Cerrar
Noviembre 2012 – Revista Digital Nº 39
Guido Magnone escultor de cimas

Biografía del gran escalador francés

Enciclopedia Incompleta de Montaña
- Por José Herminio Hernández, Coronel (RE) -

Restauración Fotográfica: Centro Cultural Argentino de Montaña, Natalia Fernández Juárez

Nació en Torino, Italia, en el año 1917, de una familia italiana, que el año 1920, cuando contaba con solo tres años, se trasladó a París, Francia.

Guido Magnone. Foto: www.ledauphine.com

Luego de realizar estudios sobre arte, y haber practicado con éxito un buen número de deportes; en el año 1943, cuando tenía 25 años, descubrió su pasión por los deportes de montaña, durante unas vacaciones en Chamonix y sin ninguna preparación previa, subió el Monte Blanco, por la vía normal.

En poco tiempo pasó a integrar el grupo alpinístico parisino de la época, donde emergieron figuras como, Poincenot, Ferlet, Poulet, Aubert y Brunaud, con los cuales realizó algunas ascensiones de valor: la pared Norte del Petit Dru, pared Nordeste del Badile y pronto se convirtió en uno de los mejores escaladores de su generación, incluyendo entre sus registros de la conquista de las cumbres de prestigio importantes de los Alpes y siendo uno de los alpinistas franceses más representativos luego de la posguerra.

Del libro La Cara Oeste de los Drus. De izq. a der. Marcel Laine, Adrien Dagory, Lucien Berardini, Guido Magnone

Del Libro La Cara Oeste de los Drus suspendido en el estribo en las mas incomodas posturas colocando clavos en las paredes mas increíbles

Como decía Louis Depasse:

Magnone, el grupo de los bleausards, es decir, aquellos que se adiestraban con los grandes bloques de gres del bosque de Fointainebleau, próximo a la capital francesa. Allí existen algunos escalamientos tan difíciles que los mejores trepadores, cuando acometen por primera vez estos bloques, solo alcanzan a elevarse unos cuantos decímetros del suelo.

En compañía de Dagory y de Berardini, inició después, los tentativos a la pared Oeste del Petit Dru, objetivo muy ambicioso de los escaladores de la postguerra. El grupo de los parisinos estaba formado por aficionados, que se entrenaban durante los días feriados en la palestra de Fontainebleau y Saussois y durante las vacaciones esta actividad se trasladaba al Monte Blanco.

Del libro La Cara Oeste de los Drus. Guido Magnone realizando un rappel pendular

Del libro La Cara Oeste de los Drus. Clavijas y mosquetones de la expedición

En el año 1948, realizó la pared Norte del Pizzo Badile.

En el año 1952, fue invitado a participar en la expedición a Los Andes Patagónicos, en Argentina, más precisamente al Chaltén, y con tal de integrar la misma, empeñó su tractor para así contribuir a los gastos de la expedición.

Nos decía Louis Depasse, respecto a Guido:

Guido Magnone, apareció a última hora. Es un hombre universal. Ex-alumno de la Escuela de Bellas Artes, campeón de natación y de wáter-polo, se ha dedicado muy a regañadientes, a las prosaicas tareas de la fábrica paterna. Es cartonnier, es decir cartonero y no cantonnier, peón caminero, como dice erróneamente su pasaporte. Este error tiene sin embargo, algún fundamento, su conocida afición a martirizar las piedras con el martillo. Porque Magnone, tan bueno y tan sonriente, es uno de los mejores especialistas franceses de escalamiento artificial. Este muchachón de contextura atlética, de fuerza y resistencia sorprendentes, más duro que su martillo y muchísimo más que sus clavos de roca, ha acometido en varias oportunidades la más formidable pared que aún se conserva virgen en los Alpes: la faz Oeste del Dru. Allí, a fuerza de voluntad y de perseverancia, ha trazado, sobre varios centenares de metros, una ruta que desanima a todos los que, alguna vez, podrían pensar en imitarlo. Hasta ahora el Dru ha resultado vencedor, pero todos estamos seguros de que Guido, tendrá su Dru…Mientras tanto, se dispone a afilarse las uñas para el Fitz. Algunos dicen que, para Guido, el Fitz es solo un ensayo para su Dru. Pura maledicencia. Bajo su áspera corteza, esconde una verdadera alma de poeta y mucho más que en meros problemas técnicos piensa en las maravillas que va a descubrir en esas regiones desconocidas. Por fin las afinidades meridionales de Guido, no se exteriorizan, como en el caso del doctor Azema, por un desborde de palabras. Por el contrario, habla poco, pero, ¡sus manos! Decimos habitualmente que Guido habla con las manos y ello le resultará muy útil para hacerse entender en la Argentina.

Una vez en el Fitz Roy, a pesar de que Lionel Terray, vio prudente retirarse de la montaña, por las condiciones climáticas imperantes, Guido, lo convenció y con unos micropitonisas (clavos muy pequeños) que había reservado para abrir latas de conservas, encabezó el último tramo de la escalada, que coronó junto a Terray la cima virgen del Cerro Fitz Roy el 2 de febrero de 1952, logrando un éxito considerado hasta ese momento el más difícil del momento.

El presidente Peron procede a condecorar a Guido Magnone con la medalla del deporte por su logro en la cumbre Fitz Roy

De regreso a Francia, vuelve a intentar el asalto entre el 1 y el 5 de julio de 1952, al Dru, conformando la cordada junto a Berardini y Dagory, superando tres cuartos de la pared, deben renunciar a seguir por falta de víveres, el 17, 18 y 19 de julio del mismo año, los tres con Lainé, vuelven a realizar otro intento, finalizando la coronación del mismo a través de la pared Oeste.

Fue este éxito considerado como el más grande del alpinismo francés hasta ese momento y seguramente el logro más destacado de Magnone, sea por la importancia histórica de la escalada, sea por la dificultad técnica realizada. El mismo año, conformando la cordada junto a Rébuffat, Leroux, Brunaud y Abram, realizó la primera escalada francesa a la pared Norte del Eiger, en condiciones muy severas y dramáticas.

Luego de la repetición de la pared Este del Gran Capucin, la actividad de Magnone, pasó al escenario extraeuropeo; la Federación Francesa de Montaña, lo invitó a organizar junto a Jean Franco, una expedición al Everest. Pero los ingleses se le adelantaron al objetivo, por tal motivo, seleccionaron el Makalú, la quinta montaña del mundo, en orden de altura.

Guido Magnone. Foto: www.clubalpinoaccademico.it

Participó así a las dos expediciones al Makalú, en los años 1954 y en 1955, siendo en la segunda donde alcanza finalmente la cima.

A partir de ese momento la vida del Magnone giro permanentemente en la montaña, realizó films, dio conferencias y escribió libros.

El 12 de julio de 1956, escaló con una expedición muy ligera, por la vertiente Sureste, la esplendida Torre Muztagh, de 7.273 metros.

Entre los años 1956 y 1965, fue presidente del Groupe de Haute Montagne.

En el año 1958, sucedió a Jean Franco, en el cargo de director técnico de la Unión Nacional de Centros de Montaña.

Luego de una expedición al Cáucaso, participó de la expedición del año 1959, al Monte Jannu, alcanzando con Paragot, el punto más elevado, cercano a la cima, a 300 metros por debajo de la misma. Por varios motivos la tentativa falló, y luego, fue conquistado por otra expedición guiada por Lionel Terray.

El 5 de agosto de 1962, conformando la cordada junto a Lionel Terray, René Dubost, Paul Gendre y Jacques Soubis, escalaron en la Cordillera Blanca del Perú, la cumbre Este del Chacraraju, de 6.001 metros, siguiendo la arista Noreste, por la cara Este, siendo la primera absoluta de la misma. Realizó además, numerosas expediciones en el Cáucaso y en las montañas Rocosas.

En el año 1965, realizó la primera escalada de la Torre Eiffel, trasmitida en vivo para la TV, conformando esta actividad junto a Lucien Bérardini, Robert Paragot, Ian Mc Naught y Davis Vermondet.

A partir de ese momento abandonó la actividad alpinistica; como director de cine, participó con su film Makalú, en el Festival de Trento, siendo vencedor del mismo.

Fue autor del libro La face ouest des Drus, es decir, La cara Oeste de los Drus, en el cual explica su técnica de escalada artificial y el porqué de la misma.

Tapa del libro La Cara Oeste de los Drus, editorial Juventud 1956

A fines de los años setenta retorna nuevamente a su actividad como escultor, realizando incluso sus obras con materiales pobres, como las botellas de plástico, recuperadas de las cimas que tanto amaba. Y desde ese punto de vista, como artista plástico, su actividad como escultor, su obra fue expuesta en el museo abierto de Etroubles, en el Valle de Aosta, Italia.

En el mes de febrero de 2005, la editora Arthaus, publicó su biografía, Sculpteur de cimes. El cineasta Jean-Michel Rodrigo, produjo para la Mecanos Producciones un documental sobre la vida y obra de Guido Magnone, titulado, Guido Magnone, La Décennie Magnifique. Algunas tomas se hicieron en Étroubles, en relación con la participación del artista en un local de museo al aire libre.

Tapa del libro Escultor de Cimas, editorial Arthaus, 2005

El film, con el nuevo título, Guido Magnone – La Voie des Sommets, fue presentado, el 16 de noviembre de 2006, en Grenoble, en el Festival de Cine, 8èumes Rencontres du Cinéma de Montagne, donde Magnone, fue ovacionado y aplaudido largamente.

Participó también en el concurso de Trento Film Festival, en el año 2007. Este mismo año, fue declarado socio ad honorem, del Club Alpino Accademico Italiano, en el ámbito del Congreso Nacional del Club Alpino Accademico Italiano, que se realizó el 6 de octubre de 2007, realizado en el Forte di Bard, sobre el tema Apritori a confronto: l´etica di apertura delle vie nuove, es decir, Abridores en comparación: la ética de la apertura de las vías nuevas.

El 9 de julio de 2012, falleció a la edad de 95 años, en su tierra natal, Francia, este “artista de la cimas”.

Guido Mignone dando una conferencia en el 2002. Foto: www.masse.fr

 

 

Noticia Relacionada: - Murio Guido Magnone. Un francés que camino nuestras montañas

 

Área Restauración Fotográfica del CCAM: Natalia Fernández Juárez

Números Publicados de la Revista Digital de Montaña

  • Diciembre 2019
    Diciembre 2019 - Nº 57
  • Abril 2018
    Abril 2018 - Nº 56
  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017 - Nº 55
  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 54
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 53
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 52
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 51
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 48
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 47
  • Abril 2014
    Abril 2014 - Nº 46
  • Febrero 2014
    Febrero 2014 - Nº 45
  • Diciembre 2013
    Diciembre 2013 - Nº 44
  • Octubre 2013
    Octubre 2013 - Nº 43
  • Agosto 2013
    Agosto 2013 - Nº 42
  • Junio 2013
    Junio 2013 - Nº 41
  • Abril 2013
    Abril 2013 - Nº 40
  • Noviembre 2012
    Noviembre 2012 - Nº 39
  • Junio 2012
    Junio 2012 - Nº 38
  • Noviembre 2011
    Noviembre 2011 - Nº 37
  • Julio 2011
    Julio 2011 - Nº 36
  • Junio 2011
    Junio 2011 - Nº 35
  • Mayo 2011
    Mayo 2011 - Nº 34
  • Abril 2011
    Abril 2011 - Nº 33
  • Enero 2011
    Enero 2011 - Nº 32
  • Diciembre 2010
    Diciembre 2010 - Nº 31
  • Noviembre 2010
    Noviembre 2010 - Nº 30
  • Octubre 2010
    Octubre 2010 - Nº 29
  • Septiembre 2010
    Septiembre 2010 - Nº 28
  • Agosto 2010
    Agosto 2010 - Nº 27
  • Julio 2010
    Julio 2010 - Nº 26
  • Junio 2010
    Junio 2010 - Nº 25
  • Mayo 2010
    Mayo 2010 - Nº 24
  • Abril 2010
    Abril 2010 - Nº 23
  • Marzo 2010
    Marzo 2010 - Nº 22
  • Febrero 2010
    Febrero 2010 - Nº 21
  • Enero 2010
    Enero 2010 - Nº 20
  • Diciembre 2009
    Diciembre 2009 - Nº 19
  • Noviembre 2009
    Noviembre 2009 - Nº 18
  • Octubre 2009
    Octubre 2009 - Nº 17
  • Septiembre 2009
    Septiembre 2009 - Nº 16
  • Agosto 2009
    Agosto 2009 - Nº 15
  • Julio 2009
    Julio 2009 - Nº 14
  • Junio 2009
    Junio 2009 - Nº 13
  • Mayo 2009
    Mayo 2009 - Nº 12
  • Abril 2009
    Abril 2009 - Nº 11
  • Marzo 2009
    Marzo 2009 - Nº 10
  • Febrero 2009
    Febrero 2009 - Nº 9
  • Enero 2009
    Enero 2009 - Nº 8
  • Diciembre 2008
    Diciembre 2008 - Nº 7
  • Noviembre 2008
    Noviembre 2008 - Nº 6
  • Octubre 2008
    Octubre 2008 - Nº 5
  • Septiembre 2008
    Septiembre 2008 - Nº 4
  • Agosto 2008
    Agosto 2008 - Nº 3
  • Julio 2008
    Julio 2008 - Nº 2
  • Junio 2008
    Junio 2008 - Nº 1

Números Publicados de Noticias de Montaña - Revista Digital de Montaña

  • Julio 2022
    Julio 2022 - Nº 140
  • Junio 2022
    Junio 2022 - Nº 139
  • Mayo 2022
    Mayo 2022 - Nº 138
  • Abril 2022
    Abril 2022 - Nº 137
  • Marzo 2022
    Marzo 2022 - Nº 136
  • Especial NOA 2022
    Especial NOA - Nº 135
  • Febrero 2022
    Febrero 2022 - Nº 134
  • Enero 2022
    Enero 2022 - Nº 133
  • Diciembre 2021
    Diciembre 2021 - Nº 132
  • Noviembre 2021
    Noviembre 2021 - Nº 131
  • Octubre 2021
    Octubre 2021 - Nº 130
  • Septiembre 2021
    Septiembre 2021 - Nº 129
  • Agosto 2021
    Agosto 2021 - Nº 128
  • Julio 2021
    Julio 2021 - Nº 127
  • Junio 2021
    Junio 2021 - Nº 126
  • Mayo 2021
    Mayo 2021 - Nº 125
  • Abril 2021
    Abril 2021 - Nº 124
  • Marzo 2021
    Marzo 2021 - Nº 123
  • Febrero 2021
    Febrero 2021 - Nº 122
  • Enero 2021
    Enero 2021 - Nº 121
  • Diciembre 2020
    Diciembre 2020 - Nº 120
  • Noviembre 2020
    Noviembre 2020 - Nº 119
  • Octubre 2020
    Octubre 2020 - Nº 118
  • Septiembre 2020
    Septiembre 2020 - Nº 117
  • Agosto 2020
    Agosto 2020 - Nº 116
  • Julio 2020
    Julio 2020 - Nº 115
  • Junio 2020
    Junio 2020 - Nº 114
  • Mayo 2020
    Mayo 2020 - Nº 113
  • Abril 2020
    Abril 2020 - Nº 112
  • Marzo 2020
    Marzo 2020 - Nº 111
  • Febrero 2020
    Febrero 2020 - Nº 110
  • Enero 2020
    Enero 2020 - Nº 109
  • Diciembre 2019
    Diciembre 2019 - Nº 108
  • Noviembre 2019
    Noviembre 2019 - Nº 107
  • Octubre 2019
    Octubre 2019 - Nº 106
  • Septiembre 2019
    Septiembre 2019 - Nº 105
  • Agosto 2019
    Agosto 2019 - Nº 104
  • Julio 2019
    Julio 2019 - Nº 103
  • Junio 2019
    Junio 2019 - Nº 102
  • Mayo 2019
    Mayo 2019 - Nº 101
  • Abril 2019
    Abril 2019 - Nº 100
  • Marzo 2019
    Marzo 2019 - Nº 99
  • Febrero 2019
    Febrero 2019 - Nº 98
  • Enero 2019
    Enero 2019 - Nº 97
  • Diciembre 2018
    Diciembre 2018 - Nº 96
  • Noviembre 2018
    Noviembre 2018 - Nº 95
  • Octubre 2018
    Octubre 2018 - Nº 94
  • Septiembre 2018
    Septiembre 2018 - Nº 93
  • Agosto 2018
    Agosto 2018 - Nº 92
  • Julio 2018
    Julio 2018 - Nº 91
  • Junio 2018
    Junio 2018 - Nº 90
  • Mayo 2018
    Mayo 2018 - Nº 89
  • Abril 2018
    Abril 2018 - Nº 88
  • Marzo 2018
    Marzo 2018 - Nº 87
  • Febrero 2018
    Febrero 2018 - Nº 86
  • Enero 2018
    Enero 2018 - Nº 85
  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017 - Nº 84
  • Noviembre 2017
    Noviembre 2017 - Nº 83
  • Octubre 2017
    Octubre 2017 - Nº 82
  • Septiembre 2017
    Septiembre 2017 - Nº 81
  • Agosto 2017
    Agosto 2017 - Nº 80
  • Julio 2017
    Julio 2017 - Nº 79
  • Junio 2017
    Junio 2017 - Nº 78
  • Mayo 2017
    Mayo 2017 - Nº 77
  • Abril 2017
    Abril 2017 - Nº 76
  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 75
  • Febrero 2017
    Febrero 2017 - Nº 74
  • Enero 2017
    Enero 2017 - Nº 73
  • Diciembre 2016
    Diciembre 2016 - Nº 72
  • Noviembre 2016
    Noviembre 2016 - Nº 71
  • Octubre 2016
    Octubre 2016 - Nº 70
  • Septiembre 2016
    Septiembre 2016 - Nº 69
  • Agosto 2016
    Agosto 2016 - Nº 68
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 67
  • Junio 2016
    Junio 2016 - Nº 66
  • Mayo 2016
    Mayo 2016 - Nº 65
  • Abril 2016
    Abril 2016 - Nº 64
  • Marzo 2016
    Marzo 2016 - Nº 63
  • Febrero 2016
    Febrero 2016 - Nº 62
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 61
  • Diciembre 2015
    Diciembre 2015 - Nº 60
  • Noviembre 2015
    Noviembre 2015 - Nº 59
  • Octubre 2015
    Octubre 2015 - Nº 58
  • Septiembre 2015
    Septiembre 2015 - Nº 57
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 56
  • Julio 2015
    Julio 2015 - Nº 55
  • Junio 2015
    Junio 2015 - Nº 54
  • Mayo 2015
    Mayo 2015 - Nº 53
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 52
  • Marzo 2015
    Marzo 2015 - Nº 51
  • Febrero 2015
    Febrero 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Diciembre 2014
    Diciembre 2014 - Nº 48
  • Noviembre 2014
    Noviembre 2014 - Nº 47
  • Octubre 2014
    Octubre 2014 - Nº 46
  • Septiembre 2014
    Septiembre 2014 - Nº 45
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 44
  • Julio 2014
    Julio 2014 - Nº 43
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 42
  • Mayo 2014
    Mayo 2014 - Nº 41

Noticias y Novedades de Montaña del CCAM


Es nuestra misión dar a conocer la Cultura de Montaña Argentina y por lo tanto es prioritario que si es utilizado nuestro material visual, acuerden con la institución su uso.
Si están interesados en el material fotográfico del CCAM, le sugerimos que se contacten a: info@culturademontania.org.ar

Todo el material fotográfico del CCAM es restaurado y publicado en alta resolución.

 

Frases del mes

Suscribite a Noticias de Montaña


  • Seccion Técnica & Entrenamiento
  • Sección Arqueología & Antropología
  • Sección Libros de Montaña
  • Banner Material Fotográfico
  • Banner Medicina Tradicional China
  • Equipo CCAM
  • Revista Digital
Acompáñanos en esta gran aventura - Sé parte del equipo de CCAM - ÚNETE AHORA