Cerrar
Febrero 2014 – Revista Digital Nro 45
Primera Escalada en Solitario de la Canaleta Argentina del Palermo

Una ascensión de misterio y autodescubrimiento
Nevado de Cachi, Salta. Mayo del 2005

- Por Guillermo Martin, Director del CCAM -

El Desafío

Escalar en solitario es encontrar la exquisitez en esta actividad, cometer un error tendría consecuencias peligrosas  y es esto lo que la hace un desafío diferente  que cuando realizo normalmente escaladas en cordada con compañeros y aseguramientos en la progresión.

El desafío esta en como relacionarse  con uno mismo, esto implica el lograr una relación con la soledad, de equilibrio y tolerancia; y con la montaña de empatía y respeto, buscando los tiempos en relación al itinerario proyectado y aceptando lo que sentimos y percibimos de la aventura que hemos elegido.

Muchos me preguntan por qué arriesgarse y les contesto que solo haciéndolo podrían entender el por qué, es ante todo una experiencia personal de búsqueda donde lo importante es el presente, buscando lograr un estado de atención y armonía.

Cuando elijo esta clase de expendición donde el único encuentro con otro ser humano es a través de mi memoria emocional, me siento acompañado todo el tiempo por  la naturaleza, Dios o la Pachamama, es difícil de expresar con palabras, se percibe el placer de permanecer en un lugar alejado de la civilización teniendo momentos de encuentro de reflexión y tranquilidad.

Ubicación Nevado de Cachi, Salta, Argentina.

Ubicación Nevado de Cachi, Salta, Argentina

En las Pailas, Cachi, Salta. Foto: Guillermo Martin


El proyecto

Comenzó un año antes, cuando mi amigo Christian Vitry después de un rico almuerzo en su casa en Salta charlando de aventuras, tomando un café en la sobremesa, me contó de cuando realizaron en el año 1986 la Primera Ascensión de la Canaleta Argentina del Palermo junto a Antonio Zuleta y Emilio Gonzáles Turu. Esta ruta tiene para él, un contenido profundamente emocional pues mientras ellos realizaban la escalada su madre Argentina Di Bello de Vitry fallecía en la ciudad de Salta, luego de una larga enfermedad, entonces por iniciativa de Antonio Zuleta fue bautizada “Canaleta Argentina” en homenaje a la madre de Christian; él me comentaba que le llamaba la atención que desde entonces nadie la había vuelto a subir, esto despertó mi instinto de Aventura.  

La Canaleta Argentina del Palermo se encuentra en el Nevado de Cachi que está situado al Suroeste de la capital de Salta, a 186 Km. de la misma yendo por la ruta provincial 59. Este cordón montañoso está compuesto por nueve cumbres, cuya altura máxima es el Libertador de 6.380 mts.  se desarrolla en sentido Norte-Sur , con una distancia aproximada de 20 Km. de longitud, en este espacio es donde se encuentran todas sus cumbres.

Camino al primer campamento. Nevado de Cachi, Salta. Foto: Guillermo Martin

Guillermo Martin en el primer campamento, a 3700 msnm. Nevado de Cachi, Salta.

Guillermo Martin en el primer campamento, a 3700 msnm. Nevado de Cachi, Salta. Foto: Guillermo Martin

Lo interesante del Cachi es la diversidad de escaladas que se pueden realizar, desde roca, hielo o ascensionismo, además posee la particularidad de haber sido un centro de  peregrinación en la época del Imperio Inca por lo cual encontraremos en muchas de sus cumbres santuarios de altura como también restos de construcciones con  una antigüedad de más de 500 años, es importante respetar y cuidar nuestro patrimonio pues de ello depende de que las próximas generaciones puedan disfrutar de este valioso legado.   

Todos aquellos que quieran escalar y explorar en la zona les recomiendo que consulten la Guía El Nevado de Cachi escrita por Christian Vitry de Ediciones Palloni. El que exista nos proporciona la posibilidad de disfrutar la zona y poder acceder a la experiencia de un montañista que la ha recorrido por décadas, es una herramienta fundamental que posee información de las rutas, el clima, como también  de arqueología e historia.

Dentro de la pequeña carpa. Foto: Guillermo Maritn

Preparando el almuerzo en el primer campamento, 3.700 mts.. Foto: Guillermo Martin

La escalada

Elegí el mes de mayo, siendo la mejor época para ascender en hielo en la zona por tener el tiempo estable, aunque las horas de luz son cortas (8 hs. a 18 hs.). Ingrese por las Pailas que se encuentra a una altura de 3300 mts. y a 20 Km. del pueblo de Cachi.

Fui ascendiendo lentamente pues vivo en Buenos Aires y la idea era aclimatar
y darle al cuerpo el tiempo de que desarrolle mas glóbulos rojos en la sangre y de esa manera lleve oxigeno a las distintas zonas de mi cuerpo en un ambiente donde cuanto más asciendo, mas enrarecido esta el aire, si no lo hiciera de esta manera podría apunarme (mal de altura) y en consecuencia tener un edema pulmonar o cerebral, digamos que la ascensión que realice en 7 días, si hubiera estado aclimatado la podría haber realizado en 2.

Cuando uno aclimata es esencial tener paciencia y ascender escuchando al cuerpo
, de ello depende el éxito de una expedición, me conozco pues he aclimatado muchas veces y creo que el cuerpo posee una memoria vivencial, lo importante es hacer movimientos lentos y no acelerarse aunque nos sintamos muy bien, es normal en la aclimatación sentir algún dolor de cabeza leve, despertarnos a la madrugada como si nos ahogáramos (abnea),  sentir el rostro hinchado (edema), si estos síntomas y signos se agravan es fundamental descender inmediatamente para nuestra seguridad.

En los 6 días  de ascensión realice 5 campamentos en un entorno bellísimo donde en las inmediaciones de las vegas (diminutos valles) con hermosos arroyos de agua cristalina y formaciones rocosas que semejan a castillos y fortalezas donde viven vizcachas de montaña con su pelaje largo y esponjoso como únicos acompañantes curiosos en la travesía, esto salpicado con restos de antiguas construcciones que parecieran recobrar vida cuando el sol se ocultaba. El ultimo campamento lo arme a 5000 mts.  a 200 metros más abajo del  anfiteatro Kühn, desde allí la idea era salir a la madrugada y realizar la escalada.

Guillermo Martin en el segundo campamento, a 4000 msnm. Nevado de Cachi, Salta. Foto: Guillermo Martin

Ruta de la Canaleta del Palermo, Cachi, Salta. Guillermo Martin

Ruta de la Canaleta del Palermo, Cachi, Salta. Foto: Guillermo Martin

El día anterior hice la prueba y me levante, el frio era mordaz y como la carpa era muy baja tenía que terminar de vestirme en el exterior con temperaturas bajo cero, fue difícil, fui casi corriendo hasta la base de la canaleta pues quería probar mi nivel de aclimatación, cuando uno escala con técnica, el grado de aclimatación tiene que ser mejor que el que realiza ascencionismo, pues la atención en una escalada en los movimientos, observación de la ruta y la auto evaluación de las elecciones que tomamos, es fundamental estar presentes y sentir que nuestro cuerpo, mente y emociones se integran en una dinámica de atención continua, mientras que el que realiza la ascensionismo puede pensar en otra cosa mientras camina o parar a recuperarse cuando lo elija.
Estudie el itinerario, me percate que  a partir de las 11 de la mañana cuando el sol comenzaba a calentar las rocas, empezaban a caer piedras por la canaleta y en su parte superior y mas expuesta, corría viento arrastrando nieve y hielo. A la tarde llame por el handy a la comisaria de Cachi avisándoles que al día siguiente realizaría la escalada y la ruta elegida, esto lo había hecho todos los días, es importante avisar el itinerario antes de realizar la escalada, hoy en día es obligatorio hacerlo en el pueblo de Cachi.

Al séptimo día me levante a las 5 de la mañana con una temperatura de -10° C, desayune dentro de la carpa, había hecho te el día anterior y comí unas galletas, después a vestirse sin poder sentarme pues la carpa es súper baja, salí del campamento a las 6 hs. sintiendo mucho frio, llegando a la base de la Canaleta a las 8 hs. cuando la luz del sol se hizo presente, el tiempo era inestable y nuboso, cosa positiva pues si a la canaleta no le da el sol, está más apta y segura para escalarla.

A lo lejos se visualiza la canaleta, 4.200 mts. Foto: Guillermo Martin

Cuarto campamento en el Cachi a 4.600 mts. Foto: Guillermo Martin

El comienzo de la escalada es mixto con una superficie tipo pedrero y nieve que está a 40 grados, es muy amplia y si uno se ubica a los costados está seguro de las piedras que caen, el comienzo de la escalada es como una primitiva danza interminable, estás haciendo lo que amas y moves tus piernas y la piqueta bailando con la montaña, había elegido traer solamente la piqueta de travesía, hubiera sido mejor las técnicas pues se veía más arriba pasos de 60 grados en hielo.

Cuanto más ascendía la canaleta mas se estrechaba ,el peligro constante de las caídas de rocas de todas las medidas imaginables, se hacía más expuesto, después de 7 horas de escalada sin ningún descanso a las 15 hs. llegue al final de la misma ascendiendo 700 mts de desnivel con una inclinación de hasta de 60° y pasos de hielo cristal que al clavar los grampones o la piqueta caían al vacio.

Luego comencé el descenso por la misma ruta del ascenso y después de 3 extenuantes horas estaba nuevamente en la base, justo con los últimos rayos de sol comencé la caminata rumbo a la ansiada carpa, la linterna empezó a fallar y sumado al gran cansancio el camino de 2 horas se convirtió en 3 ,  finalmente luego de 15 hs. sin parar  a las 21 hs. me encontraba en mi campamento tomando una sabrosa sopa y con muchas ganas de meterme en mi bolsa de dormir y descansar.

Guillermo Martin y cascada de Hielo 4900 mts. Nevado de Cachi, Salta.

Guillermo Martin y cascada de Hielo 4900 mts. Nevado de Cachi, Salta. Foto: Guillermo Martin

Aproximación a la Canaleta de Palermo, 5.000 mts. Foto: Guillermo Martin

Al día siguiente desayune abundantemente y levante el campamento, el día era hermoso con pocas nubes y casi nada de viento, tenia ganas de quedarme a descansar todo el día, pero elegí volver, avise por handy que había regresado y estaba bien y que en menos de 2 días calculaba estaría en Cachi, baje sin parar y llegue hasta el valle principal donde ya se divisa Cachi adentro, esa noche saboree  una sopa y dormí a la intemperie mirando las estrellas.

Al día siguiente a la mañana ya estaba en Cachi adentro, donde me esperaba en su camioneta color azul Antonio Mercado (que en ese entonces era Director del Museo de Arqueología de Cachi) de allí nos fuimos a almorzar y después de 9 días sin hablar con nadie era un placer compartir charlando mi experiencia, esa misma noche en el museo dicte un Taller de Primeros Auxilios utilizando Medicina Tradicional China que resulto un éxito y al otro día regrese a la ciudad de Salta. 

Lista del Equipo llevado: Grampones automáticos, botas plásticas, piqueta de travesía, soga de 20 metros de 8mm, un aro de cinta tubular de 1 metro, un mosquetón chico con seguro, carpa Makalu, toda la ropa usada también fue Makalu, termo, calentador multifuel, marmitas, botiquín, Anteojos, antiparras, bolsa de dormir y cubre bolsa Makalu, handy, GPS, cámara de fotos, música  y un buen libro.

Mapa de la Ruta a la Canaleta Argentina al Palermo. Nevado de Cachi, Salta.

a: Ruta Canaleta Argentina al Palermo, Salta.
Mapa perteneciente a la guía El Nevado de Cachi
(3º edición), Christian Vitry
, Ediciones Palloni 2008


Leyendo dentro de la carpa a -20º C a 4.800 mts. Foto: Guillermo Martin

Con mucho frío a -10º C. Foto: Guillermo Martin

Guiandome en la noche con el GPS. Foto: Guillero Martin

Al amanecer, acercándome a la Canaleta a 5.000 mts. Foto: Guillermo Martin


El encuentro...

Esta es la historia sobre lo que me ocurrió en el Cachi mientras realizaba la escalada a la Canaleta Argentina, aquí lo comparto con ustedes. 

Cuando llegue al pueblo de Cachi mi intención era reunirme a cenar con Antonio Mercado antes de comenzar la expedición a la Canaleta Argentina al día siguiente y preguntarle datos de la zona, ya que el es un gran conocedor y montañista, me sorprendió cuando compartió su angustia frente a la pérdida de su amigo Alejandro Lewis a quien el lo sentía como su compañero de montaña , me conto que no había querido volver a ascender ninguna montaña más desde su muerte.

Le pregunte como había sido el accidente, me conto que ocurrió en el ultimo campamento en el Volcán Sajama (la cumbre más alta de Bolivia), su compañero de cordada era Pablo Maciel, otro escalador salteño, cuando se levantaron a la madrugada a realizar la cumbre el tiempo era pésimo, Alejandro insistió en ir igual y Maciel no quiso pues le pareció que era peligroso, Alejandro tomo la decisión de ir solo y nunca mas volvió, le comente que con el tiempo seguramente iba a superar su perdida.

Había conocido a Alejandro 6 meses antes de su muerte en la ciudad de Salta, en aquella oportunidad me comento su proyecto y me entrego una carpeta con la presentación del mismo que era la de subir a las montañas más emblemáticas de Sudamérica y al mismo tiempo dar a conocer un proyecto de Turismo Cultural de integración. Al final de la cena me despedí de Antonio y quedamos que si podía, cuando avisara por handy de mi regreso iba a buscarme con la camioneta, le di las gracias y me aboque a mi desafío.

Vista de la Canaleta de Palermo a los 5200 mts. Nevado de Cachi, Salta. Guillermo Martin

Vista de la Canaleta de Palermo a los 5200 mts. Nevado de Cachi, Salta.
Foto: Guillermo Martin

Guillermo Martin a los 5400 mts. Nevado de Cachi, Salta.

Guillermo Martin a los 5400 mts. Nevado de Cachi, Salta.
Foto: Guillermo Martin

Vista hacia abajo, 5.400 mts. Foto: Guillermo Martin

Última parte de la Canaleta a 5.700 mts. Foto: Guillermo Martin


El mensaje

Cuando estaba escalando en la Canaleta Argentina a eso de las 12:00 hs., escuche que me llamaban por mi nombre, GUILLERMO, GUILLERMO!! seguí abocado a lo que hacía, sabía que no había nadie en la zona y seguramente era una alucinación auditiva, igual cuando pude mire al costado y no había nadie, seguí escalando y a la hora aproximadamente volví a escuchar GUILLERMO, GUILLERMO, GUILLERMO!!! esta vez con más fuerzas mire un segundo al costado y vi a un escalador que tenía una campera color azul, me pareció muy raro en cuanto pude acomodarme en un lugar seguro volví a mirar y no había nada, me dije a mi mismo, mucha adrenalina, viento e imaginación  y seguí sin darle importancia.

A la vuelta de la escalada con un gran cansancio, estaría a 1 hora de donde se ubicaba mi carpa ya llevaba 14 horas sin parar de actividad, me senté a recuperarme y cuando miro hacia adelante veo una silueta pues ya casi no había luz, y siento que quien estaba en frente  mío era Alejandro, le pregunto en voz alta si es el y percibo de alguna manera que sí. Le vuelvo a preguntar en voz alta, si quería decirle algo a su amigo Antonio y siento que me dice "perdónalo", al instante me despierto del ensueño y me levanto y me dirijo hacia la silueta y me encuentro que eran dos rocas superpuestas que con la oscuridad semejaban a la de un hombre parado, me digo a mi mismo que cansado que estoy, sabiendo que en estas situaciones de agotamiento la mente entra en un estado alterado de alucinación y prosigo mi marcha hacia la tan ansiada carpa.

Guillermo Martin en la cumbre. Vista desde el Final de la Canaleta de Palermo a los 5700 mts. Nevado de Cachi, Salta.

Guillermo Martin en la cumbre. Vista desde el Final de la Canaleta de Palermo a los 5700 mts. Nevado de Cachi, Salta
Foto: Guillermo Martin

Vista desde el último campamento de la Canaleta del Palermo, 4.800 mts. Foto: Guillermo Martin

La entrega

A la mañana del segundo día descendiendo por el amplio Valle que lleva hasta Cachi Adentro, veo en la lejanía un pequeño punto azul y me alegro, pues creo que es la camioneta de Antonio, me encuentro primero en el camino con un grupo de andinistas de Salta que se dirigen al Pilar de las Pailas el fin de semana y les cuento de mi aventura, al los 5 minutos llega por el mismo camino Antonio con su camioneta, los andinistas lo saludan y prosiguen su camino.

Me quedo a solas con Antonio en el vehículo, veo un termo y le digo mientras volvemos que tomemos unos mates y empiezo a prepararlo, le cuento que me paso algo extraño en la montaña con respecto a Alejandro Lewis y si quiere que se lo cuente, y el accede. Le relato lo que me ocurrió en la canaleta y luego cuando regresaba a la carpa la alucinación que tuve supuestamente de Alejandro que me dio un mensaje para el: "perdónalo", cuando termino veo en su rostro una expresión extraña y me disculpo si hubo algo de lo que dije que lo ofendiera; el me responde que no hay ningún problema y que me agradecía el habérselo contado. Entonces me cuenta que en el grupo de andinistas que nos habíamos encontrado estaba Pablo Maciel y que no lo había visto desde antes del accidente, el había sido el compañero de Alejandro y lo había dejado ir solo a la cumbre...

Es un misterio lo que ocurrió solo sé que sentí que le entregaba el mensaje de Alejandro a Antonio, "perdónalo".

Volviendo con Antonio Mercado a Cachi, Salta. Foto: Guillermo Martin

Roberto Terceros y Alejandro Lewis protagonistas de la primera travesia integral de las cumbres del nevado de Cachi en 1994. Foto: Rodolfo Ramos


Agradecimiento

Para realizar esta aventura fue indispensable llevar el mejor equipo y que fuera liviano para lo cual la empresa de Makalu Outdoors, diseño especialmente una carpa ultraliviana para una persona que pesa 1Kg además de toda la ropa y equipo usado en la expedición.

Primer plano de la canaleta Argentina via directa hacia la cumbre del San Miguel de Palermo.
Foto: del libro El Nevado de Cachi de Christian Vitry

Cumbre de San Miguel de Palermo de 6.000 mts. una de las mas vistosas del Nevado. Se aprecia la canaleta Argentina ascendida por primera vez en 1986

Video:

Primera ascensión a la Canaleta Argentina del Palermo en solitario

En Mayo del 2005, Guillermo Martin, realizó como la primera ascensión a la Canaleta Argentina del Palermo en solitario. Nevado de Cachi, Provincia de Salta.

En el año 1986 Christian Vitry realizó la primera y única ascensión de la Canaleta Argentina del Palermo junto a Antonio Zuleta y Emilio Gonzáles Turu.



Notas Relacionadas:

- Montañistas argentinos hicieron cumbre en el volcán Sajama recordando la muerte de Alejandro Lewis

- Homenaje a Alejandro Lewis

- Montañas Argentinas: El Nevado de Cachi

 

Números Publicados de la Revista Digital de Montaña

  • Diciembre 2019
    Diciembre 2019 - Nº 57
  • Abril 2018
    Abril 2018 - Nº 56
  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017 - Nº 55
  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 54
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 53
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 52
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 51
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 48
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 47
  • Abril 2014
    Abril 2014 - Nº 46
  • Febrero 2014
    Febrero 2014 - Nº 45
  • Diciembre 2013
    Diciembre 2013 - Nº 44
  • Octubre 2013
    Octubre 2013 - Nº 43
  • Agosto 2013
    Agosto 2013 - Nº 42
  • Junio 2013
    Junio 2013 - Nº 41
  • Abril 2013
    Abril 2013 - Nº 40
  • Noviembre 2012
    Noviembre 2012 - Nº 39
  • Junio 2012
    Junio 2012 - Nº 38
  • Noviembre 2011
    Noviembre 2011 - Nº 37
  • Julio 2011
    Julio 2011 - Nº 36
  • Junio 2011
    Junio 2011 - Nº 35
  • Mayo 2011
    Mayo 2011 - Nº 34
  • Abril 2011
    Abril 2011 - Nº 33
  • Enero 2011
    Enero 2011 - Nº 32
  • Diciembre 2010
    Diciembre 2010 - Nº 31
  • Noviembre 2010
    Noviembre 2010 - Nº 30
  • Octubre 2010
    Octubre 2010 - Nº 29
  • Septiembre 2010
    Septiembre 2010 - Nº 28
  • Agosto 2010
    Agosto 2010 - Nº 27
  • Julio 2010
    Julio 2010 - Nº 26
  • Junio 2010
    Junio 2010 - Nº 25
  • Mayo 2010
    Mayo 2010 - Nº 24
  • Abril 2010
    Abril 2010 - Nº 23
  • Marzo 2010
    Marzo 2010 - Nº 22
  • Febrero 2010
    Febrero 2010 - Nº 21
  • Enero 2010
    Enero 2010 - Nº 20
  • Diciembre 2009
    Diciembre 2009 - Nº 19
  • Noviembre 2009
    Noviembre 2009 - Nº 18
  • Octubre 2009
    Octubre 2009 - Nº 17
  • Septiembre 2009
    Septiembre 2009 - Nº 16
  • Agosto 2009
    Agosto 2009 - Nº 15
  • Julio 2009
    Julio 2009 - Nº 14
  • Junio 2009
    Junio 2009 - Nº 13
  • Mayo 2009
    Mayo 2009 - Nº 12
  • Abril 2009
    Abril 2009 - Nº 11
  • Marzo 2009
    Marzo 2009 - Nº 10
  • Febrero 2009
    Febrero 2009 - Nº 9
  • Enero 2009
    Enero 2009 - Nº 8
  • Diciembre 2008
    Diciembre 2008 - Nº 7
  • Noviembre 2008
    Noviembre 2008 - Nº 6
  • Octubre 2008
    Octubre 2008 - Nº 5
  • Septiembre 2008
    Septiembre 2008 - Nº 4
  • Agosto 2008
    Agosto 2008 - Nº 3
  • Julio 2008
    Julio 2008 - Nº 2
  • Junio 2008
    Junio 2008 - Nº 1

Números Publicados de Noticias de Montaña - Revista Digital de Montaña

  • Julio 2022
    Julio 2022 - Nº 140
  • Junio 2022
    Junio 2022 - Nº 139
  • Mayo 2022
    Mayo 2022 - Nº 138
  • Abril 2022
    Abril 2022 - Nº 137
  • Marzo 2022
    Marzo 2022 - Nº 136
  • Especial NOA 2022
    Especial NOA - Nº 135
  • Febrero 2022
    Febrero 2022 - Nº 134
  • Enero 2022
    Enero 2022 - Nº 133
  • Diciembre 2021
    Diciembre 2021 - Nº 132
  • Noviembre 2021
    Noviembre 2021 - Nº 131
  • Octubre 2021
    Octubre 2021 - Nº 130
  • Septiembre 2021
    Septiembre 2021 - Nº 129
  • Agosto 2021
    Agosto 2021 - Nº 128
  • Julio 2021
    Julio 2021 - Nº 127
  • Junio 2021
    Junio 2021 - Nº 126
  • Mayo 2021
    Mayo 2021 - Nº 125
  • Abril 2021
    Abril 2021 - Nº 124
  • Marzo 2021
    Marzo 2021 - Nº 123
  • Febrero 2021
    Febrero 2021 - Nº 122
  • Enero 2021
    Enero 2021 - Nº 121
  • Diciembre 2020
    Diciembre 2020 - Nº 120
  • Noviembre 2020
    Noviembre 2020 - Nº 119
  • Octubre 2020
    Octubre 2020 - Nº 118
  • Septiembre 2020
    Septiembre 2020 - Nº 117
  • Agosto 2020
    Agosto 2020 - Nº 116
  • Julio 2020
    Julio 2020 - Nº 115
  • Junio 2020
    Junio 2020 - Nº 114
  • Mayo 2020
    Mayo 2020 - Nº 113
  • Abril 2020
    Abril 2020 - Nº 112
  • Marzo 2020
    Marzo 2020 - Nº 111
  • Febrero 2020
    Febrero 2020 - Nº 110
  • Enero 2020
    Enero 2020 - Nº 109
  • Diciembre 2019
    Diciembre 2019 - Nº 108
  • Noviembre 2019
    Noviembre 2019 - Nº 107
  • Octubre 2019
    Octubre 2019 - Nº 106
  • Septiembre 2019
    Septiembre 2019 - Nº 105
  • Agosto 2019
    Agosto 2019 - Nº 104
  • Julio 2019
    Julio 2019 - Nº 103
  • Junio 2019
    Junio 2019 - Nº 102
  • Mayo 2019
    Mayo 2019 - Nº 101
  • Abril 2019
    Abril 2019 - Nº 100
  • Marzo 2019
    Marzo 2019 - Nº 99
  • Febrero 2019
    Febrero 2019 - Nº 98
  • Enero 2019
    Enero 2019 - Nº 97
  • Diciembre 2018
    Diciembre 2018 - Nº 96
  • Noviembre 2018
    Noviembre 2018 - Nº 95
  • Octubre 2018
    Octubre 2018 - Nº 94
  • Septiembre 2018
    Septiembre 2018 - Nº 93
  • Agosto 2018
    Agosto 2018 - Nº 92
  • Julio 2018
    Julio 2018 - Nº 91
  • Junio 2018
    Junio 2018 - Nº 90
  • Mayo 2018
    Mayo 2018 - Nº 89
  • Abril 2018
    Abril 2018 - Nº 88
  • Marzo 2018
    Marzo 2018 - Nº 87
  • Febrero 2018
    Febrero 2018 - Nº 86
  • Enero 2018
    Enero 2018 - Nº 85
  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017 - Nº 84
  • Noviembre 2017
    Noviembre 2017 - Nº 83
  • Octubre 2017
    Octubre 2017 - Nº 82
  • Septiembre 2017
    Septiembre 2017 - Nº 81
  • Agosto 2017
    Agosto 2017 - Nº 80
  • Julio 2017
    Julio 2017 - Nº 79
  • Junio 2017
    Junio 2017 - Nº 78
  • Mayo 2017
    Mayo 2017 - Nº 77
  • Abril 2017
    Abril 2017 - Nº 76
  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 75
  • Febrero 2017
    Febrero 2017 - Nº 74
  • Enero 2017
    Enero 2017 - Nº 73
  • Diciembre 2016
    Diciembre 2016 - Nº 72
  • Noviembre 2016
    Noviembre 2016 - Nº 71
  • Octubre 2016
    Octubre 2016 - Nº 70
  • Septiembre 2016
    Septiembre 2016 - Nº 69
  • Agosto 2016
    Agosto 2016 - Nº 68
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 67
  • Junio 2016
    Junio 2016 - Nº 66
  • Mayo 2016
    Mayo 2016 - Nº 65
  • Abril 2016
    Abril 2016 - Nº 64
  • Marzo 2016
    Marzo 2016 - Nº 63
  • Febrero 2016
    Febrero 2016 - Nº 62
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 61
  • Diciembre 2015
    Diciembre 2015 - Nº 60
  • Noviembre 2015
    Noviembre 2015 - Nº 59
  • Octubre 2015
    Octubre 2015 - Nº 58
  • Septiembre 2015
    Septiembre 2015 - Nº 57
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 56
  • Julio 2015
    Julio 2015 - Nº 55
  • Junio 2015
    Junio 2015 - Nº 54
  • Mayo 2015
    Mayo 2015 - Nº 53
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 52
  • Marzo 2015
    Marzo 2015 - Nº 51
  • Febrero 2015
    Febrero 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Diciembre 2014
    Diciembre 2014 - Nº 48
  • Noviembre 2014
    Noviembre 2014 - Nº 47
  • Octubre 2014
    Octubre 2014 - Nº 46
  • Septiembre 2014
    Septiembre 2014 - Nº 45
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 44
  • Julio 2014
    Julio 2014 - Nº 43
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 42
  • Mayo 2014
    Mayo 2014 - Nº 41

Noticias y Novedades de Montaña del CCAM


Es nuestra misión dar a conocer la Cultura de Montaña Argentina y por lo tanto es prioritario que si es utilizado nuestro material visual, acuerden con la institución su uso.
Si están interesados en el material fotográfico del CCAM, le sugerimos que se contacten a: info@culturademontania.org.ar

Todo el material fotográfico del CCAM es restaurado y publicado en alta resolución.

 


  • Equipo CCAM

PERIODICO DIGITAL MENSUAL MAYO

  • Periódico Digital
  • ULTIMA REVISTA DIGITAL DE MONTAÑA

  • Revista Digital
  • 

    Suscribite a Noticias de Montaña


    • Taller de Primeros Auxilios
    • Red Cultural de Montaña
    • Seccion Relatos de Viajes y Expediciones
    • Seccion Historia del Montañismo
    • Museo de Historia del Montañismo
    • Seccion Esquí de Montaña
    • Seccion Biografía y Personajes
    • Seccion Guías de Montañas Argentinas
    • Sección Arqueología & Antropología
    • Seccion Espeleología
    • Sección Libros de Montaña
    • Banner Material Fotográfico
    • Publicidades de Montaña
    • Enlaces de Montaña
    Acompáñanos en esta gran aventura - Sé parte del equipo de CCAM - ÚNETE AHORA