Cerrar
Enero 2012 – Noticias y Novedades
Expedición de investigación arqueológica al Volcán Llullaillaco

Realizada en noviembre del 2011 al emblemático volcán de 6.739 metros, ubicado en la provincia de Salta, por el proyecto Qhapaq Ñan (sistema vial inca)

Por Gonzalo Cristofani

Fotos: Gonzalo Cristofani

Estimados: He aquí, a continuación... un poco de aventura, de asombro, de contemplación y de pensamiento... mas que de montañismo y trabajo.

Integrantes: Mario Lazarovich, Christian Vitry, Diego Sberna, Daniel Sosa, Raul Chalub y quien escribe.

Ubicación del Volcán Llullaillaco. Provincia de Salta, Argentina

Vocán LLullaillaco, Límite Salta- Jujuy. Foto: Gonzalo Cristofani

Vocán LLullaillaco, Límite Salta- Jujuy


Quiero llevarles a sus oidos, mas que a sus ojos; esta última expedición... enmarcada en viento puneño de fondo, frío, soleado, ni una nube, o muy pocas, altas, alisadas; un paisaje de iros amarillentos, peladares rojizos y lejanos nevados; vientos fuertes; piedra porosa negra y colorada; allá en el fondo una vicuña dibuja la ladera; en el cielo un eterno jugueteo de un sol crispado y una picara luna danzan, se cortejan por siempre... todo encuadra... todo en su lugar.. excepto nosotros...

Nos encontramos en Tolar Grande, con las chatas bien cargaditas; polvadera de por medio el camino se hacia cada vez mas lejos, mas largo, mas cuesta arriba; pasamos por la olvidada y abandonada "mina la casualidad"; pena da ver semejante emprendimiento dormido; pausado; casi extinto; que en otrora fuera parte viva de la puna; con 15km de cablecarril, asfalto, iglesia, plazoleta y bue... quien lo hizo en el 92? adivinen pues. "patillas".

Ruta utilizada para el ascenso; la misma que los incas para su ofrenda al apus. Foto: Gonzalo Cristofani

Ruta utilizada para el ascenso; la misma que los incas para su ofrenda al apus


Mas adelante nos topamos con la mejstuosidad del volcán sagrado Llullailllaco, su emblema son las coladas y su negruzco-colorado que da miedo al solo verlo. Adentrarse en él significa adentrarse en las entrañas mismas de la tierra, solo que expuestas a mas de 6000mts.

Exploramos la zona sur, el portezuelo, el hito XVII y demas caminos; campamento de por medio que sirvio para aclimatarce; algunos no la pasaban bien con el frío. Otros diagramábamos proyectos y soñábamos con un refugio, agua, miradores y demás...

Campamento base en la zona de una quebrada colorada. Foto: Gonzalo Cristofani

Campamento base en la zona de una quebrada colorada. Expedición al Llullaillaco, Salta-Jujuy

Aclimatandose y explorando un poco. Foto: Gonzalo Cristofani

Aclimatandose y explorando un poco. Expedición al Llullaillaco, Salta-Jujuy


Descubrí un curioso lagarto liolaemus que andaba buscando calor; ademas en un viejo refugio me sorprendió una zapatilla FLECHA! de lona y unas cuantas vainas de 7,62 (fal); que seguramente habrían sido diasparo de un blanco; no un tarro, sino las vicuñas.

Luego nos trasladamos al sector norte; los caminos estaban medio taponados por penitentes; asi que buscamos hasta lo mas cerca del cementerio; allí armamos campamento base; desde allí Daniel y el Rulo se volvieron a salta; la puna amenaba sus fuerzas y su equipo estaba medio falto de "pluma". Los demás armamos campamento al reparo de "AVELARDA", la 4x4 de Christian.

Cara sur del Volcán Llullaillaco. Vista de las coladas que bajan a Chile. Foto: Gonzalo Cristofani

Cara sur del Volcán Llullaillaco. Vista de las coladas que bajan a Chile


Usamos un par de días para explorar los sitios Tambo y Filo Norte; en el límite con chile; es sin lugar a dudas una obra ingenieril y cultural muy importante; con detalles de piedras muy bien labradas, de exposiciones según la salida del sol, de maderos y plazas ceremoniales muy bien cuidadas al momento de construir; se diferencian los aspectos jerárquicos y de poder en la ubicación de los recintos... son sitios altamente estratégicos... como lo es el mismo llulla; porque lo eligieron? porque una guaca tan lejos del cuzco? porque tan alto? porque tan solitario?, tan dificultoso?. Todas estas y otras mas son incógnitas que van develándose; tengamos en cuenta que los tiempos eran otros, la perspectiva de la relación hombre-naturaleza era otra, eran otros cantares, otras políticas y otros momentos sociales; la montaña era parte fundamental de los antiguos pueblos; no solo de los incas, sino también de los nativos collas, atacamas y demás... Desde donde se lo mire, el llulla te atrae, te cautiva, te enmelece con sus curvas, con su aspereza; encanta la mirada... Era obvio que en cuanto lo descubriesen estos "hijos del sol" le brindarían honores.. pues allí vive el sol... allí se recuesta por las tardes antes de dormir cuando sus últimos rayos pintan la cumbre de rojo mientras todo al rededor está oscuro ... allí nace el "agua mentirosa"; allí hay mas que piedra, hay "encanto"...

Mientras estudiábamos "ruinas intermedias"; pude ver la magnitud del paisaje; de como todos los demás cerros se rinden a los pies del llulla... Quedan en pie unas impresionantes pircas, y me imaginaba que por allí pasaron los niños, vivos, caminando, jadeando y de tanto en tanto dándose vuelta para ver el paisaje; sabiendo que pronto lo dominarían con la mirada; que pronto dormirían por siempre junto a ese paisaje de picos elevados... que jugarían en todas sus cumbres para luego volver por las tarde a su morada... cuantas cosas habran pasado por esas laderas mientras el ajuar iba en manos de algún sacerdote; o con los niños mismo... me pregunto como los recibió el cerro; si se dejó montar suavemente o desató temporales.. la imaginación a esas alturas es ama y dueña de toda cabeza que se con poco oxigeno solo basta darle rienda suelta...

Placa en Tolar Grande al Santuario de Altura de Llullaillaco, Salta-Jujuy. Foto: Gonzalo Cristofani

Placa en Tolar Grande al Santuario de Altura de Llullaillaco, Salta-Jujuy

Christian Vitry realizando mediciones en el Valle de Llullaillaco durante la expedición de investigación arqueológica

Trabajo de campo en la expedición de investigación arqueológica en el Llullaillaco


Durante ese día no solo exploramos los sitios arqueológicos; sino nos topamos con la BARBARIE humana; que es la misma que aqui abajo... no se imaginan la indignación al ver una docena de "pilas" tiradas, medio viejitas ya.... nooooo; al llulla, que de por si le falta gua, la vienen a contaminar con pilas... es el colmo; aquel que se digne llamar andinista, montañista, aventurero, explorar o lo que sea... si va a la montaña, que regrese con sus residuos; el cerro posee un equilibrio natural milenario; cualquier alteración o perturbación hace estragos y en muchos casos son irreversibles.... Conciencia; respeto y sacrificio no viene mal a los tiempos que corren; hoy tenemos equipos hiper livianos, compactos como para no tener un lugarcito para bajar con la BASURA que nosotros mismos llevamos.... Los que vivieron los años de la carpa de lona, de la mochila de estructura metálica y farol a querosene y calentadores a bencina no contaminaron tanto los cerros como ahora...

Parrafo aparte, me atrevo a pensar en voz alta: "El temple que caracterizaba al viejo montañés está extinto, sobrevivió el espíritu aventurero, el corazón valiente, la fuerza descubridora, la motivación por conocer, ir, subir mas alto; pero el TEMPLE quedó allá, en los años en que ir a una montaña era mas que ir y subir, era vencer tantos obstáculos como miedos, leyendas y mitos en el camino aparecían por doquier... forjaron a razón de coraje y determinación los caminos conocidos de nuestros cerros..."

Cruzando los Penitentes. Llullaillaco Sata-Jujuy. Foto: Gonzalo Cristofani

Cruzando los Penitentes. Llullaillaco Sata-Jujuy


Era momento de ir por el campamento II; La Laguna; con peso regulado y medido porque el día anterior habíamos porteado hasta los 5400 un poco; asi discurrió un día en medio de jadeos constantes y ansiedad por llegar; de paso estudiamos el sitio "cota de agua"; que a los 5800 está pendido de la ladera que se hace meseta, lagunillas y descanso. Luego continuamos hasta la Laguna, para acampara, derretir hielo; descansar; admirar el atardecer que tapiza la cordillera de naranja y lo desdibuja como si fuera juguete para caer en el manto de estrellas que bañan el mar de arriba; "ahicito" se las ven; casi colgando del cielo; cielo que pucha que es "cielo"; no como el que vemos todas las noches en medio del smook y polución; lo que siempre se dice: "mas cerquita del cielo"; es así, literal y geográficamente se está mas cerquita...

Al grito de "vamos"; nos dispusimos, eran las 2 de la madrugada; estaba fresco; queríamos aprovechar el día para explorar, estudiar y recorrer todos los sitios de altura; pero al poco de andar Mario desistió; el frío caló hondo en sus manos y pies; ademas un poco de puna ayudaron a que tome esa decisión acertada; pues no la pasaría mejor mas alto... De pronto a nuestras espaldas algo cambiaba radicalmente; el HORIZONTE; se tiño de colorado, de naranja de azul-violeta, de curvas de salares de todo cuanto la vista e imaginación pueda contemplar y decodificar; el solcito viene a calmar el frío; viene a dar vida que la puna aclama; pues los gigantes dormidos (volcanes y cerros) lo reciben; son los primeritos; los mas altos mas primero, los mas petizos mas tarde y los salares (porque están en depresiones) al último... pero todos recibirán su parte; rayos de sol que modelan el paisaje por milenios; lo secan, lo aplanan, lo elevan, lo vuelven a aplanar; casi como que es un juego... retrato imborrable para mi retina que todavía tiene impregnado ese momento: EL AMANECER a mas de 6000 msnm.

Compartiendo una comida en el campamento. Llullaillaco, Salta-Jujuy. Foto: Gonzalo Cristofani

Compartiendo una comida en el campamento. Llullaillaco, Salta-Jujuy

Durante el ascenso al Volcán Llullaillaco. Foto: Gonzalo Cristofani

Durante el ascenso al Volcán Llullaillaco

Integrantes de la expedición de investigación arqueológica al Llullaillaco


De pronto llegamos al sitio "Laderas Altas"; colgado en medio de un sayar; con restos de techo de paja y tirantería de cardón, algarrobo y arca es un sitio misterioso y estratégico; resaltan los palos expuestos que sobresalen; son pocos recintos pero insisto "colgados" en la ladera. De aquí en adelante se pone dura la cosa; se lucha con el sayar, con el acarrero, con la piedra suelta, con el paso inseguro, blando; y me preguntaba: donde esta la senda? no la hay; hay que meterle pa' arriba nomas; siempre pa'rriba, quenquiando la cuesta; como dice un amigo mio!!... Costó mucho y mas que fuerza, costó maña y paciencia.

La recompensa: El Portezuelo, un sitio estratégico; colosal construcción de mas de 3 mts de alto; todavía bastante bien conservada; paso obligado para cualquiera que quiera conquistar la cumbre; desde aquí amena la pendiente; se observa cerquita y tentadora la cumbre del Sarcófago; en éste descanso del cerro a mas de 6500 la puna hacia estragos en Diego; mientras Christian investigaba el sitio pude apreciar la magnitud de la puna nuestra; de los salares; de lo lejos y desprotegido que está; solo hay emprendimientos mineros; ya no vendrían mas los arrieros; aquellos que contra el viento blanco desafiaron la cordillera llevando vacas a Chile; ya no viene el tren a Socompa; Caipe en ruinas; Taca Taca olvidada (estaciones) y cuantas historias más se contarían de esa inmensa puna; pero mis pies pisaban tierra sagrada; tierra escogida por una cultura para ser su adoratorio; su APUS (espiritú de la montaña) fue venerado y la magestuosidad y faraoneidad en las construcciones es admirable; y me preguntaba si yo apenas podía con mi mochila como hicieron con semejantes palos, tirantes, bloques de piedra; debio haber sido mas que un trabajo u obligación; debio haber sido tal vez: COMPROMISO para con uno mismo; quizas no se trataba de ir a trabajar a semejantes alturas; sino convivir con los dioses; porque alli moran los dioses; y en cada coparchada (pequeña ofrenda antes de subir los cerros) pedían permiso, fuerzas y que la guia de los dioses los proteja....

Christian Vitry realizando anotaciones durante la expedición al Llullaillaco. Foto: Gonzalo Cristofani

Christian Vitry realizando anotaciones durante la expedición al Llullaillaco

Vista panorámica del Valle de Llullaillaco. Foto: Gonzalo Cristofani

Vista panorámica del Valle de Llullaillaco


Mochila al hombro transitábamos los últimos o mejor dicho los primeros tramos del incañan; camino que nace o culmina en la cumbre; en sitio ceremonial; aunque no es lejos en distancia, cuesta la llegada; me paso como si se me escapaba el espiritú; como si se fuera a buscar solito la cumbre, los roquedales, a regocijare con el paisaje; uno se queda con los sentimientos a flor de piel; afloran las lagrimas sin llamarlas; el corazón no razona su latir; los ojos no encuentran puntos fijos; todo esta a disposición de las retinas; que mejor fotos que un parpadeo; que mejor postal que un vistazo de 360º recorriendo cerros, salares y cielos azules hasta perderse en el curvo horizonte; que mejor regalo para el alma que un poco de paz; de sosiego al eterno buscar, al eterno no encontrar.... Pues aquí en la cumbre; ya no hay nada por vencer; nada por conquistar; la voluntad, el corazon, las piernas y la determinación dieron sus frutos; explota la emoción contenida.... Jallalla apus llullaillaco, jallalla!!!!!

En una pequeña ceremonia soltamos unas plegarias; hicimos unas ofrenditas de coca y pedimos por la protección de este "único" santuario de altura que tenemos...

Hacia la cumbre del Llullaillaco. Foto: Gonzalo Cristofani

Hacia la cumbre del Llullaillaco


Christian nos guiaba los últimos pasos para llegar a la cumbre internacional (roquedal); él ya era viejo conocido; Diego y yo pisábamos por primera vez este lugar, incluso para Diego (P.CH.) era su bautismo de alta montaña.... Un honor compartir la cumbre con gente que labura, piensa y sostienen que la montaña no es un objetivo final, no es una meta estadística; sino un sentimiento....

En la cumbre hay un extraño equilibrio entre lo rustico y lo plano, entre lo sagrado y arisco; pues el sitio donde estuvieron enterrados los niños es un altar, un descanso del cerro; y otra vez el asombro de ver las construcciones (dos recintos) en la cumbre; con sus semejantes rocas; uno se imagina de como se habría echo la ceremonia de la "capaccocha", de cuanta gente estaría allí arriba; de cuales fueron sus plegarias, de cuales fueron sus motivos reales como para ofrendar vidas humanas; tal vez no sea complejo; lo que parece tan misterioso ahora al fin de cuentas fue muy premeditado y estudiado; solo nos queda respetar esa determinación y sobre cuidar lo que quedó; lo que heredamos: una huaca sagrada, un santuario que es y debe ser patrimonio natural y cultural de todos...

Gonzalo Cristofani en la cumbre del Volcán Llullaillaco. Foto: Gonzalo Cristofani

Gonzalo Cristofani en la cumbre del Volcán Llullaillaco

En la cumbre del Llullaillaco junto a Cristian Vitry. Foto: Gonzalo Cristofani

En la cumbre del Llullaillaco junto a Cristian Vitry


Apus Llullaillaco, celoso guardián de la cordillera, custodio de viejas plegarias, salud y gracias por permitirnos subir !!!

Gracias equipo cumañan!!


Más Fotos

Campamento en el Llullaillaco. Foto: Gonzalo Cristofani

Campamento en el Llullaillaco

Panorámica desde los 6.200 mts. El curvo horizonte se degrada, en la lejanía el Llullaillaco. Foto: Gonzalo Cristofani

Panorámica desde los 6.200 mts. El curvo horizonte se degrada, en la lejanía el Llullaillaco

Expedición de investigación arqueológica al Volcán Llullaillaco

Notas Relacionadas:

  • Sombra Tumb

    El origen del curioso
    nombre Llullaillaco

  • Sombra Tumb

    La historia del Camino Inca
    en el Volcán de Llullaillaco

  • Sombra Tumb

    Un inspirador proyecto
    del BID para la conservación
    del camino andino

  • Sombra Tumb

    Los controversiales niños sacrificados del Volcán Llullaillaco, Provincia de Salta

  • Sombra Tumb

    Montañas Argentinas:
    Volcán Llullaillaco,
    Salta - Region Antofagasta

  • Sombra Tumb

    El Camino Inca QHAPAQ ÑAN declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO


Números Publicados de la Revista Digital de Montaña

  • Diciembre 2019
    Diciembre 2019 - Nº 57
  • Abril 2018
    Abril 2018 - Nº 56
  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017 - Nº 55
  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 54
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 53
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 52
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 51
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 48
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 47
  • Abril 2014
    Abril 2014 - Nº 46
  • Febrero 2014
    Febrero 2014 - Nº 45
  • Diciembre 2013
    Diciembre 2013 - Nº 44
  • Octubre 2013
    Octubre 2013 - Nº 43
  • Agosto 2013
    Agosto 2013 - Nº 42
  • Junio 2013
    Junio 2013 - Nº 41
  • Abril 2013
    Abril 2013 - Nº 40
  • Noviembre 2012
    Noviembre 2012 - Nº 39
  • Junio 2012
    Junio 2012 - Nº 38
  • Noviembre 2011
    Noviembre 2011 - Nº 37
  • Julio 2011
    Julio 2011 - Nº 36
  • Junio 2011
    Junio 2011 - Nº 35
  • Mayo 2011
    Mayo 2011 - Nº 34
  • Abril 2011
    Abril 2011 - Nº 33
  • Enero 2011
    Enero 2011 - Nº 32
  • Diciembre 2010
    Diciembre 2010 - Nº 31
  • Noviembre 2010
    Noviembre 2010 - Nº 30
  • Octubre 2010
    Octubre 2010 - Nº 29
  • Septiembre 2010
    Septiembre 2010 - Nº 28
  • Agosto 2010
    Agosto 2010 - Nº 27
  • Julio 2010
    Julio 2010 - Nº 26
  • Junio 2010
    Junio 2010 - Nº 25
  • Mayo 2010
    Mayo 2010 - Nº 24
  • Abril 2010
    Abril 2010 - Nº 23
  • Marzo 2010
    Marzo 2010 - Nº 22
  • Febrero 2010
    Febrero 2010 - Nº 21
  • Enero 2010
    Enero 2010 - Nº 20
  • Diciembre 2009
    Diciembre 2009 - Nº 19
  • Noviembre 2009
    Noviembre 2009 - Nº 18
  • Octubre 2009
    Octubre 2009 - Nº 17
  • Septiembre 2009
    Septiembre 2009 - Nº 16
  • Agosto 2009
    Agosto 2009 - Nº 15
  • Julio 2009
    Julio 2009 - Nº 14
  • Junio 2009
    Junio 2009 - Nº 13
  • Mayo 2009
    Mayo 2009 - Nº 12
  • Abril 2009
    Abril 2009 - Nº 11
  • Marzo 2009
    Marzo 2009 - Nº 10
  • Febrero 2009
    Febrero 2009 - Nº 9
  • Enero 2009
    Enero 2009 - Nº 8
  • Diciembre 2008
    Diciembre 2008 - Nº 7
  • Noviembre 2008
    Noviembre 2008 - Nº 6
  • Octubre 2008
    Octubre 2008 - Nº 5
  • Septiembre 2008
    Septiembre 2008 - Nº 4
  • Agosto 2008
    Agosto 2008 - Nº 3
  • Julio 2008
    Julio 2008 - Nº 2
  • Junio 2008
    Junio 2008 - Nº 1

Números Publicados de Noticias de Montaña - Periodico Digital Mensual

  • Julio 2020
    Julio 2020 - Nº 115
  • Junio 2020
    Junio 2020 - Nº 114
  • Mayo 2020
    Mayo 2020 - Nº 113
  • Abril 2020
    Abril 2020 - Nº 112
  • Marzo 2020
    Marzo 2020 - Nº 111
  • Febrero 2020
    Febrero 2020 - Nº 110
  • Enero 2020
    Enero 2020 - Nº 109
  • Diciembre 2019
    Diciembre 2019 - Nº 108
  • Noviembre 2019
    Noviembre 2019 - Nº 107
  • Octubre 2019
    Octubre 2019 - Nº 106
  • Septiembre 2019
    Septiembre 2019 - Nº 105
  • Agosto 2019
    Agosto 2019 - Nº 104
  • Julio 2019
    Julio 2019 - Nº 103
  • Junio 2019
    Junio 2019 - Nº 102
  • Mayo 2019
    Mayo 2019 - Nº 101
  • Abril 2019
    Abril 2019 - Nº 100
  • Marzo 2019
    Marzo 2019 - Nº 99
  • Febrero 2019
    Febrero 2019 - Nº 98
  • Enero 2019
    Enero 2019 - Nº 97
  • Diciembre 2018
    Diciembre 2018 - Nº 96
  • Noviembre 2018
    Noviembre 2018 - Nº 95
  • Octubre 2018
    Octubre 2018 - Nº 94
  • Septiembre 2018
    Septiembre 2018 - Nº 93
  • Agosto 2018
    Agosto 2018 - Nº 92
  • Julio 2018
    Julio 2018 - Nº 91
  • Junio 2018
    Junio 2018 - Nº 90
  • Mayo 2018
    Mayo 2018 - Nº 89
  • Abril 2018
    Abril 2018 - Nº 88
  • Marzo 2018
    Marzo 2018 - Nº 87
  • Febrero 2018
    Febrero 2018 - Nº 86
  • Enero 2018
    Enero 2018 - Nº 85
  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017 - Nº 84
  • Noviembre 2017
    Noviembre 2017 - Nº 83
  • Octubre 2017
    Octubre 2017 - Nº 82
  • Septiembre 2017
    Septiembre 2017 - Nº 81
  • Agosto 2017
    Agosto 2017 - Nº 80
  • Julio 2017
    Julio 2017 - Nº 79
  • Junio 2017
    Junio 2017 - Nº 78
  • Mayo 2017
    Mayo 2017 - Nº 77
  • Abril 2017
    Abril 2017 - Nº 76
  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 75
  • Febrero 2017
    Febrero 2017 - Nº 74
  • Enero 2017
    Enero 2017 - Nº 73
  • Diciembre 2016
    Diciembre 2016 - Nº 72
  • Noviembre 2016
    Noviembre 2016 - Nº 71
  • Octubre 2016
    Octubre 2016 - Nº 70
  • Septiembre 2016
    Septiembre 2016 - Nº 69
  • Agosto 2016
    Agosto 2016 - Nº 68
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 67
  • Junio 2016
    Junio 2016 - Nº 66
  • Mayo 2016
    Mayo 2016 - Nº 65
  • Abril 2016
    Abril 2016 - Nº 64
  • Marzo 2016
    Marzo 2016 - Nº 63
  • Febrero 2016
    Febrero 2016 - Nº 62
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 61
  • Diciembre 2015
    Diciembre 2015 - Nº 60
  • Noviembre 2015
    Noviembre 2015 - Nº 59
  • Octubre 2015
    Octubre 2015 - Nº 58
  • Septiembre 2015
    Septiembre 2015 - Nº 57
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 56
  • Julio 2015
    Julio 2015 - Nº 55
  • Junio 2015
    Junio 2015 - Nº 54
  • Mayo 2015
    Mayo 2015 - Nº 53
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 52
  • Marzo 2015
    Marzo 2015 - Nº 51
  • Febrero 2015
    Febrero 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Diciembre 2014
    Diciembre 2014 - Nº 48
  • Noviembre 2014
    Noviembre 2014 - Nº 47
  • Octubre 2014
    Octubre 2014 - Nº 46
  • Septiembre 2014
    Septiembre 2014 - Nº 45
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 44
  • Julio 2014
    Julio 2014 - Nº 43
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 42
  • Mayo 2014
    Mayo 2014 - Nº 41

Noticias y Novedades de Montaña del CCAM


Es nuestra misión dar a conocer la Cultura de Montaña Argentina y por lo tanto es prioritario que si es utilizado nuestro material visual, acuerden con la institución su uso.
Si están interesados en el material fotográfico del CCAM, le sugerimos que se contacten a: info@culturademontania.org.ar

Todo el material fotográfico del CCAM es restaurado y publicado en alta resolución.


  • Equipo CCAM

PERIODICO DIGITAL MENSUAL JULIO

  • Periódico Digital
  • ULTIMA REVISTA DIGITAL DE MONTAÑA

  • Revista Digital
  • Notas Relacionadas

    • Sombra Tumb

      El origen del curioso nombre Llullaillaco

    • Sombra Tumb

      La historia del Camino Inca
      en el Volcán de Llullaillaco

    • Sombra Tumb

      Un inspirador proyecto del BID para la conservación del camino andino

    • Sombra Tumb

      Los controversiales niños sacrificados del Volcán Llullaillaco, Provincia de Salta

    • Sombra Tumb

      Montañas Argentinas: Volcán Llullaillaco,
      Salta - Region Antofagasta

    • Sombra Tumb

      El Camino Inca QHAPAQ ÑAN declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO

    

    Suscribite a Noticias de Montaña


    • Taller de Primeros Auxilios
    • Red Cultural de Montaña
    • Seccion Relatos de Viajes y Expediciones
    • Seccion Historia del Montañismo
    • Museo de Historia del Montañismo
    • Seccion Esquí de Montaña
    • Seccion Biografía y Personajes
    • Seccion Guías de Montañas Argentinas
    • Sección Arqueología & Antropología
    • Seccion Espeleología
    • Sección Libros de Montaña
    • Banner Material Fotográfico
    • Publicidades de Montaña
    • Enlaces de Montaña