cerro había muy poco. Como alguien lo tituló alguna vez: “este es uno de los gigantes olvidados”. Este gigante se alza con 6070 msnm, limita con la provincia de Mendoza en Argentina y en Chile, se ubica en la Región Metropolitana.

Cumbre del majestuoso, imponente y olvidado nevado del Plomo, que se alza con sus formidables 6.070 m y que lamentablemente dada su larga aproximación lo hacen poco ascendido y por ende casi desconocido,
pasando casi inadvertido para muchos andinistas


Lamentablemente, este Coloso se encuentra en un parque que actualmente tiene muy restringido su acceso, se podría decir “prohibido”. Por lo tanto, para entrar se debe usar caminos alternativos. Desde este tipo de caminos, estoy escribiendo la historia de cómo fue la ruta a uno de los gigantes olvidados de los Andes Centrales, el desconocido Nevado del Plomo (confundido con el Cerro Plomo, ubicado en la República de Chile), que se alza por sobre los 6 km. y se encuentra protegido por ríos y glaciares que lo hacen bastante inexpugnable para quien quiera ascenderlo. Por todo ello, es un verdadero desafío que pone a prueba el poder de la mente y del cuerpo.

Ubicación del Nevado del Plomo, Provincia de Mendoza, Argentina

Ruta seguida hasta el Nevado del Plomo, Mendoza

Día 1, Rumbo hacia el paso del Cepo, el que se puede apreciar al fondo en el centro de la fotografía


DÍA 1 (27 de febrero). La ascensión

Partí un día 27 de febrero a las 6 am rumbo a Valle Nevado (centro de skí) donde dejé mi vehículo, en un sector conocido como Tres Puntas. Aquí me puse la mochila y comencé a caminar, debo decir que los 33 kg. de peso se sintieron bastante. Desde Tres Puntas, me dirigí hacia el sector conocido como Piedra Numerada (3000 msnm). Es un lugar donde muchos hacen aclimatización para el Cerro el Plomo que no hay que confundir con el Nevado del Plomo. Son 700 metros de diferencia.

Una vez en Piedra Numerada, tras 1,5 hs., hablé con gente conocida, entre ellos, un arriero y le conté para dónde iba. Me dijo que era un buen desafío y que no recordaba si alguien hubiera hecho esa locura. Le respondí que siempre hay alguien. Me deseó suerte y continué con mi marcha ya hacia una ruta que no había hecho nunca: hacia el Paso del Cepo que se alza con aproximadamente 4200 msnm. Una vez ahí, tomé el teléfono y hablé con mi familia ya que sería el último lugar que tendría con señal, de ahí en adelante solo sería mensajería por Spot.

Día 1, Foto desde el Paso del Cepo hacia Tres Puntas, aquí se puede apreciar al fondo el acopio de agua,
lugar donde se encuentra el estacionamiento

Día 1, Tras 4 hrs desde el paso del cepo se  puede apreciar inmediatamente abajo el sector de Vega Amarilla

Día2, Partiendo de Vega Amarilla, para iniciar la segunda jornada. Al fondo el cerro Tronco

Día 2, Saliendo de Vega Amarilla, puesto ocupado por los arrieros, con quienes tuve el gusto de compartir durante la noche


Tras varias horas bajando desde el Cepo, se llega a un sector llamado por lo arrieros “Vega Amarilla” (2600 msnm), donde me encontré con unos arrieros con quienes compartí un rato durante la noche y parte de la mañana.

Ya con el cuerpo más recuperado de esas casi 12 hs. del día anterior, comencé mi marcha hacia el sector denominado “Las Pircas”, lugar en el cual se debe cruzar el río Olivares. En esta parte, el río se ensancha bastante, lo que lo hace menos profundo. Una vez en Las Pircas, para mi sorpresa, pude cruzar el río sin ningún problema. Era uno de los hitos que debía cumplir según mi planificación y el que me permitiría seguir avanzando. Ya cruzado, seguí mi camino hacia un sector donde, según los registros obtenidos, existían dos lagunas. Ese era el lugar que había decidido ocupar para montar el segundo campamento.

Una vez alcanzado el lugar donde instalaría mi campamento, me encontré con la desagradable sorpresa que ya no existían las lagunas. El río, en una de sus subidas por los deshielos, se llevó las lagunas y hoy en día solo es un brazo más del río cuyo caudal es bastante turbio y lleno de sedimento. Por las condiciones del agua, mi purificador de agua fue de vital importancia. El filtro se saturaba después de un poco más de un litro de agua y debía limpiarlo para seguir purificando, pero cumplió su objetivo.

Día 2, Sector denominado las pircas, posterior a Vega Honda. En este lugar es recomendable cruzar el Rio Olivares, pues es la parte mas ancha del rio. Desde aquí al 2do campamento son 5 hrs aprox dependiendo la carga

Día 2, Sector del 2do campamento denominado dos Lagunas, pues en algún momento existieron 2 lagunas en este sector,
las que por la crecida del rio producto de los deshielos desbordo el cauce en algún momento llevándose con ello las 2 lagunas

Día 2, Vista desde el 2do campamento hacia Loma Rabona. Al costado derecho de ésta se puede apreciar
parte de la ruta de la 3ra jornada, con un desnivel de 1.000 mts


Ya habiéndome reabastecido de agua y con un buen desayuno, comencé a ascender hacia el Campo Tres, llamado “Los Españoles”. Este día no tenía mucha claridad respecto de la ruta que debía tomar. No existían registros claros, pero como dicen por ahí: “todos los caminos llegan a Roma”. Así comencé a trepar por la pared y rápidamente fui ganando altura aunque no distancia.

El camino entre estos dos campamentos no dista mucho, aunque tienen un desnivel de unos 1000 metros. Los 33 kg. que llevaba en la espalda hacían que el avance fuera bastante lento. Tras 10 hs., logré llegar a un sector un poco antes de Los Españoles. Lo encontré bastante protegido, por lo que decidí armar mi campamento en ese lugar, donde dejaría todo mi equipo de acercamiento y saldría al día siguiente un poco más liviano.

Con menos peso, comencé mi cuarto día con bastante buen tiempo. Era un camino sin huella y bastante solitario. Tras unos 7 km. de marcha, comenzó a bajar rápidamente la temperatura y se comenzó a cerrar la montaña. Estaba a poco más de 4 km. de donde supuestamente instalaría mi cuarto campamento. Con bastante frío y un poco de nieve, trataba de seguir caminando cuando divisé a lo lejos una especie de refugio, por lo que tome mi cámara fotográfica y acerqué el foco lo más que pude. Para mi sorpresa, se veía un refugio de construcción bastante nueva, por lo que decidí acercarme y ver si podía quedarme ahí. Tras una media hora, alcancé el refugio. Estaba abierto con bastantes comodidades en su interior. Dado el mal tiempo, resolví quedarme ese día ahí y recuperar energías.

Día 3, Foto en dirección hacia el Gran Salto del Rio Olivares, inmediatamente abajo
se puede apreciar el lugar del 2do campamento

Día 3, Lugar donde decidí montar mi 3er campamento cerca de los españoles, con una vista privilegiada hacia el valle

Día 4, se puede apreciar como se empieza a cerrar la montaña. Al fondo poco visible esta el refugio

Día 4, Refugio que me sirvió para pasar la noche del 4to día


Mi quinto día, debido a que estaba a 3 km. de donde debería haber instalado mi campamento el día anterior, me significó salir unas 3 hs. antes. Lo hice a las 4 am, rumbo al campamento alto ubicado a 5200 msnm. Hacer este trayecto desde el refugio al campo alto, me tomo 13 hs., debido a lo desmembrado de la ruta y al desnivel de unos 1200 m.

En el Campamento Alto, a unos 5200 msnm, lugar en el cual, según algunos relatos, debería haber unas terrazas. No estaban al igual que las lagunas de uno de los campamentos anteriores. Por lo que rápidamente comencé con el piolet a tratar de crear una terraza detrás de una roca, trabajo que me tomó aproximadamente 1 h. Algunos dirán tanto tiempo para emparejar 3mt², pero hay que estar ahí a 5200 picando y emparejando.

Ya instalado, comencé a preparar comida para recuperar energías, arreglar el equipo para el día siguiente y comunicarme con mi esposa a través del SpotX.

Ruta seguida hasta el Nevado del Plomo con los campamentos, Mendoza

Día 5, Saliendo de noche para recuperar lo que me faltaba por alcanzar y poder llegar al campo alto ubicado a 5.200 msnm

Día 5, Rumbo al campo alto

Día 5, Al fondo se puede apreciar el torreón, en cuyo costado derecho se monta el campamento alto ubicado a 5.200 msnm


DÍa de cumbre

La alarma del reloj sonó a las 3 am. Comencé a vestirme mientras se calentaba el agua, luego de un desayuno de campeones (pampita con salame y té), salí de la carpa para hacer un par de fotos nocturnas hacia la Cara Sur del Nevado Juncal. Luego, comencé a subir realizando unos zigzag en dirección hacia unos farellones que cortaban el camino.

Ya en los farellones donde supuestamente habría un paso entre ellos, no lo pude encontrar. Por ello, decidí cortar a lo derecho y luego trepar en una roca de muy mala calidad por la cantidad de nieve polvo que tenía. Eso hacía más difícil el ascenso. Tras haber sorteado este obstáculo, luego de dos agotadoras horas, el camino se hacía poco más llevadero, no digo fácil, ya que a estas alturas y en las condiciones en que se encontraba la montaña, todo es más difícil.

No sabía que después de haber cruzado los farellones aun me quedarían unas 4 hs., las que a cada paso exigían más esfuerzo. Finalmente, luego de haber cruzado una falsa cumbre, logré divisar la principal, la que se había mantenido esquiva todo el camino. Ya habiendo remontado el filo cumbrero, pude alcanzar la altitud máxima de 6070 msnm. Así comencé a disfrutar de la vista y sacar más fotos que “chino en vacaciones”, ya que la vista que se tiene es maravillosa. Pude ver con claridad el Tupungato, el Marmolejo, el Nevado Piuquenes, el Cerro Alto o Nevado San Juan y la imponente pared sur del Aconcagua, también la magnífica pared sur del Nevado Juncal y la inmensidad de los glaciares que circundan esta montaña.

Ya con la hora al límite para comenzar mi descenso y viendo cómo se acercaban sin prisa pero sin pausa nubes desde el Este, comencé mi camino de regreso. Una vez en la parte superior de los farellones, me tocó la tarea de bajarlos. En ocasiones, la bajada es mucho más complicada que la subida y esta era una de esas. Me alcanzaron las nubes que desde la cumbre veía bien distantes. Luego de bastante esfuerzo y resbalones, logré llegar a la base de estos farellones. Me quedaba la última parte hasta la carpa, a la que logré llegar a las 18:00, con bastante cansancio en el cuerpo y con unas nubes que se dejaban caer desde la cumbre.

Día 5, Foto del Campamento alto a 5.200 msnm después de haber hecho una especie de terraza donde instalar la carpa

Día 6 al pie de los farellones, al fondo se puede ver parte del Cerro el Plomo, Altar y Paloma, así como el Glaciar Juncal Sur

Día 6, al borde de los farellones, punto de decisión para poder optar a la cumbre. Una vez sorteado el farellón tras
un par de pasos de escalada de poca complejidad pero que a 5.500 m se sienten algo duro,
tras esto solo quedan unas escasas 3 hrs hasta la cima


Con el cuerpo más descansado y habiendo dormido literalmente en las nubes, con un amanecer espectacular, aproveché para secar un par de cosas mientras desarmaba la carpa y sacaba las últimas fotos desde el Campo Alto. Ya habiendo guardado todo, comenzó la desgastante tarea de bajar, tarea que pensé que me iba a tomar menos tiempo, pero dadas las condiciones climáticas y lo empinado del terreno, me llevó casi 4 hs. llegar a la base. Desde ahí ya era un camino un poco más ameno hasta el refugio, donde logré llegar cerca de las 15:30 hs. Quizás podría haber seguido pero decidí hacer la misma jugada que para la cumbre, quedarme y salir temprano al otro día.

Habiéndome alimentado bastante y habiendo recuperado energías, me acosté muy temprano para poder levantarme a las 3 am para salir una hora más tarde rumbo a Los Españoles. Allí logré llegar a las 08:20 hs. Recogí mi equipo de trekking, me cambié y comencé el descenso hasta la base de Loma Rabona, lugar donde había instalado mi segundo campamento. Considerando que había llegado cerca de las 13:00 hs., decidí avanzar todo lo que pudiera, con la intención de cruzar el río en el sector de las pircas para llegar a Vega Amarilla. Debía estar en Santiago el día domingo dado que mi hija tenía su primer día de clases el lunes. No le podía fallar. Logré llegar a las pircas a las 17:50 hs. Como me quedaba tan poco para llegar a la vega, intenté cruzar el río Olivares, se notaba bastante más crecido que el día que lo crucé de ida. Por ambicioso o por ese sentimiento de triunfo por haber llegado a la cumbre, me tiré a cruzarlo y cuando estaba a punto de traspasar el último ramal, me tumbó la corriente con mochila, cámara y todo lo que llevaba. Afortunadamente la misma corriente me tiró a la orilla, pero a la misma de donde venía. Completamente mojado y con la mochila pesada como si llevara piedras, traté de cruzar por otros brazos pero fue infructuoso. Ya con frío y con el atardecer acercándose, decidí armar mi campamento en las pircas y aprovechar para que se secaran un poco las cosas. La idea era tratar de cruzar al día siguiente durante la mañana, lo más temprano posible.

Ya empezando a amanecer y con todo mojado aún, me vestí más que rápido y miré hacia el río. Se veía bastante menos caudaloso que la tarde del día anterior. Me apresuré y comencé a buscar por dónde cruzar. Pese a que se notaba bastante más bajo, el agua me llegó a la cintura en un momento. No obstante, el destino me permitió cruzar a la otra orilla.

Día 6, Foto panorámica desde la cumbre, se puede apreciar el cerro Nevado Juncal, detrás la imponente
pared sur del Aconcagua y al fondo el Cerro Mercedario

Día 6, Selfie en la cumbre luego de esas 9hrs que tomó llegar a la cima de este Coloso de los Andes Centrales,
el mítico y olvidado Nevado del Plomo que se alza con sus 6.070 msnm

Día 6, bajando los farellones para llegar a la carpa. Aquí se puede apreciar como lentamente
se comenzaba a cerrar el clima nuevamente

Día 6, al fin a lo lejos se lograba divisar la carpa sobre la terraza que hubo que construir


Una vez al otro lado del río Olivares, mi tarea era llegar lo más rápido a Vega Amarilla a 2.300 msnm y comenzar a subir hacia el paso del Cepo, ubicado a 4.100 msnm. A paso rápido, me tomó cerca de 2 hs. llegar a la vega, donde aproveché para hidratarme y llenar las botellas con agua. Una vez repuesto y con los niveles llenos, comencé la ardua tarea de subir. Tras varias horas y tras un descanso al borde de un salto de agua, logré llegar a la cima del paso del Cepo, exactamente a las 19:15 hs. Allí, aproveché para llamar a mi esposa Karina puesto que por la altura el celular algo agarraba de señal.

Luego, comencé a bajar hacia Piedra Numerada lo más rápido que me daba el cuerpo en ese momento. Llegué a las 21 hs. Con bastante cansancio por la extensa jornada y con la noche encima, seguí rumbo a Tres Puntas, donde tenía estacionado mi Jeep. Logré hacerlo cerca de las 22:30 hs. Finalmente, en mi casa estuve cerca de la media noche ya que por suerte vivo bastante cerca de la cordillera. Mi esposa me esperaba despierta aún. Con mucho cansancio y con todos los achaques de esta travesía de 105 km., pude completar mi último objetivo: acompañar a mi hija de cuatro años en su primer día de clases. Por todo, debo decir que se me dio lo planificado, con algunas variaciones en el camino, las que con unos ajustes me permitieron llevar a cabo lo propuesto.

Por último, quiero dar gracias al equipo de CCAM que me dio la oportunidad de compartir esta experiencia. Además, no olvidemos nunca que las montañas son libres, son de todos los que aman este deporte.

Día 9, cruzando el rio a primera hora. Si se compara con la imagen del día anterior se puede
ver a simple vista la diferencia en el caudal del río

Día 9, Alcanzando el Paso del Cepo a las 19:00. Desde este punto solo quedaba llegar al sector de Piedra Numerada
y de ahí a tres Puntas, lugar donde partió todo esta travesía, al que se logró llegar a las 22.30hrs


Nevado del Plomo 2021 - En solitario por el paso del Cepo

Notas Relacionadas:

  • Sombra Tumb

    Conoce el oculto Cordón Doris Central al sur del Aconcagua

  • Sombra Tumb

    LIBRO DIGITAL: Los Hielos Olvidados del Aconcagua

  • Sombra Tumb

    Expedición al Volcán Maipo(5.327 mts), el diamante escondido

  • Sombra Tumb

    Expedición al Cerro Plomo, ubicado en la Región Metropolitana de Santiago de Chile

  • Sombra Tumb

    Travesía del Glaciar del Plomo, Provincia de Mendoza

  • Sombra Tumb

    Ascenso al Cerro Tolosa por la ruta del pata larga del
    glaciar del hombre cojo


Números Publicados de la Revista Digital de Montaña

  • Diciembre 2019
    Diciembre 2019 - Nº 57
  • Abril 2018
    Abril 2018 - Nº 56
  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017 - Nº 55
  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 54
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 53
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 52
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 51
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 48
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 47
  • Abril 2014
    Abril 2014 - Nº 46
  • Febrero 2014
    Febrero 2014 - Nº 45
  • Diciembre 2013
    Diciembre 2013 - Nº 44
  • Octubre 2013
    Octubre 2013 - Nº 43
  • Agosto 2013
    Agosto 2013 - Nº 42
  • Junio 2013
    Junio 2013 - Nº 41
  • Abril 2013
    Abril 2013 - Nº 40
  • Noviembre 2012
    Noviembre 2012 - Nº 39
  • Junio 2012
    Junio 2012 - Nº 38
  • Noviembre 2011
    Noviembre 2011 - Nº 37
  • Julio 2011
    Julio 2011 - Nº 36
  • Junio 2011
    Junio 2011 - Nº 35
  • Mayo 2011
    Mayo 2011 - Nº 34
  • Abril 2011
    Abril 2011 - Nº 33
  • Enero 2011
    Enero 2011 - Nº 32
  • Diciembre 2010
    Diciembre 2010 - Nº 31
  • Noviembre 2010
    Noviembre 2010 - Nº 30
  • Octubre 2010
    Octubre 2010 - Nº 29
  • Septiembre 2010
    Septiembre 2010 - Nº 28
  • Agosto 2010
    Agosto 2010 - Nº 27
  • Julio 2010
    Julio 2010 - Nº 26
  • Junio 2010
    Junio 2010 - Nº 25
  • Mayo 2010
    Mayo 2010 - Nº 24
  • Abril 2010
    Abril 2010 - Nº 23
  • Marzo 2010
    Marzo 2010 - Nº 22
  • Febrero 2010
    Febrero 2010 - Nº 21
  • Enero 2010
    Enero 2010 - Nº 20
  • Diciembre 2009
    Diciembre 2009 - Nº 19
  • Noviembre 2009
    Noviembre 2009 - Nº 18
  • Octubre 2009
    Octubre 2009 - Nº 17
  • Septiembre 2009
    Septiembre 2009 - Nº 16
  • Agosto 2009
    Agosto 2009 - Nº 15
  • Julio 2009
    Julio 2009 - Nº 14
  • Junio 2009
    Junio 2009 - Nº 13
  • Mayo 2009
    Mayo 2009 - Nº 12
  • Abril 2009
    Abril 2009 - Nº 11
  • Marzo 2009
    Marzo 2009 - Nº 10
  • Febrero 2009
    Febrero 2009 - Nº 9
  • Enero 2009
    Enero 2009 - Nº 8
  • Diciembre 2008
    Diciembre 2008 - Nº 7
  • Noviembre 2008
    Noviembre 2008 - Nº 6
  • Octubre 2008
    Octubre 2008 - Nº 5
  • Septiembre 2008
    Septiembre 2008 - Nº 4
  • Agosto 2008
    Agosto 2008 - Nº 3
  • Julio 2008
    Julio 2008 - Nº 2
  • Junio 2008
    Junio 2008 - Nº 1

Números Publicados de Noticias de Montaña - Periodico Digital Mensual

  • Noviembre 2021
    Noviembre 2021 - Nº 131
  • Octubre 2021
    Octubre 2021 - Nº 130
  • Septiembre 2021
    Septiembre 2021 - Nº 129
  • Agosto 2021
    Agosto 2021 - Nº 128
  • Julio 2021
    Julio 2021 - Nº 127
  • Junio 2021
    Junio 2021 - Nº 126
  • Mayo 2021
    Mayo 2021 - Nº 125
  • Abril 2021
    Abril 2021 - Nº 124
  • Marzo 2021
    Marzo 2021 - Nº 123
  • Febrero 2021
    Febrero 2021 - Nº 122
  • Enero 2021
    Enero 2021 - Nº 121
  • Diciembre 2020
    Diciembre 2020 - Nº 120
  • Noviembre 2020
    Noviembre 2020 - Nº 119
  • Octubre 2020
    Octubre 2020 - Nº 118
  • Septiembre 2020
    Septiembre 2020 - Nº 117
  • Agosto 2020
    Agosto 2020 - Nº 116
  • Julio 2020
    Julio 2020 - Nº 115
  • Junio 2020
    Junio 2020 - Nº 114
  • Mayo 2020
    Mayo 2020 - Nº 113
  • Abril 2020
    Abril 2020 - Nº 112
  • Marzo 2020
    Marzo 2020 - Nº 111
  • Febrero 2020
    Febrero 2020 - Nº 110
  • Enero 2020
    Enero 2020 - Nº 109
  • Diciembre 2019
    Diciembre 2019 - Nº 108
  • Noviembre 2019
    Noviembre 2019 - Nº 107
  • Octubre 2019
    Octubre 2019 - Nº 106
  • Septiembre 2019
    Septiembre 2019 - Nº 105
  • Agosto 2019
    Agosto 2019 - Nº 104
  • Julio 2019
    Julio 2019 - Nº 103
  • Junio 2019
    Junio 2019 - Nº 102
  • Mayo 2019
    Mayo 2019 - Nº 101
  • Abril 2019
    Abril 2019 - Nº 100
  • Marzo 2019
    Marzo 2019 - Nº 99
  • Febrero 2019
    Febrero 2019 - Nº 98
  • Enero 2019
    Enero 2019 - Nº 97
  • Diciembre 2018
    Diciembre 2018 - Nº 96
  • Noviembre 2018
    Noviembre 2018 - Nº 95
  • Octubre 2018
    Octubre 2018 - Nº 94
  • Septiembre 2018
    Septiembre 2018 - Nº 93
  • Agosto 2018
    Agosto 2018 - Nº 92
  • Julio 2018
    Julio 2018 - Nº 91
  • Junio 2018
    Junio 2018 - Nº 90
  • Mayo 2018
    Mayo 2018 - Nº 89
  • Abril 2018
    Abril 2018 - Nº 88
  • Marzo 2018
    Marzo 2018 - Nº 87
  • Febrero 2018
    Febrero 2018 - Nº 86
  • Enero 2018
    Enero 2018 - Nº 85
  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017 - Nº 84
  • Noviembre 2017
    Noviembre 2017 - Nº 83
  • Octubre 2017
    Octubre 2017 - Nº 82
  • Septiembre 2017
    Septiembre 2017 - Nº 81
  • Agosto 2017
    Agosto 2017 - Nº 80
  • Julio 2017
    Julio 2017 - Nº 79
  • Junio 2017
    Junio 2017 - Nº 78
  • Mayo 2017
    Mayo 2017 - Nº 77
  • Abril 2017
    Abril 2017 - Nº 76
  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 75
  • Febrero 2017
    Febrero 2017 - Nº 74
  • Enero 2017
    Enero 2017 - Nº 73
  • Diciembre 2016
    Diciembre 2016 - Nº 72
  • Noviembre 2016
    Noviembre 2016 - Nº 71
  • Octubre 2016
    Octubre 2016 - Nº 70
  • Septiembre 2016
    Septiembre 2016 - Nº 69
  • Agosto 2016
    Agosto 2016 - Nº 68
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 67
  • Junio 2016
    Junio 2016 - Nº 66
  • Mayo 2016
    Mayo 2016 - Nº 65
  • Abril 2016
    Abril 2016 - Nº 64
  • Marzo 2016
    Marzo 2016 - Nº 63
  • Febrero 2016
    Febrero 2016 - Nº 62
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 61
  • Diciembre 2015
    Diciembre 2015 - Nº 60
  • Noviembre 2015
    Noviembre 2015 - Nº 59
  • Octubre 2015
    Octubre 2015 - Nº 58
  • Septiembre 2015
    Septiembre 2015 - Nº 57
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 56
  • Julio 2015
    Julio 2015 - Nº 55
  • Junio 2015
    Junio 2015 - Nº 54
  • Mayo 2015
    Mayo 2015 - Nº 53
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 52
  • Marzo 2015
    Marzo 2015 - Nº 51
  • Febrero 2015
    Febrero 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Diciembre 2014
    Diciembre 2014 - Nº 48
  • Noviembre 2014
    Noviembre 2014 - Nº 47
  • Octubre 2014
    Octubre 2014 - Nº 46
  • Septiembre 2014
    Septiembre 2014 - Nº 45
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 44
  • Julio 2014
    Julio 2014 - Nº 43
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 42
  • Mayo 2014
    Mayo 2014 - Nº 41

Noticias y Novedades de Montaña del CCAM


Es nuestra misión dar a conocer la Cultura de Montaña Argentina y por lo tanto es prioritario que si es utilizado nuestro material visual, acuerden con la institución su uso.
Si están interesados en el material fotográfico del CCAM, le sugerimos que se contacten a: info@culturademontania.org.ar

Todo el material fotográfico del CCAM es restaurado y publicado en alta resolución.


  • Equipo CCAM

PERIODICO DIGITAL MENSUAL MAYO

  • Periódico Digital
  • ULTIMA REVISTA DIGITAL DE MONTAÑA

  • Revista Digital
  • Notas Relacionadas

    • Sombra Tumb

      Conoce el oculto Cordón Doris
      Central al sur del Aconcagua

    • Sombra Tumb

      LIBRO DIGITAL: Los Hielos
      Olvidados del Aconcagua

    • Sombra Tumb

      Expedición al Volcán Maipo(5.327 mts), el diamante escondido

    • Sombra Tumb

      Expedición al Cerro Plomo, ubicado
      en la Región Metropolitana
      de Santiago de Chile

    • Sombra Tumb

      Travesía del Glaciar del Plomo,
      Provincia de Mendoza

    • Sombra Tumb

      Ascenso al Cerro Tolosa por la ruta del pata larga del glaciar del hombre cojo

    

    Suscribite a Noticias de Montaña


    • Taller de Primeros Auxilios
    • Red Cultural de Montaña
    • Seccion Relatos de Viajes y Expediciones
    • Seccion Historia del Montañismo
    • Museo de Historia del Montañismo
    • Seccion Esquí de Montaña
    • Seccion Biografía y Personajes
    • Seccion Guías de Montañas Argentinas
    • Sección Arqueología & Antropología
    • Seccion Espeleología
    • Sección Libros de Montaña
    • Banner Material Fotográfico
    • Publicidades de Montaña
    • Enlaces de Montaña