Cerrar
Abril 2018 – Revista Digital Nº 56
Ascensión en solitario al Volcán Tupungato

Decía Pablo Ovalle, hace tiempo venía con la idea de ascenderlo, más que por lograrlo en solitario y sin el uso de mulas, por el desafío que esto implicaba

Por Pablo Ovalle Vasquez


Fotos:
Pablo Ovalle Vasquez

Debo partir, en estas primeras líneas ,dandole gracias a mi esposa Karina quien, pese a sus 8 meses de embarazo, me apoyo  en todo momento para poder realizar este desafío, tanto con el meteo como con sus buenas vibras.

Desde hace tiempo  venia con la idea de ascender el Tupungato, más que por lograrlo en solitario y sin el uso de mulas,  por el desafío que esto implicaba. Hasta la fecha quizas no se me habían dado las posibilidades o no me  había permitido intentarlo. Debo decir que soy una persona que le fascina realizar cumbres en solitario,dentro de las cuales  se destacan el Cerro Altar, Marmolejo, canalón este del cerro el Morado y el Tupungato.

Pablo Ovalle en Volcán Tupungato. Primera ascensión en solitario

Panorámica durante el primer ascenso en solitario al Volcán Tupungato

Ubicación del Cerro Tupungato, Mendoza, Argentina.

Ubicación del Cerro Tupungato, Provincia de Mendoza, Argentina


La ascensión

Partí un 3 de enero de la ciudad de Santiago con destino a San José de Maipo a realizar los trámites con carabineros y posteriormente dirigirme a Chacayar, lugar en el cual deje mi Jeep, en el sector de Polvorines ,desde donde comenzó mi odisea hacia el Tupungato. Tras 7 hrs agotadoras , dado que me disponía a avanzar lo  más que pudiera, en  este primer día llegué al sector de Aguas Buenas, lugar en el cual monté mi campamento.

El segundo día salí rumbo al sector de Vega de los Flojos al cual llegué a las 4 de la tarde, por lo que armé el campamento con tranquilidad buscando un buen lugar. Aquí me encontré con tres canadienses y un chileno, que venían del Tupungatito donde hicieron cumbre para aclimatar el cuerpo para el Tupungato.

Al tercer día salimos todos casi a la misma hora, partió el grupo con los canadienses, unos 10 minutos delante mío en dirección a Penitentes, lugar donde las mulas les habían dejado sus cosas. Yo  llegué solo un poco más abajo , como a media hora de ellos, a un sitio  donde se unen 2 esteros ,en  donde monté mi campamento base, aquí aproveche de bañarme y guardar el equipo de acercamiento. De aquí en adelante salí con el equipo de cumbre para alivianar los 30 kilos que llevaba en la espalda, ya que el desnivel hasta el ultimo campamento era bastante.
En mi cuarto día (sábado 6 de enero) salí rumbo al campamento 1, me esperaba una jornada de siete  agotadoras horas.En este lugar me encontré con un equipo argentino quienes a las 20:30 app llegaban, luego de haber hecho la cumbre del Tupungato desde ese campamento, bien osada la jugada que hicieron ya que eso suma unas 3 a 4 hrs a la jornada de cumbre.

Pablo Ovalle junto a su carpa en el sector de Aguas Buenas. Primera ascensión en solitario al Volcán Tupungato

Saliendo del sector de Aguas Buenas rumbo a la Vega de los Flojos. Primera ascensión en solitario al Volcán Tupungato

Llegando al sector de Vega de los Flojos, al fondo el Sierra Bella. Primera ascensión en solitario al Volcán Tupungato


El día domingo luego de conversar con mis vecinos y de llegar a la conclusión que, producto de la tormenta que venía y la ventana corta de tiempo que tendría el día de cumbre, debería elevar lo mas que pudiera este ultimo campamento;así que decidí montar el campamento alto cerca de los 5600 metros  y aquí me encontré con parte del equipo canadiense, quienes abandonaban la cumbre del Tupungato después de un intento fallido. La otra mitad del equipo de estos canadiense, producto de problemas con la altura, había decidido bajar más temprano desde el campamento alto. Una vez montado el campamento alto en la soledad más absoluta, ya que no quedaba ningún grupo de montaña ni por subir o bajar ,me dediqué a preparar las cosas para el día de cumbre, el cual partiría muy temprano 2:45 de la mañana.

Mientras me preparaba comida y ya con el equipo arreglado a las 18:00 el cielo comenzó a cubrirse de nubes y se escuchaban los truenos acercándose ,similares  a una película de terror  , se fue cubriendo al fondo el Aconcagua con una nube negra que se acercaba hacia mí, la cual no tardó en llegar,  y comenzó la tormenta dejando caer nieve, granizo acompañados de  un viento que los arrojaba como verdaderas piedras. Un poco desanimado, pero consciente de que esa tormenta estaba prevista en el meteo, decidí acostarme y levantarme a media noche para ver si había despejado, así lo hice  y la tormenta ya había pasado pero habia dejado a su paso unos 30 cm de nieve  El cielo seguía cubierto así que decidí acostarme nuevamente para levantarme en una hora más y ver si despejaba. Ya a las 01:00 del día lunes 8 de enero el se despejó  y se pudo  ver un cielo estrellado y también,  con claridad , el Tupungato. Así que comí algo y me equipé para aprovechar esta corta ventana de buen tiempo que pronosticaba el meteo.

Campamento base a 4.000 metros, a media hora de penitentes. Primera ascensión en solitario al Volcán Tupungato

Campamento alto a 5.600 metros, al fondo la tormenta que de a poco comienza a cubrir al Aconcagua.
Primera ascensión en solitario al Volcán Tupungato

A 6.533 mts. de altura. Primera ascensión en solitario al Volcán Tupungato


La cumbre

El día de cumbre comenzó a las 02:40 de la madrugada con un avance un poco mas lento de lo previsto, producto de la nieve en el camino, asi que me diriji  directo al Torreón y lo ataqué por el lado derecho , para luego hacer un cruce hacia la derecha ,ya en su base hubo que aplicar un par de pasos de escalada en una roca congelada, pero nada difícil  hasta para poder encontrarme con la canaleta. Ya en ella el camino se hizo relativamente más fácil pero el avance seguía lento, pasada la canaleta ,luego de 6 hrs desde la , me tomo unas 2 hrs más llegar a la cumbre norte y unos 40 minutos  llegar a la cumbre sur que es la mas alta .Durante este transcurso el clima se mantuvo estable con un par de nubes. Ya habiendo sacado fotos,  filmado y escrito en el libro de cumbre ,comencé el camino de vuelta algo nada difícil aunque,de  a poco, las nubes fueron llenado la cumbre y no dejaban ver más allá de 25 metros.

Grupo de argentinos bajando el domingo 7 de enero desde el campamento 1 después de haber hecho cumbre en el Tupungato

Primera ascensión en solitario al Volcán Tupungato

Día de cumbre, saliendo del campo alto 2:40 de la madrugada del día lunes 8 de enero.
Primera ascensión en solitario al Volcán Tupungato

Llegando a la cumbre. Primera ascensión en solitario al Volcán Tupungato


El descenso

Acudí a la ayuda del GPS, que en la montaña a mi juicio es algo indispensable, para no equivocarme en la ruta de descenso, asi logré llegar al Torreón cuando comencé a notar que la temperatura bajaba  abruptamente. Aquí comenzó la pesadilla, se inició un viento blanco que no dejaba ver nada, con suerte podía verme mis pies y no lo digo en broma, no se veía a más de tres metros y por la velocidad y fuerza del viento la nieve se sentía como  verdaderos cuchillos contra la cara. Imposible pretender ver la  carpa a lo lejos cuando, con suerte ,veía mis guantes. En este punto fue vital el GPS y haber dejado marcada la ubicación de la carpa, por lo que busqué la ubicación y me dirigí directo con el GPS hacia ella. Este me decía 1.4 km hasta ella, la verdad fueron eternos ya cuando me faltaban 100 metros intenté levantar la vista y tratar de ubicar la carpa y nada  ,todo era  blanco y el viento seguía soplando. Dentro de mi me dije “ a los 50 metros quizás la vea” , pero  llegaron los 25 metros y tampoco la veía. Aquí commencé a sentir el  temor de no poder encontrar la carpa,  de que el viento se la hubiera llevado; mil cosas pasaban por mi cabeza e incluso comencé a pensar  que  haría si no encontraba la carpa.A las 17:00 horas.  me quedaban los finales 10 metros y, en ese instante,  logré divisar la carpa cuyo color es naranja pero que, producto de la cantidad de nieve caída,  estaba blanca. Ambas entradas estaban cubiertas de nieve asi que despejé una de ellas y entre. Ya dentro de la carpa lo primero que hice  fue  sacar el teléfono satelital y llamar a mi señora para decirle que estaba bien y que había llegado a la carpa. Luego de esto  me hidraté y me acosté.

Al amanecer del día martes 9,  con las energías repuestas, comencé a desarmar el campamento y  a guardar las cosas para comenzar a bajar asi que me apuré lo mas que pude e inicie el descenso  hasta el campamento base, donde tenia mi ropa ligera, y unos zapatos más cómodos que los koflach que llevaba  hasta  ese momento.

Caja cumbre norte, pensar que la cumbre sur es la mas alta y no había ninguna caja.
Primera ascensión en solitario al Volcán Tupungato

Testimonio en la cumbre. Primera ascensión en solitario al Volcán Tupungato

Lunes 8 de enero. Durante el ascenso pasado el Torreón, desde el sector de la canaleta.
Primera ascensión en solitario al Volcán Tupungato

Lunes 8 de enero. En la cumbre sur, al fondo se ven las nubes comenzando a cubrir la cima
y la tormenta que de a poco se hace llegar.
Primera ascensión en solitario al Volcán Tupungato


Luego de 5 horas  relajadas llegue al campo base, me cambié, comí un chocolate, arreglé la mochila y comencé a bajar en dirección Vega de los Flojos, ahora nuevamente con casi 30 kg en la espalda que con el cansancio se hacían sentir mas aun. Mientras descendía vi que, producto de las intensas nevazones , que seguramente fueron lluvias más abajo ,los ríos que antes eran claros ahora se habian tornado color chocolate, por lo que era imposible sacar agua para beber. Cerca de las 19:30 hrs ya divisaba Vega de los Flojos y a las 20 hrs tenía nuevamente el  campamento armado bajo una intensa lluvia, por lo que decidí acostarme.

El día miércoles 10 comenzó el retorno desde Vega de los Flojos hacia el sector de Polvorines, lugar donde tenía el vehículo , trayecto que  me tomó alrededor 10 agotadoras horas . Ya en el vehículo con una felicidad enorme me dije a mi mismo “estoy listo, ahora a regresar a Santiago”, pero algo dentro de mí me dijo “no, en la puerta del horno se quema el pan” a lo que no le di mayor importancia y seguí hacia la salida.

En la cumbre sur, placa del Club Andino Rancagua. Primera ascensión en solitario al Volcán Tupungato

La tormenta que de a poco se hace llegar. Primera ascensión en solitario al Volcán Tupungato


Pero 12 km antes de salir me encontré  con la ingrata sorpresa que, producto del mal tiempo anterior ,se había producido un aluvión el cual se llevó poco más de 600 metros de camino ,incuyendo un puente por lo que me encontraba aislado,sin posibilidad de salir.

 Como ya era tarde me diriji  a una casa que vi en el camino, a preguntar si sabían algo de esto, amablemente me invitaron  a comer algo y me dicen que para despejar el camino faltaban  unos 3 días de trabajo. Ya tarde, sin posibilidad de salir, llamé a mi señora para avisarle que  no llegare ese día, que no se preocupara y que vería al otro día la forma de cruzar el aluvión a pie. Al día siguiente me encontré con la sorprendente noticia de  que ella  había coordinado con la empresa AES Gener para que me cruzaran  y que me guardarían el  vehículo hasta que el camino se arreglara .Así que lo hice y  el resto fue llegar a  casa, descansar un poco y escribir el relato de esta experiencia que están leyendo.

Martes 9 de enero. Despertar al día siguiente de haber hecho cumbre, al fondo elmajestuoso e imponente Aconcagua.
Primera ascensión en solitario al Volcán Tupungato

Vista desde el campamento antes del descenso. Primera ascensión invernal al Tres Cruces Central

Martes 9 de enero. Desarmando el campamento alto para bajar rumbo a la Vega de los Flojos, aquí se ve la nieve que dejo la tormenta de la tarde del día de cumbre cumbre. Primera ascensión invernal al Tres Cruces Central

Martes 9 de enero. Descenso hacia la Vega de los Flojos. Primera ascensión invernal al Tres Cruces Central


El  Volcán Tupungato

Quiere decir "mirador de estrellas" en voz indígena huarpe - es la montaña más alta de la cordillera de los Andes al sur del Aconcagua y domina los alrededores con su enorme tamaño y representativo cono, sobrepasando por muchos metros a todas las cumbres vecinas. Es limítrofe entre Argentina, Parque provincial Tupungato en la provincia de Mendoza y de Chile en la Región Metropolitana, las ciudades más cercanas son Santiago en Chile y Mendoza en Argentina, su altitud es de 6530 metros, está ubicado, Latitud: -33° 21' 30.8" , Longitud: -69° 46' 13.5"

Es considerado geológicamente un volcán pleistoceno extinto, aunque el volcán holoceno Tupungatito, situado inmediatamente al Suroeste y con el que a veces se lo confunde, se encuentra en estado de actividad con al menos 18 erupciones registradas desde 1829, las últimas de las cuales fueron emisiones suaves de ceniza en 1980 y 1986, existiendo esporádica actividad de fumarolas.

Este volcán es un desafío serio para montañistas que busquen experiencia en altura; un "seismil" alto, aislado, técnicamente simple, y tan duro como el Aconcagua. La primera ascensión exitosa al Tupungato fue en 1897 desde Argentina, por Matthias  Zurbriggen y Stuart Vines, quienes la consiguieron en su cuarto intento casi 3 meses después de haber alcanzado por primera vez la cumbre del Aconcagua. El segundo ascenso lo consiguió en 1912 Federico Reichert junto al Dr. Roberto Helbling. Tendrían que pasar 25 años más para el tercer ascenso absoluto y primero desde Chile, hazaña conseguida por los montañistas Lance, su esposa y Anselmi. En 1985 los argentinos Vieyro y Rabal abrieron una ruta por la pared este. Ambos montañistas fallecieron durante el descenso por la cara sur. Actualmente, la aproximación a esta montaña se realiza tanto por el Norte como por el Oeste y el Sur, siendo todas ellas semejantes si se comparan en términos de distancia y dificultad.


Tupungato, Cordillera de Los Andes


La misteriosa caída del avión "Lancastrian"

El 2 de Agosto de 1947, el AVRO Lancastrian "Stardust" de la empresa British South American Airways. despegó desde Mendoza rumbo a Chile, con un grupo de pasajeros que parecía fruto de la imaginación de Agatha Christie. Poco tiempo después, un operador de radio en el aeropuerto de Santiago recibió un mensaje en Morse, frenéticamente repetido: "STENDEC". Este fue el último contacto que se tuvo con el Lancastrian, y se ignora hasta hoy qué quiso anunciar el radiotelegrafista del avión. Muchísimas conjeturas se hicieron sobre su posible destino, hasta que en el año 1998, dos andinistas encontraron un motor Rolls-Royce al pie del glaciar Tupungato. El cerro había decidido al fin revelar su secreto. Esto llevó su nombre a un efímero momento de fama en las noticias mundiales, al organizarse una expedición que encontró al fin los restos de la aeronave y sus ocupantes.

 

Fuente: www.andeshandbook.org


Uno de los andinistas que hallaron los restos del avión estrellado en 1947 en el Cerro Tupungato, Mendoza. Foto: Los Andes


Video:

Volcán Tupungato en Solitario ruta completa

Primer ascenso registrado en solitario al Volcán Tupungato 6.565 mts. sin mulas.



Notas Relacionadas:

  • Sombra Tumb

    Primera escalada de la Pared este del Volcán Tupungato,
    Provincia de Mendoza

  • Sombra Tumb

    Guilllemo Vieiro: un andinista de fuerte voluntad y gran temple

  • Sombra Tumb

    El Parque Provincial Tupungato ahora con acceso al turismo, Provincia de Mendoza

  • Sombra Tumb

    El avión Uruguayo, en el
    Valle de las Lágrimas

  • Sombra Tumb

    Luego de 31 años, Andinistas logran la cuarta ascensión al Cerro Negro Pabellón

  • Sombra Tumb

    Las montañas conquistadas
    y olvidadas


Números Publicados de la Revista Digital de Montaña

  • Abril 2018
    Abril 2018 - Nº 56
  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017 - Nº 55
  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 54
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 53
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 52
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 51
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 48
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 47
  • Abril 2014
    Abril 2014 - Nº 46
  • Febrero 2014
    Febrero 2014 - Nº 45
  • Diciembre 2013
    Diciembre 2013 - Nº 44
  • Octubre 2013
    Octubre 2013 - Nº 43
  • Agosto 2013
    Agosto 2013 - Nº 42
  • Junio 2013
    Junio 2013 - Nº 41
  • Abril 2013
    Abril 2013 - Nº 40
  • Noviembre 2012
    Noviembre 2012 - Nº 39
  • Junio 2012
    Junio 2012 - Nº 38
  • Noviembre 2011
    Noviembre 2011 - Nº 37
  • Julio 2011
    Julio 2011 - Nº 36
  • Junio 2011
    Junio 2011 - Nº 35
  • Mayo 2011
    Mayo 2011 - Nº 34
  • Abril 2011
    Abril 2011 - Nº 33
  • Enero 2011
    Enero 2011 - Nº 32
  • Diciembre 2010
    Diciembre 2010 - Nº 31
  • Noviembre 2010
    Noviembre 2010 - Nº 30
  • Octubre 2010
    Octubre 2010 - Nº 29
  • Septiembre 2010
    Septiembre 2010 - Nº 28
  • Agosto 2010
    Agosto 2010 - Nº 27
  • Julio 2010
    Julio 2010 - Nº 26
  • Junio 2010
    Junio 2010 - Nº 25
  • Mayo 2010
    Mayo 2010 - Nº 24
  • Abril 2010
    Abril 2010 - Nº 23
  • Marzo 2010
    Marzo 2010 - Nº 22
  • Febrero 2010
    Febrero 2010 - Nº 21
  • Enero 2010
    Enero 2010 - Nº 20
  • Diciembre 2009
    Diciembre 2009 - Nº 19
  • Noviembre 2009
    Noviembre 2009 - Nº 18
  • Octubre 2009
    Octubre 2009 - Nº 17
  • Septiembre 2009
    Septiembre 2009 - Nº 16
  • Agosto 2009
    Agosto 2009 - Nº 15
  • Julio 2009
    Julio 2009 - Nº 14
  • Junio 2009
    Junio 2009 - Nº 13
  • Mayo 2009
    Mayo 2009 - Nº 12
  • Abril 2009
    Abril 2009 - Nº 11
  • Marzo 2009
    Marzo 2009 - Nº 10
  • Febrero 2009
    Febrero 2009 - Nº 9
  • Enero 2009
    Enero 2009 - Nº 8
  • Diciembre 2008
    Diciembre 2008 - Nº 7
  • Noviembre 2008
    Noviembre 2008 - Nº 6
  • Octubre 2008
    Octubre 2008 - Nº 5
  • Septiembre 2008
    Septiembre 2008 - Nº 4
  • Agosto 2008
    Agosto 2008 - Nº 3
  • Julio 2008
    Julio 2008 - Nº 2
  • Junio 2008
    Junio 2008 - Nº 1

Números Publicados de Noticias de Montaña - Periodico Digital Mensual

  • Agosto 2018
    Agosto 2018
  • Julio 2018
    Julio 2018
  • Junio 2018
    Junio 2018
  • Mayo 2018
    Mayo 2018
  • Abril 2018
    Abril 2018
  • Marzo 2018
    Marzo 2018
  • Febrero 2018
    Febrero 2018
  • Enero 2018
    Enero 2018
  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017
  • Noviembre 2017
    Noviembre 2017
  • Octubre 2017
    Octubre 2017
  • Septiembre 2017
    Septiembre 2017
  • Agosto 2017
    Agosto 2017
  • Julio 2017
    Julio 2017
  • Junio 2017
    Junio 2017
  • Mayo 2017
    Mayo 2017
  • Abril 2017
    Abril 2017
  • Marzo 2017
    Marzo 2017
  • Febrero 2017
    Febrero 2017
  • Enero 2017
    Enero 2017
  • Diciembre 2016
    Diciembre 2016
  • Noviembre 2016
    Noviembre 2016
  • Octubre 2016
    Octubre 2016
  • Septiembre 2016
    Septiembre 2016
  • Agosto 2016
    Agosto 2016
  • Julio 2016
    Julio 2016
  • Junio 2016
    Junio 2016
  • Mayo 2016
    Mayo 2016
  • Abril 2016
    Abril 2016
  • Marzo 2016
    Marzo 2016
  • Febrero 2016
    Febrero 2016
  • Enero 2016
    Enero 2016
  • Diciembre 2015
    Diciembre 2015
  • Noviembre 2015
    Noviembre 2015
  • Octubre 2015
    Octubre 2015
  • Septiembre 2015
    Septiembre 2015
  • Agosto 2015
    Agosto 2015
  • Julio 2015
    Julio 2015
  • Junio 2015
    Junio 2015
  • Mayo 2015
    Mayo 2015
  • Abril 2015
    Abril 2015
  • Marzo 2015
    Marzo 2015
  • Febrero 2015
    Febrero 2015
  • Enero 2015
    Enero 2015
  • Diciembre 2014
    Diciembre 2014
  • Noviembre 2014
    Noviembre 2014
  • Octubre 2014
    Octubre 2014
  • Septiembre 2014
    Septiembre 2014
  • Agosto 2014
    Agosto 2014
  • Julio 2014
    Julio 2014
  • Junio 2014
    Junio 2014
  • Mayo 2014
    Mayo 2014

Noticias y Novedades de Montaña del CCAM


Es nuestra misión dar a conocer la Cultura de Montaña Argentina y por lo tanto es prioritario que si es utilizado nuestro material visual, acuerden con la institución su uso.
Si están interesados en el material fotográfico del CCAM, le sugerimos que se contacten a: info@culturademontania.org.ar

Todo el material fotográfico del CCAM es restaurado y publicado en alta resolución.


  • Equipo CCAM

Último Periódico Digital Mensual publicado

  • Periódico Digital
  • Última Revista Digital de Montaña publicada

  • Revista Digital
  • Notas Relacionadas

    • Sombra Tumb

      Primera escalada de la Pared este del Volcán Tupungato, Provincia de Mendoza

    • Sombra Tumb

      Guilllemo Vieiro: un andinista de fuerte voluntad y gran temple

    • Sombra Tumb

      El Parque Provincial Tupungato ahora con acceso al turismo,
      Provincia de Mendoza

    • Sombra Tumb

      El avión Uruguayo, en el
      Valle de las Lágrimas

    • Sombra Tumb

      Luego de 31 años, Andinistas logran la cuarta ascensión al Cerro Negro Pabellón

    • Sombra Tumb

      Las montañas conquistadas y olvidadas

    

    Suscribite a Noticias de Montaña

    • Museo de Historia del Montañismo
    • Seccion Técnica & Entrenamiento
    • Seccion Guías de Montañas Argentinas
    • Sección Arqueología & Antropología
    • Sección Libros de Montaña
    • Banner Material Fotográfico
    • Publicidades de Montaña
    • Enlaces de Montaña
    Acompáñanos en esta gran aventura - Sé parte del equipo de CCAM - ÚNETE AHORA