Cerrar
Enero 2022 – Noticias y Novedades
El Sauce Criollo es un árbol nativo con propiedades medicinales

Los invitamos a conocer las numerosas propiedades curativas del sauce criollo, cuya corteza contiene sustancias químicas similares a las de la famosa aspirina, siendo una especie que crece hasta los 1900 metros de altura, a lo largo del continente sud americano

Por Claudia Iturralde

La revista ha incorporado esta sección de plantas con propiedades medicinales que se encuentran en la montaña, con el propósito de aportar información para su conocimiento a los efectos de contribuir al compromiso con el medio ambiente.


Nombre:
Sauce Criollo. Salix humboldtiana

Familia: Salicaceae

Sinónimos: Salix

El árbol del Sauce Llorón. Foto: mapio.net


Ubicación:

Especie propia de América. Es una especie hidrófila que vive en la primera línea de la orillas de ríos, arroyos, pantanos y bañados de todo el país. Es la única especie de sauce nativa en Argentina y América del Sur. Su área de distribución geográfica es muy amplia, abarcando desde Méjico en el Hemisferio Norte hasta el río Chubut en Argentina.Crece hasta los 1900 metros de altura sobre el nivel del mar. Forma agrupaciones llamadas sauzales.Prefiere suelos húmedos bien drenados y sol directo en espacios abiertos,como todos los miembros del género Salixpose.


Sauce Llorón: Historia, tipos, características, leyenda


Propiedades Medicinales:

La corteza de sauce contiene sustancias químicas llamadas salicilatos. Los salicilatos son similares a la aspirina.

Los compuestos salicílicos producen un efecto analgésico, antitérmico, antiinflamatorio, antirreumático, espasmódico, antiagregante plaquetario y ligeramente sedante, actividad más marcada en los amentos ,que son las inflorescencias en forma de racimo . Los taninos le confieren una acción astringente.

Uno de los componentes primordiales de la corteza de sauce es la salicina, que es de donde se extrae el ácido salicílico. Este componente es un elemento principal del ácido acetilsalicílico elaborado por el químico alemán Félix Hoffman, y posteriormente introducido al mercado farmacéutico por la compañía Bayer con el nombre de «aspirina». 

Síndromes febriles: gripe, resfriados. Reumatismo, neuralgias, cefaleas, dismenorrea por dificultad de eliminación de coágulos. Espasmos gastrointestinales, disquinesias biliares, trastornos nerviosos. Prevención de tromboembolismo.

El ácido salicílico es una sustancia ampliamente usada en dermatología por su capacidad de promover la descamación epidérmica a través de la ruptura de los puentes desmosómicos intercelulares. El ácido salicílico, perteneciente al grupo de los agentes analgésicos, antipiréticos y antiinflamatorios, fue descrito por primera vez en el siglo XVIII por el reverendo Richard Stone que observó que las infusiones de la corteza del sauce blanco común (Salix alba vulgaris) curaban las fiebres.

La corteza de sauce, además de sus componentes analgésicos, contiene también propiedades anticoagulantes, antirreumáticas, antipirética, astringentes y desintoxicantes. 

Sauce Criollo en las Sierras

Sauce Llorón en las sierras de Chile


Algunas dolencias en donde es utilizable

Dolor menstrual. La propiedad analgésica que posee la corteza de sauce permite que sea un excelente tratamiento para aliviar los dolores menstruales.

Dolor de espalda. Se ha demostrado que la corteza de sauce disminuye de forma efectiva los dolores de espalda.

Dolor de cabeza. La corteza de sauce disminuye los dolores de cabeza eficientemente, ya que actúa como un analgésico.

Fiebre. La corteza de sauce ha dado resultados muy positivos en el tratamiento de cuadros febriles.  

Osteoartritis. No existe suficiente evidencia que certifique que la corteza de sauce mejore de manera efectiva la osteoartritis, sin embargo muchos estudios han revelado que reduce los síntomas relacionados con esta enfermedad.

Problemas estomacales. La corteza de sauce también contiene un alto nivel de taninos, componente que mejora y previene problemas del estómago. Se debe tener en cuenta que, no debe consumirse en altas dosis ni con mucha frecuencia.

Combate bacterias que causan caspa. Sus propiedades antiinflamatorias reducen el picor causado por bacterias como la caspa en el cuero cabelludo.

Cuida la piel. Gracias a sus propiedades antioxidantes y astringentes, el sauce puede ser empleado para tratar problemas de la piel. Reduce las arrugas, aporta suavidad y elasticidad, disminuye las verrugas y las quemaduras. 

Problemas emocionales. El sauce llorón se le relaciona con la nostalgia.

Es anticoagulante. La aplicación del ácido salicílico a saturación se ha realizado en las siguientes dermatosis: melasma facial, dermatitis ocre, depresiones residuales de acné y queratosis actínicas descamativas e hiperpigmentadas. Puede aplicarse en todo tipo de piel.

Corteza de un Sauce Criollo adulto


Partes útiles

Componentes Activos

En 1829 el farmacéutico francés Henri Leroux, extrajo del sauce la salicilina ,el principio activo de esta planta . Y unos años más tarde un químico francés sintetizó por primera vez el ácido acetilsalicílico. La obtención de los salicilatos sintéticos se logra a partir de 1860 y rápidamente desplazaron a los naturales por ser menos costosos de producir.

El ácido acetilsalicílico fue sintetizado en 1899 y se destinó para sustituir a la quinina en el control de la fiebre y el dolor por vía oral. Otro de los metabolitos obtenidos fue el ácido salicílico con cualidades para uso tópico y específico en dermatología. El ácido salicílico tópico en concentraciones por debajo del 3% se ha usado como queratoplástico para estimular el estrato córneo y a concentraciones por encima del 3% como queratolítico de efecto suave, moderado o fuerte, según la concentración, a partir de 3%, hasta la saturación de la fórmula.

PRINCIPIOS ACTIVOS DEL SAUCE

Heterósidos fenólicos (1,5-11%): Salicina o salicósido (glucósido de saligenina), salicortina, tremulacina, salirrepósido, etc. Alcohol salicálico. Ácidos: salicÍlico, vainíllico, siríngico, caféico. Vainillina. Flavonoides, isosalipurpósido (chalcona), taninos. En las yemas existen principios estrogénicos (estriol).

Las especies más ricas en salicósido son: Salix purpurea L. (6-8,5%), Salix daphnoides Vill. (4,9-5,6%), S. fragilis L. (3,9-10,2%).

Descripción

Árbol que alcanza de 10 a 12 m de altura.

Copa amplia. Tronco con corteza gris oscura, persistente y surcada de grietas que se unen oblicua y lateralmente. Ramas delgadas y grandes,  elevadas, ramillas amarillentas colgantes. Inerme.

Follaje caduco.

Como todos los miembros del género Salix posee abundante savia, corteza arrugada escamosa. Madera dura.

Fibrosas raíces estoloníferas. Éstas últimas son muy particulares por su resistencia, tenacidad y tamaño, creciendo fácilmente desde cualquier zona aérea de la planta.

El Sauce criollo es una especie unisexuada, es decir, con individuos machos y hembras que cuentan con flores en forma de corpúsculos apareciendo en la primavera antes que las hojas.

Corteza de un Sauce y su follaje en Neuquén

Sauce nativo, Salix Humboldtiana


Hojas: Simples, alternas, estrechamente lanceoladas a lineales. De 4 a 15 cm de largo. Borde finamente aserrado, glabras, ápice agudo y base cuneada, pecíolos cortos.

Propagación. Se multiplica por estacas y semillas. Crecimiento rápido.

Flores: Es una especie dioica que presenta pies masculinos y femeninos. Flores en amentos de 3 a 6 cm de largo. Los masculinos son más largos y amarillentos, los femeninos son más cortos y verdes. Ambas flores son aperiantadas (carecen de cáliz y corola) estando protegidas por brácteas enteras o dentadas.

Floración en agosto a diciembre; comienza cuando aparecen las nuevas hojas en primavera.

Fruto: Cápsula ovoide pequeña, en espiga colgante, marrón claro, de 5 mm de largo. Semillas numerosas, algodonosas con un mechón de pelos blancos que se dispersan facilitadas por el viento.

Sauce de las Sierras Tandilla y Ventania

Los sauces también forman parte del paisaje al borde del río en Patagonia


Formas de Uso

Infusión:
La infusión consiste en verter agua caliente o cualquier otro líquido sobre una materia orgánica y dejar la mezcla por unos minutos a fin de que el líquido se cargue o se sature de los principios activos de la hierba usada. Por lo general se usa en flores, hojas y hierbas blandas para hacer un té. 

Cocimiento o Tisana:
Cocimiento o Tisana es dejar las hierbas en el fuego después que ha hervido, por espacio de 15 a 20 minutos más. Esto satura el agua de los principios activos y generalmente se utilizan cortezas, semillas o tallos duros, en esta preparación salvo que se indique lo contrario para las partes blandas de la hierba, como hojas o flores que se usa la infusión.

Infusión de corteza de sauce


La corteza de sauce es la parte superficial del tallo o tronco del árbol de sauce. Esta se toma en porciones de diferentes tamaños. Los pedazos de corteza pueden tener un gran parecido con la canela. 

Formas de aplicación
Las monografías sobre el tema  recomiendan utilizarlo de la siguiente manera,en adultos:

Dosis diaria de extractos acuosos o secos, tinturas o extractos fluidos, equivalentes a 60-120 (hasta 240) mg de salicina total.

Tisana: 1 a 2 g de corteza triturada en decocción hasta 3 veces al día.

Se prepara cociendo de 1 a 3 gramos por 150 ml de agua, durante 15 minutos. También se puede preparar con 20 g de corteza triturada por 1 litro de agua y repartir el líquido resultante en 3 tomas al día. En este caso, no se debe dejar que hierva cuando se calienta para tomar en sucesivas tomas. Si lo prefieres, podrías agregarle miel para un mejor sabor.

Sauce frondoso al borde del río


Uso Externo

Es una planta melífera (= sirve de alimento a las abejas). Como especie forestal, la madera es blanda y liviana, buena para la fabricación de cajones, tirantes, juguetes y otros artículos. También se usa como ornamental y en el campo para refugio de animales. Las hojas hervidas con champú dan brillo al pelo.

El ácido salicílico entra en las fórmulas magistrales de dermatología, muchas veces, como exfoliante.
En tratamiento de eccematides, psoriasis, afecciones del cuero cabelludo, engrosamiento de piel (queratodermia de pies y manos).
La corteza de sauce también se encuentra presente en polvos, cápsulas o tinturas. También en cremas para el cuerpo, champús y, aunque no lo creas, es utilizado para la elaboración de conservantes naturales de cosméticos caseros.

Para la región facial

• Ácido salicílico 20 gramos
• Alcohol de 900, 15 mL

La cantidad adecuada de ácido salicílico se puede medir, en forma práctica, con dos cucharadas soperas, de 15 mL, al ras.

Se recomienda preparar la cantidad suficiente para cubrir la zona elegida; diluir el polvo hasta formar una pasta suave por medio de movimientos circulares y utilizar un recipiente de boca ancha. La preparación se hará al momento de aplicarla.

Se aplica  ácido salicílico en el cuero cabelludo para eliminar queratosis actínica.

Se aplica ácido salicílico en el tórax para eliminar queratosis seborreica.

Efectos beneficiosos
– Suavizar la superficie cutánea.
– Mejorar el aspecto inestético de las cicatrices superficiales post acné.
– Mejorar el aspecto cosmético de manchas residuales post acné.
– Mejorar y ayudar a eliminar el melasma.
– Es eficiente para el tratamiento de queratosis actínicas.
– Es efectivo para suavizar el aspecto cosmético de la dermatitis ocre.

Sauce longevo


Efectos Secundarios:

Los preparados de sauce están contraindicados en aquellas personas que tienen alergia a la aspirina o a los salicilatos.
No se aconseja su uso en niños cuando tienen enfermedades virales (resfriados, gripe, varicela, etc. por la posibilidad de que puedan desarrollar síndrome de Reye)

Es importante tener en cuenta que, la corteza de sauce no debe ser consumida durante más de 12 semanas. 
No se sabe con certeza si la corteza de sauce puede ser consumida por mujeres en estado de gestación o de lactancia, por lo tanto, lo más recomendable en este caso es no consumirla.

No es seguro el consumo de la corteza en niños.
El consumo de la corteza puede aumentar el riesgo de hemorragia en personas propensas a este tipo de trastorno. 
No es recomendable tomar alcohol mientras se consume la corteza.

No se debe consumir corteza si se sufre de insuficiencia renal, pues hacerlo puede agravar el estado de salud del paciente.
No es recomendada para personas que padecen enfermedades como alteraciones renales o trastornos de hemorragias. 

No se recomienda su uso en aquellas personas en etapa post-operatoria, ya que la corteza de sauce podría ocasionar coagulación en la sangre. 

Personas con patologías asociadas a úlceras estomacales, diabetes y enfermedades hepáticas suelen ser alérgicas a las aspirinas y, por consiguiente, a la corteza del sauce.

Hojas y ramas de Sauce


Reproducción:

El Sauce Criollo (Salix humboldtiana) posee una menor capacidad de reproducción vegetativa que la de los clones de sauces exóticos introducidos. Esto es una de las causas biológicas más importantes del peligro de extinción de sus poblaciones. Además, otros factores como la modificación de su hábitat, invasión de las riberas por sauces exóticos y el aprovechamiento de su madera, hacen que la especie se encuentre presente en muy pocos sitios a lo largo de la costa del Río Chubut. Las riberas de los ríos fueron invadidas rápidamente por clones introducidos, con alta capacidad de propagación vegetativa.

Hace algunos años, el INTA comenzó a trabajar en el rescate genético de esta especie para conservar su diversidad y para poder restaurar los ecosistemas ribereños.

Solidaridad Comunal:
Durante este año, la EEAf Esquel junto con la EEA Bariloche llevaron adelante una serie de actividades para revalorizar, difundir y dar a conocer el sauce criollo en la zona de Gualjaina. Se dieron charlas abiertas a la comunidad, se difundió material vegetativo en las escuelas y el Municipio de Gualjaina, además de establecer una plantación de sauce criollo, en la localidad.  El 29 de agosto, con motivo del “Día del árbol”, se estableció un ensayo de sauce criollo en el predio del CDP (Centro de Desarrollo Productivo) del Municipio.  Esta plantación es muy significativa dado que es el primer ensayo de esta especie, que se establece en la provincia y en el país. El mismo permitirá generar información sobre el crecimiento y comportamiento de clones de sauce criollo y además, en un futuro cercano, se podrá determinar qué clones son los que mejor se comportan en la zona.

Otro trabajo que se está llevando a cabo, es su multiplicación en el vivero del Campo Experimental INTA en Trevelin.  En Gualjaina por su parte, se estableció un estaquero de sauce criollo con cepas madre para producir estacas, lo que permitirá la reproducción y plantación en zona.

Estas actividades se realizan en conjunto con la Municipalidad de Gualjaina, la Secretaría de Bosques de la provincia, Áreas Naturales Protegidas, Dirección de Turismo y la Escuela Secundaria Nº780 de Gualjaina. El esfuerzo mancomunado hace posible llevar adelante este proyecto; para los próximos años, los técnicos de estas instituciones tienen previsto seguir con los trabajos de difusión, instalación de viveros y establecimiento de plantaciones.

Sauce en las sierras

Arbol de Sauce en San Pedro, Buenos Aires


Historia

SAUCE BLANCO

En Asiria, Sumeria y Egipto, se utilizó como remedio contra los dolores y la fiebre y ya fue citado por Hipócrates (siglo V a. C.) que describió sus propiedades medicinales. Los indígenas americanos la utilizaban con los mismos fines.

En 1763, el médico inglés Edward Stone presentó un informe en la Real Sociedad de Medicina Inglesa sobre las propiedades terapéuticas de la corteza de sauce blanco (Salix alba), destacando su efecto antipirético (para bajar la fiebre) tras haberlo administrado con éxito en 50 pacientes que sufrían estados febriles.

DEL SAUCE A LA ASPIRINA

A principios del siglo XIX, un farmacéutico francés llamado Henry Leroux aisló por primera vez, en un extracto de la corteza de sauce, la salicina en forma cristalina, y el químico italiano Raffaele Piria, separó el ácido salicílico. La salicina también se encontró en otras plantas como la Spiraea ulmaria. Aunque la salicina y el ácido salicílico aislado tenían un efecto más potente resultaban muy irritantes para el aparato digestivo.

Ya en 1897 Felix Hoffman, por encargo de Arthur Eichengrün, director del grupo de investigación de la Compañía Bayer, consiguió la acetilación del ácido salicílico y la síntesis de la aspirina. El padre de Felix Hoffmann padecía de reumatismo crónico tratado con ácido salicílico y parece que este hecho estimuló a Hoffmann para resolver con éxito su investigación. El nombre de aspirina viene del vocablo «Spiraea», que designa a la familia de plantas a la que pertenece la citada Spiraea ulmaria y de ahí la sílaba «spir». La letra «A» indica el proceso de acetilación al que se somete al ácido salicílico para convertirse en ácido acetilsalicílico.

Sauce en el Río


La leyenda del sauce llorón

Erika GC

A orillas del río Uruguay existía una orgullosa tribu, la cual era gobernada por un hombre justo y valiente. Este guerrero tenía una hija llamada Isapí, a quien todos admiraban por ser la más bella de la región. En todo el lugar no había una sola persona que pudiera compararse con su belleza; sin embargo, así como grande era su hermosura, frío era su corazón, pues la princesa no tenía sentimientos por nadie.

Jamás en su vida había derramado una sola lágrima, no tenía amigos ni sabía sonreír. Y aunque le sobraban los pretendientes a ninguno de ellos amaba, pues se decía que era incapaz de sentir cariño. Así era la hermosa Isapí, orgullosa y fría como el hielo.

Aunque muchos intentaron ganarse su corazón todos fracasaron en el intento, y muy pronto la desgracia cayó sobre la tribu.

Una noche de tormenta, las aguas del río crecieron tanto que arrasaron todo lo que estaba a su paso, incluidas las casas de la aldea con decenas de habitantes, que murieron ahogados. Pero ni siquiera esta horrible desgracia hizo llorar a Isapí, quien contemplaba las ruinas de su tribu con rostro inexpresivo.

A esas alturas, muchos la culpaban por la mala suerte que pensaban, le habían traído al pueblo.

Después de aquella gran inundación, los únicos sobrevivientes de la tribu; algunos guerreros y unas cuantas mujeres, decidieron reconstruir cómo pudieron sus chozas para refugiarse en la selva. Entre ellos se encontraba una vieja hechicera, que al mirar en los negros ojos de Isapí, optó por convocar al señor de los maleficios, inquieta por la falta de reacción de la joven.

Tras contarle lo sucedido, el gran señor resolvió que solo las lágrimas de la muchacha calmarían a los dioses, pues probablemente se sintieran ofendidos por su arrogancia.

Así pues, mandó llamar a la princesa y dos guerreros de la aldea la llevaron ante él.

—¿Por qué me has llamado? —le preguntó ella.
Tenemos que hablar acerca de tus sentimientos. La hechicera ha preparado una poción con la que por fin conocerás el dolor del sufrimiento y el alivio del llanto —le extendió una diminuta botella—, si a pesar de todo tienes algo de consideración por los tuyos, te ruego que lo bebas para salvarlos de la ira de los dioses.
Isapí miró la pócima dudando.
—Pero, ¿qué me ocurrirá si bebo esto? —preguntó.
—Ese es un sacrificio que tú misma tendrás que averiguar.

Isapí bebió la poción y de un momento a otro, dejó de escuchar. Sus pies se convirtieron en raíces que afloraron en la tierra y el resto de su cuerpo se volvió un tronco. Su largo cabello se transformó en hojas colgantes y verdes. Por primera vez la princesa sintió miedo y se soltó a llorar, provocando que su follaje creciera más y más hasta extenderse por el bosque.

Así fue como nació el sauce llorón, un árbol muy bello pero que siempre parece muy triste. Llora para pedir perdón por el corazón de piedra que alguna vez tuvo.

Sauce con su corteza, ramas y hojas

Sauce adulto en la vera del río y de fondo las montañas


Otros tipos de Sauce

SAUCE LLORÓN.Salix Babylonica,  originario de China, como su nombre lo indica, es considerado el árbol de la melancolía por su forma misma, pues es una planta cuyas ramas tienen forma de lágrimas flexibles y péndulas que llegan hasta el suelo. Es un precioso ejemplar caducifolio que llega a medir 15 metros de longitud y de cuyas hojas verde oliva se pueden hacer infusiones para curar el reumatismo, las neuralgias, las cefaleas, las dismenorreas, el catarro, la gripe y los desórdenes biliares. Se cuenta que  el médico griego Hipócrates  escribió acerca de las propiedades curativas de esta planta, en el siglo V. Se le asocia a la melancolía, al agua, al sol y al don de la fertilidad; un té de sus hojas puede ser de gran ayuda para lograr tranquilidad en el momento del descanso.

El sauce no es de los árboles más rápidos en crecer, por lo que puede tardar entre 10 y 15 años en dar una buena sombra. El sauce llorón luce bien a lo largo de los cuerpos de agua; formando un paisaje de inconmensurable belleza donde se distinguen las ramas tocando el agua. Como es un árbol que puede medir quince metros de alto y de 10 a 20 metros de diámetro, el sauce debe ser plantado en terrenos amplios, siendo su ubicación ideal aquella donde reciba la mayor cantidad de sol posible. En estos espacios amplios necesitarás buscarle un lugar apartado de cualquier objeto susceptible de movimiento, pues sus raíces son agresivas y pueden llegar hasta los veinte metros de largo. 

No es aconsejable plantarlos en zonas residenciales,  a pesar de su belleza, por la fragilidad de sus ramas que se rompen con facilidad, además de que las raíces pueden dañar las tuberías u otras estructuras urbanas. Al sauce llorón se le usa para proteger los cultivos agrícolas contra los vientos, por lo que la disposición de varios árboles en fila con este propósito es conocida como “cortina rompevientos”.

Hojas el Sauce Llorón


EL SAUCE BLANCO.
(Salix alba L) es un árbol de la familia de las Salicáceas, originario de Europa, norte de Asia y África. Crece en lugares húmedos, cercanos a los ríos, arroyos y otras fuentes de agua. Desde antiguo se ha utilizado para aliviar el dolor y la inflamación y para bajar la fiebre. En Oriente es símbolo de inmortalidad y de resurrección, y se considera símbolo de vida eterna.

Se trata de un árbol de hoja perenne que puede llegar hasta los 25 m de altura. El tronco es erecto de corteza gris oscura cubierta de grandes surcos. La copa es estrecha, y ramifica en gran número de ramas estrechas de tacto suave cuando son jóvenes. Las hojas son alargadas, de unos 10 cm de largo, dentadas, cubiertas de vellosidad, de color gris plateado, brillan al reflejar la luz que reciben.

Tienen flores en amentos (racimosas) como espigas articuladas en la base, masculinas y femeninas, las masculinas llegan hasta 8 cm de largo y son de color amarillo y las femeninas de hasta 6 cm son de color verde al principio que va aclarando hasta el blanco al llenarse de semillas; aparecen en el árbol al mismo tiempo que las hojas.

La parte utilizada como medicinal es la corteza del árbol.

Algunos autores defienden que el nombre latino Salix parece que se formó a partir de las voces celtas “sal” que significa próximo y de “lis” que significa agua, sugiriendo la relación que existe entre el árbol y su hábitat natural siempre cercano al agua.

Sauce Negro en las sierras


SAUCE ELÉCTRICO
. Salix  erythroflexuosa, es una entidad biológica híbrida perteneciente al género Salix.

Etimológicamente el término genérico Salix refiere al mismo vocablo en latín con que se conocía a los sauces, sus ramas y madera. El epíteto específico erythroflexuosa se construye con la palabra del idioma griego erythro (ερυθρος) significa ‘rojo’ y el vocablo en latín flexuosa que se traduce como ‘curvado’.

Es un árbol dioico, de ramas erectas, con forma retorcida y espiralada, y ramas flexuosas, péndulas y de superficie amarillenta o rojiza, colores que se destacan notablemente durante el invierno, época en que está desnudo de follaje. Las hojas son alternas, pecioladas (pecíolo glanduloso), de lámina retorcida u ondulada, acuminadas, de base cuneada, glabras (cuando jóvenes algo pilosas); su coloración es discolor, verde-brillante (algo glaucescente) en el haz, opacas en el envés; su forma es linear-lanceolada, con una longitud de hasta 7 u 8 cm, y el borde aserrado-glanduloso. El tronco es erecto, con corteza agrietada. El porte es tortuoso, extendido, abierto; la altura es de alrededor de 8 a 10 m y la copa, muy ramificada, alcanza un diámetro de entre 10 y 15 m. Tiene un crecimiento muy rápido y una madera liviana

Contiene propiedades relajantes que ayudan a controlar los nervios y conciliar el sueño, actuando como un sedante natural. Afecciones en la piel, como verrugas, callosidades, quemaduras, heridas e infecciones.

Arbol de Sauce Criollo en el río


Bibliografía Recomendada:

- www.sembrar100.com
- www.entrejardines.uy
- www.inta.gob.ar
- www.salud.mapfre.es
- www.serargentino.com


Notas Relacionadas

  • Sombra Tumb

    La Araucaria y la Lenga, dos plantas medicinales del sur austral

  • Sombra Tumb

    El legendario Ñire es un árbol
    con desconocidas
    propiedades medicinales

  • Sombra Tumb

    El Aliso Andino, un noble árbol
    con propiedades curativas
    y medicinales

  • Sombra Tumb

    El espinillo, este especial arbusto que posee amplias propiedades curativas y medicinales

  • Sombra Tumb

    Dos plantas curativas de Mendoza, Diente de León y Pulmonaria

  • Sombra Tumb

    El molle, un árbol ancestral con propiedades curativas


Números Publicados de la Revista Digital de Montaña

  • Diciembre 2019
    Diciembre 2019 - Nº 57
  • Abril 2018
    Abril 2018 - Nº 56
  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017 - Nº 55
  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 54
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 53
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 52
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 51
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 48
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 47
  • Abril 2014
    Abril 2014 - Nº 46
  • Febrero 2014
    Febrero 2014 - Nº 45
  • Diciembre 2013
    Diciembre 2013 - Nº 44
  • Octubre 2013
    Octubre 2013 - Nº 43
  • Agosto 2013
    Agosto 2013 - Nº 42
  • Junio 2013
    Junio 2013 - Nº 41
  • Abril 2013
    Abril 2013 - Nº 40
  • Noviembre 2012
    Noviembre 2012 - Nº 39
  • Junio 2012
    Junio 2012 - Nº 38
  • Noviembre 2011
    Noviembre 2011 - Nº 37
  • Julio 2011
    Julio 2011 - Nº 36
  • Junio 2011
    Junio 2011 - Nº 35
  • Mayo 2011
    Mayo 2011 - Nº 34
  • Abril 2011
    Abril 2011 - Nº 33
  • Enero 2011
    Enero 2011 - Nº 32
  • Diciembre 2010
    Diciembre 2010 - Nº 31
  • Noviembre 2010
    Noviembre 2010 - Nº 30
  • Octubre 2010
    Octubre 2010 - Nº 29
  • Septiembre 2010
    Septiembre 2010 - Nº 28
  • Agosto 2010
    Agosto 2010 - Nº 27
  • Julio 2010
    Julio 2010 - Nº 26
  • Junio 2010
    Junio 2010 - Nº 25
  • Mayo 2010
    Mayo 2010 - Nº 24
  • Abril 2010
    Abril 2010 - Nº 23
  • Marzo 2010
    Marzo 2010 - Nº 22
  • Febrero 2010
    Febrero 2010 - Nº 21
  • Enero 2010
    Enero 2010 - Nº 20
  • Diciembre 2009
    Diciembre 2009 - Nº 19
  • Noviembre 2009
    Noviembre 2009 - Nº 18
  • Octubre 2009
    Octubre 2009 - Nº 17
  • Septiembre 2009
    Septiembre 2009 - Nº 16
  • Agosto 2009
    Agosto 2009 - Nº 15
  • Julio 2009
    Julio 2009 - Nº 14
  • Junio 2009
    Junio 2009 - Nº 13
  • Mayo 2009
    Mayo 2009 - Nº 12
  • Abril 2009
    Abril 2009 - Nº 11
  • Marzo 2009
    Marzo 2009 - Nº 10
  • Febrero 2009
    Febrero 2009 - Nº 9
  • Enero 2009
    Enero 2009 - Nº 8
  • Diciembre 2008
    Diciembre 2008 - Nº 7
  • Noviembre 2008
    Noviembre 2008 - Nº 6
  • Octubre 2008
    Octubre 2008 - Nº 5
  • Septiembre 2008
    Septiembre 2008 - Nº 4
  • Agosto 2008
    Agosto 2008 - Nº 3
  • Julio 2008
    Julio 2008 - Nº 2
  • Junio 2008
    Junio 2008 - Nº 1

Números Publicados de Noticias de Montaña - Revista Digital de Montaña

  • Abril 2022
    Abril 2022 - Nº 137
  • Marzo 2022
    Marzo 2022 - Nº 136
  • Especial NOA 2022
    Especial NOA - Nº 135
  • Febrero 2022
    Febrero 2022 - Nº 134
  • Enero 2022
    Enero 2022 - Nº 133
  • Diciembre 2021
    Diciembre 2021 - Nº 132
  • Noviembre 2021
    Noviembre 2021 - Nº 131
  • Octubre 2021
    Octubre 2021 - Nº 130
  • Septiembre 2021
    Septiembre 2021 - Nº 129
  • Agosto 2021
    Agosto 2021 - Nº 128
  • Julio 2021
    Julio 2021 - Nº 127
  • Junio 2021
    Junio 2021 - Nº 126
  • Mayo 2021
    Mayo 2021 - Nº 125
  • Abril 2021
    Abril 2021 - Nº 124
  • Marzo 2021
    Marzo 2021 - Nº 123
  • Febrero 2021
    Febrero 2021 - Nº 122
  • Enero 2021
    Enero 2021 - Nº 121
  • Diciembre 2020
    Diciembre 2020 - Nº 120
  • Noviembre 2020
    Noviembre 2020 - Nº 119
  • Octubre 2020
    Octubre 2020 - Nº 118
  • Septiembre 2020
    Septiembre 2020 - Nº 117
  • Agosto 2020
    Agosto 2020 - Nº 116
  • Julio 2020
    Julio 2020 - Nº 115
  • Junio 2020
    Junio 2020 - Nº 114
  • Mayo 2020
    Mayo 2020 - Nº 113
  • Abril 2020
    Abril 2020 - Nº 112
  • Marzo 2020
    Marzo 2020 - Nº 111
  • Febrero 2020
    Febrero 2020 - Nº 110
  • Enero 2020
    Enero 2020 - Nº 109
  • Diciembre 2019
    Diciembre 2019 - Nº 108
  • Noviembre 2019
    Noviembre 2019 - Nº 107
  • Octubre 2019
    Octubre 2019 - Nº 106
  • Septiembre 2019
    Septiembre 2019 - Nº 105
  • Agosto 2019
    Agosto 2019 - Nº 104
  • Julio 2019
    Julio 2019 - Nº 103
  • Junio 2019
    Junio 2019 - Nº 102
  • Mayo 2019
    Mayo 2019 - Nº 101
  • Abril 2019
    Abril 2019 - Nº 100
  • Marzo 2019
    Marzo 2019 - Nº 99
  • Febrero 2019
    Febrero 2019 - Nº 98
  • Enero 2019
    Enero 2019 - Nº 97
  • Diciembre 2018
    Diciembre 2018 - Nº 96
  • Noviembre 2018
    Noviembre 2018 - Nº 95
  • Octubre 2018
    Octubre 2018 - Nº 94
  • Septiembre 2018
    Septiembre 2018 - Nº 93
  • Agosto 2018
    Agosto 2018 - Nº 92
  • Julio 2018
    Julio 2018 - Nº 91
  • Junio 2018
    Junio 2018 - Nº 90
  • Mayo 2018
    Mayo 2018 - Nº 89
  • Abril 2018
    Abril 2018 - Nº 88
  • Marzo 2018
    Marzo 2018 - Nº 87
  • Febrero 2018
    Febrero 2018 - Nº 86
  • Enero 2018
    Enero 2018 - Nº 85
  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017 - Nº 84
  • Noviembre 2017
    Noviembre 2017 - Nº 83
  • Octubre 2017
    Octubre 2017 - Nº 82
  • Septiembre 2017
    Septiembre 2017 - Nº 81
  • Agosto 2017
    Agosto 2017 - Nº 80
  • Julio 2017
    Julio 2017 - Nº 79
  • Junio 2017
    Junio 2017 - Nº 78
  • Mayo 2017
    Mayo 2017 - Nº 77
  • Abril 2017
    Abril 2017 - Nº 76
  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 75
  • Febrero 2017
    Febrero 2017 - Nº 74
  • Enero 2017
    Enero 2017 - Nº 73
  • Diciembre 2016
    Diciembre 2016 - Nº 72
  • Noviembre 2016
    Noviembre 2016 - Nº 71
  • Octubre 2016
    Octubre 2016 - Nº 70
  • Septiembre 2016
    Septiembre 2016 - Nº 69
  • Agosto 2016
    Agosto 2016 - Nº 68
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 67
  • Junio 2016
    Junio 2016 - Nº 66
  • Mayo 2016
    Mayo 2016 - Nº 65
  • Abril 2016
    Abril 2016 - Nº 64
  • Marzo 2016
    Marzo 2016 - Nº 63
  • Febrero 2016
    Febrero 2016 - Nº 62
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 61
  • Diciembre 2015
    Diciembre 2015 - Nº 60
  • Noviembre 2015
    Noviembre 2015 - Nº 59
  • Octubre 2015
    Octubre 2015 - Nº 58
  • Septiembre 2015
    Septiembre 2015 - Nº 57
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 56
  • Julio 2015
    Julio 2015 - Nº 55
  • Junio 2015
    Junio 2015 - Nº 54
  • Mayo 2015
    Mayo 2015 - Nº 53
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 52
  • Marzo 2015
    Marzo 2015 - Nº 51
  • Febrero 2015
    Febrero 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Diciembre 2014
    Diciembre 2014 - Nº 48
  • Noviembre 2014
    Noviembre 2014 - Nº 47
  • Octubre 2014
    Octubre 2014 - Nº 46
  • Septiembre 2014
    Septiembre 2014 - Nº 45
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 44
  • Julio 2014
    Julio 2014 - Nº 43
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 42
  • Mayo 2014
    Mayo 2014 - Nº 41

Noticias y Novedades de Montaña del CCAM


Es nuestra misión dar a conocer la Cultura de Montaña Argentina y por lo tanto es prioritario que si es utilizado nuestro material visual, acuerden con la institución su uso.
Si están interesados en el material fotográfico del CCAM, le sugerimos que se contacten a: info@culturademontania.org.ar

Todo el material fotográfico del CCAM es restaurado y publicado en alta resolución.


  • Equipo CCAM

PERIODICO DIGITAL MENSUAL MAYO

  • Periódico Digital
  • ULTIMA REVISTA DIGITAL DE MONTAÑA

  • Revista Digital
  • Notas Relacionadas

    • Sombra Tumb

      La Araucaria y la Lenga, dos plantas medicinales del sur austral

    • Sombra Tumb

      El legendario Ñire es un árbol
      con desconocidas
      propiedades medicinales

    • Sombra Tumb

      El Aliso Andino, un noble árbol
      con propiedades curativas
      y medicinales

    • Sombra Tumb

      El espinillo, este especial arbusto que posee amplias propiedades curativas
      y medicinales

    • Sombra Tumb

      Dos plantas curativas de Mendoza, Diente de León y Pulmonaria

    • Sombra Tumb

      El molle, un árbol ancestral con propiedades curativas

    

    Suscribite a Noticias de Montaña


    • Taller de Primeros Auxilios
    • Red Cultural de Montaña
    • Seccion Relatos de Viajes y Expediciones
    • Seccion Historia del Montañismo
    • Museo de Historia del Montañismo
    • Seccion Esquí de Montaña
    • Seccion Biografía y Personajes
    • Seccion Guías de Montañas Argentinas
    • Sección Arqueología & Antropología
    • Seccion Espeleología
    • Sección Libros de Montaña
    • Banner Material Fotográfico
    • Publicidades de Montaña
    • Enlaces de Montaña