Cerrar
Mayo 2020 – Noticias y Novedades
Ascendiendo al Volcán Tupungato desde Punta de Vacas

Estos tres montañistas realizaron una expedición rápida al estilo alpino, en la provincia de Mendoza, haciendo cumbre en el Tupungato de 6.570 metros, luego de recorrer 140 kilometros de ida y vuelta en 10 días

Por Martín Legarda


Fotos: Martín Legarda

Miembros: Silvio Reyna, Leo Wygachiewicz y Martín Legarda

Con Leo nos queríamos sacar de encima las últimas salidas de prácticas profesionalizántes de la escuela de guías del CABA y justo teníamos 2 fechas que nos servían, una a mediados de Abril y otra a principios de Mayo. Asi que comenzamos a planear para hacer algo en el medio, se nos ocurrió el Tupungato, que un año antes también lo habíamos planeado, pero no habíamos ido.

Silvio Reyna, Leo Wygachiewicz y Martín Legarda en la cumbre del Tupungato

Ubicación del Cerro Tupungato, Mendoza, Argentina.

Ubicación del Volcán Tupungato, Provincia de Mendoza, Argentina


Teníamos del 21 al 30 para hacer nuestra salida, ya que el 01/04 teníamos que estar listos en Penitentes para comenzar la 2da asistencia.
A todo esto, cuando le contamos a Silvio también le gustó la idea y se sumó, él iba como alumno a la 1er salida en Vallecitos.

Como teníamos que estar en Penitentes al terminar nuestro ascenso, decidimos que lo más lógico era aproximar por Punta de Vacas, o, la otra posibilidad que teníamos en mente era hacerlo por Tupungato al Portezuelo del Azufre, pero teníamos que ir hasta allá y en teoría hay que pedir algunos permisos en estancias, lo cual odio, por lo que quedó descartado Prefiero hacer una aproximación más larga y complicada que estar pidiendo permiso para ir a subir una montaña.

Leo y Silvio junto al Guardapaques antes de salir


Como la cuestión tenía que ser rápida y el 1er dia casi que no iba a contar (teníamos que bajar de Vallecitos, ir hasta Punta de Vacas y armar las mochilas), lo que nos dejaba 9 días completos, recortamos el peso en todo lo que pudimos y calculamos la comida bien exacto, no tenía que faltar ni sobrar. Yo decidí jugármela un poco y para no cargar mis botas dobles que son pesadas me llevé unas Sportiva Batura (simples con polaina).

Estilo Andino!

Asi que después de 4 días en Vallecitos, donde con los chicos de 2do año hicimos el ascenso del Adolfo Calle y ascendimos hasta el col Plata Vallecitos, emprendimos la bajada.

Pasamos la última noche en Veguitas, bajamos, metimos todo en el auto de Silvio y nos fuimos para Punta de Vacas. En el camino hicimos una paradita estratégica en Uspallata, lomitos y huevos de Pascua, era 21 de Abril.


Dia 1 - 21/04/2019

Punta de Vacas 2420m – Refugio Río Blanco 2545m
Distancia 10km - Desnivel -214m/+339m - Ganancia 125m

Se nos hizo bastante más tarde de lo esperado, llegamos a las 15:40.

Mientras armábamos las mochilas, el curioso guardaparques nos registraba y convidaba unos mates con tortitas.

Asi que con unas mochilas que eran pura comida y ropa comenzamos la ansiada marcha a las 17:40, no sin antes sacarle unas capturas al pronóstico para los siguientes días.

Era evidente que el dia iba a ser muy corto, asi que nos pusimos como meta alcanzar el refugio Rio Blanco, a unos 10Km de distancia, habíamos comenzado con atraso (la idea original era ir hasta Chorrillos).

Dos horas y media después, ya de noche, llegamos a Rio Blanco. Nos acomodamos, cocinamos y a dormir, aunque una rata nos molestó bastante durante la noche, le terminamos tirando unos fideos que había en un paquete ya algo usado  y se calmó.

Día 1: Desde Punta de Vacas (Guardaparques) hasta el Refugio Río Blanco

Martín y Silvio en las vias del viejo tren transandino

Silvio y Leo caminando en la quebrada del Tupungato


Dia 2 - 22/04/2019

Refugio Río Blanco 2545m – ‘Refugio ‘Tambor’ 2800m
Distancia 20,5Km - Desnivel +540m/-286m - Ganancia 255m

Nos levantamos y vimos que la rati no había dejado ni un fideo . Desayunamos, guardamos las cosas y nos fuimos del Refugio Rio Blanco a eso de las 9AM, ahí nomás hay un puente para cruzar el río homónimo.

Muy cerca la senda empieza a desaparecer y la cubren piedras de tamaño algo grande, lo que vuelve ese tramo bastante molesto, ideal para ir despertándose.

Poco antes de las 12 del mediodía, luego de recorrer casi 7Km alcanzamos el famoso ‘Cable’. En ese tramo el rio es bastante angosto y caudaloso, y en el margen por el que se viene circulando (OESTE) aparece una pared que impide el paso, por lo que alguien se tomó el trabajo de armar una vía ferrata de unos 100m, con varias chapas y un cable de acero.

Como ya sabíamos de esta dificultad, cada uno había llevado una cinta de Dyneema de 120cm, mas 2 mosquetones y un cabo para armar un arnés ‘de fortuna’. En mi caso para el cabo use la misma dragonera de la piqueta (hecha con cordín) y 2 mosques sin seguro (uno para cerrar el arnés y otro para el cabo)( ahorro de peso al máximo).

La travesía va bien en un principio, pero después se pone un poco aplomada y con tomas difíciles en la roca, sumado al peso de  la mochila (que no nos sacamos) terminamos usando el cable a modo de baranda, las manos rotas. En el final vuelve a ‘aflojar’ y te deja a nivel del suelo.

Paramos un rato, porque mis botas de trekking se estaban empezando a desarmar, se les estaba saliendo la suela, le pegue un par de vueltas con cinta y seguimos.

Día 2: Desde Refugio Río Blanco hasta el Refugio Tambor

Martin Legarda cruzando el Cable


Desde ahí la caminata siguió, encontrando en el camino diferentes evidencias de algún antiguo intento de ‘dominio’ en la zona, construcciones y materiales abandonados (una tirolesa con un carro destruido, vigas de acero, pozos, etc.).

La quebrada comienza a ensancharse y comienzan a aparecer unos árboles de hojas rojizas, lo cual llama bastante la atención.

Luego de vadear el arroyo Chorrillos (fácil), a las 14:50, alcanzamos el refugio del mismo nombre (4,6Km desde el cable), donde paramos a almorzar y nos tiramos un rato al sol.

Dos horitas duro la parada.

Por su anchura la quebrada continua sin dificultades, bordeando algunas paredes de roca interesantes, incluso vimos a un grupo de pescadores a caballo en el margen opuesto (en otro viaje ahí mismo pude ver unas cuantas truchas de tamaños interesantes), hasta que llegamos a la confluencia del río Plomo (hacia el oeste) con el río Tupungato (hacia el SUR), donde justamente el río dobla hacia el oeste.

Ahí mismo se encuentra el refugio Taguas, donde paramos unos minutos, eran las 18:30 y ya no quedaba mucha luz. Teníamos que cruzar hacia en frente donde hay otro refugio (con forma cilíndrica) y  para esto había que vadear el río Plomo, que nos habían dicho que podía ser peligroso, pero tuvimos la suerte de que el nivel estaba bajo, y al estar bastante ramificado el caudal no tenía fuerza.

Llegamos al 'Ref. Tambor' casi de noche, entramos para mirar un poco, pero decidimos dormir afuera, hicimos un fuego, cocinamos y nos calentamos los pies.

Ahí mismo para bajar un poco el peso dejamos algo de comida para la vuelta, lo tapamos con un cajón de un mueble del refugio, piedras y le colocamos un cartel por las dudas que alguien pasara por ahí (¿los pescadores?).

Descanso en el refugio Chorrillos, Leo leyendo y Martin acostado

Antes del Refugio Taguas, la quebrada se ensancha y aparecen algunas paredes de roca

Confluencia del Rio Plomo con el Rio Tupungato, llegando al refugio Taguas, abajo Martin Legarda


Día 3 - 23/04/2019

Refugio ‘Tambor’ 2800m – Cabaña 3071m
Distancia 7,6Km - Desnivel +595m/-325m - Ganancia 271m

Después de un fresco desayuno, tarde como siempre (10:30AM), iniciamos  la marcha por la quebrada del río Tupungato, punto desde el cual no teníamos ninguna información, a partir de ahora era terreno desconocido.

Ni bien arrancamos la cosa se empezó a poner complicada y fría, una pared de roca no nos dejaba pasar por el margen del río en el que estábamos (OESTE) y encima se formaba una especie de remolino, así que tuvimos que vadear hacia el otro lado por donde continuamos.

La quebrada se iba volviendo cada vez más angosta, y el avance se volvió muy lento. Teníamos que estar saltando entre piedras grandes y constantemente vadeando de un lado a otro cada vez que no podíamos avanzar. En un punto ya íbamos directamente por el agua, la corriente era muy fuerte.

Día 3: Desde el Refugio Tambor hasta la cabaña Mágica

Silvio y Leo, metidos en el estrechamiento del ríoTupungato


Decidimos montarnos por un acarreo con algo de escalada en el margen ESTE, por donde subimos unos cuantos metros, bastante complicado y peligroso, se caía todo. Leo que iba bastante más arriba nos avisa que ahí se ponía peor, asi que con cuidado volvimos a bajar y seguimos avanzando por el borde, hasta que llegamos a un estrechamiento que era imposible, el agua había formado un túnel entre la roca, eran 2 paredes lisas imposibles de sortear.

Ahí mismo había un acarreo más empinado todavía, por donde decidimos subir, era eso o volver hacia atrás, con cuidado fuimos subiendo, había mucho olor a orina de algún animal.

Después de trepar un conglomerado salimos arriba, la pendiente aflojaba y después de un rato llegamos a un poste de madera de esos viejísimos del IGM y encontramos una senda bastante vieja y algunas pircas (ya eran las 15:50).

Esta senda venía desde el río Plomo, por lo que evidentemente el camino era por ahí arriba y no por donde nos metimos nosotros, quedaba para la vuelta saber cómo estaba el tramo que no hicimos, pero a simple vista no estaba fácil (había un corte de muchos metros de profundidad producto de algún alud/deslizamiento).

Continuamos caminando y vimos montañas de roca con barro por todos lados, que en algún momento habían fluido desde arriba, y no mucho más adelante, otro corte, pero que no venía desde arriba de todo el cerro y pudimos bordear subiendo un poco.

Hito del IGM, sobre el margen ESTE del rio Tupungato

Vista de dos cortes en la quebrada Tupungato

Silvio cruzando el río Tupungato, hacia el margen OESTE, luego de superar los cortes


Al rato bajamos hacia el rio nuevamente y lo cruzamos, la quebrada se empezaba a abrir poco a poco.

No muy lejos empecé a ver a lo lejos algo, en un principio me pareció que tenía forma de cabaña, parecía de madera, pero pensé que era un delirio, un engaño de la vista como ya me paso tantas veces, debía ser una piedra marrón muy grande.

Pero a medida que nos acercamos, comprobamos que, si era una cabaña, ya era algo tarde (18hs), estábamos cansados y la intriga de ir a verla grande, aparte de muy tentadora como para no quedarnos. Así que nos pusimos el calzado de vadeo (Crocs jaja) y cruzamos el rio otra vez. Parecía ser bastante antigua, había varios frasquitos con algún tipo de aceite de motor y no tenía tantas firmas en sus paredes como los refugios anteriores, por lo que no debía ser tan visitado, la firma más nueva que vimos era del 2014 y coincidía con una que vimos en Taguas que hablaba de un ascenso exitoso en solitario al Tupungato, el resto era de los cazadores de montaña y arrieros, pero con bastantes más años.

Mientras caía la noche Silvio no pudo contener su adicción al fuego y como todas las noches se encargó de encenderlo. Pronto el refugio cambio de aspecto, había ropa mojada colgada por todos lados, el calor de un fuego y una pizzas ,  una picada  y más comida.

Preocupaba un poco el avance, con el tema del río al principio del día habíamos perdido muchas horas y apenas habíamos avanzado 7Km.
Al otro día teníamos que llegar, si o si, al CB, que estaba a 15Km. Esta vez pusimos el despertador más temprano y nos fuimos a dormir.

Leo estirando, Martin con cara de feliz cumpleaños

Fueguito y 'pizzitas'


Día 4 - 24/04/2019

Cabaña 3071m – CB 3451m
Distancia 14,7Km - Desnivel +605m/-214m - Ganancia 390m

Noche ahumada en la cabaña, nos levantamos tempranito y salimos casi de noche, a las 7:30 estábamos haciendo el primer vadeo para volver al margen oeste del río Tupungato, dedos duros. Como mis botas de trek ya estaban semi destruidas me quede en crocs y camine así casi todo el dia, Leo en alpargatas.

Seguimos avanzando, pasamos campos de espinas, algunos parapetos y la quebrada se empezó a ensanchar cada vez más mientras nos aproximábamos a la confluencia con el Río Vacas. Este vadeo estuvo fácil porque el río se abre en muchos brazos.

Luego la quebrada se volvió a cerrar un poco, subimos una lomada donde había otro parapeto y continuamos, no lejos de ahí el río se vuelve muy fino y forma un túnel entre las rocas formando unos rápidos interesantes.

Unas horas después llegamos a una curva donde la huella desaparecía y el río se volvía a encajonar, enfrente se veía una huella, pero en vez de cruzar fuimos avanzando por el borde, medio escalando hasta que en un momento Leo se cayó, se golpeó feo y el agua le llevo su único bastón, así que volvimos para atrás y cruzamos a la huella que habíamos visto del otro lado. Nota a tener en cuenta: Seguir las huellas.La huella  subía un hombro y seguía por arriba, bien alto, cruzamos varias pircas y un arroyito.

Este tramo por arriba no es muy largo, el plano comienza a desaparecer y se forman paredes, desde ahí arriba, del otro lado bien alto, se veía una torre de roca, así que bajamos una pendiente que tenía varios caminos, topándonos de vuelta con el río, que volvimos a vadear, la torre resulto ser un pircado muy grande (del estilo al que hay a mitad de camino entre Punta de Vacas y Rio Blanco).

Día 4: Desde cabaña Mágica hasta Campamento Base a 3.451 mts.

Confluencia con el rio Vacas, un rato despues de salir de la cabaña, la quebrada se vuelve a ensanchar más

Uno de los tantos parapetos militares


Desde ahí el recorrido no tuvo muchas complicaciones, llegamos a un pequeño arroyo donde había unas vegas, desde ahí veíamos que el río se volvía a cerrar así que antes de arriesgarnos a ir hasta ahí y no poder pasar, decidimos tomar la pendiente y continuar por arriba (margen oeste).Cerca de las vegas encontramos otro parapeto, donde había unos banquitos de madera que no parecían muy viejos y como es habitual mucha  basura. Pareciera que en ese lugar se habían dado varios festines porque había restos de guanacos y tal vez otros animales. Y ahí mismo pudimos ver el primer grupo de guanacos, los cuales, desde el día  uno, extrañamente brillaban por su ausencia.

Decidimos quedarnos a almorzar, eran las 13hs y el cielo se estaba oscureciendo, se venía el pesto, como decía el pronóstico  que habíamos visto antes de salir.

Estuvimos un rato, comenzamos a caminar y no paso mucho hasta que la visibilidad bajo y comenzaron a caer los primeros copos de nieve, por suerte no faltaba mucho camino a recorrer.

Cuando alcanzamos el río nuevamente la nevada ya era intensa, y no se veía nada, estábamos buscando el campamento Real de la Bajada/del Goteron/Piedra del Inca/Alto Valle del Tupungato pero con esa visibilidad no podíamos ver muy lejos. En  teoría está un poco antes de donde se divide el río en dos (Quebrada del Paso) pero en el margen opuesto, no pudimos ver rastro de nada sin tener que cruzar el río y como no queríamos volver a vadear buscamos un lugar ahí, terminamos armando la carpa justo en la confluencia de los 2 ríos.

bajado bastante y nosotros para no frenar y llegar rápido no nos habíamos puesto las parkas así que estábamos algo húmedos, nos metimos en la carpay dejamos pasar las horas, eran las 15:30hs aproximadamente.

Luego del 2do estrechamiento (donde Leo se cayo)

Almuerzo en el parapeto de los banquitos

Llegando a la división de los ríos, al fondo a la derecha se abre la quebrada del paso,
nosotros acampamos justo abajo de esa loma que separa ambos rios


Día 5 - 25/04/2019

CB 3451m – Campamento el Hito Inferior 4794m
Distancia 9,73Km - Desnivel +1418m/-81,5m - Ganancia 1343m

A la madrugada dejo de nevar, nos levantamos a eso de las 8, desayunamos, y preparamos las mochilas para el ataque, en 5 días teníamos que estar de vuelta en Vacas, así que, si a eso le restamos los 3 días que nos iban a llevar los 63km de vuelta, solo nos quedaban 2 noches para estar en el cerro, es decir que el 27 teníamos que estar tirando cumbre y bajando devuelta hasta el CB, para al día siguiente (28/04) comenzar a volver.

Definido esto, pudimos descartar bastante peso, solo llevamos comida para 2 días y el equipo mínimo.

Para ahorrar unos kg más comenzamos desde ahí con las botas de montaña puestas. Así que metimos todo lo que dejábamos en unas bolsas de residuos y lo tapamos con piedras.

El paisaje estaba muy diferente, estaba todo blanco, parecía que estábamos en otro lado. Apenas comenzamos la marcha vimos, a menos de 10m de la carpa, unas huellas que parecían ser de un guanaco y atrás, siguiéndolas, unas de gato muy grandes (puma) y el rastro de su cola en la nieve, bastante frescas.

Día 5: Desde el Campamento Base a 3.451 mts. hasta campamento el Hito 4.794 mts.

La carpa por la mañana, al fondo el Tupungato


Eran las 10:40 cuando arrancamos, fuimos siguiendo el arroyo, pero no muy lejos vimos un sendero que subía a un hombro y lo seguimos, una vez arriba el terreno era de pasto y tierra, completamente plano. Continuamos por ahí hasta que vimos una pirca justo en donde había que bajar, no muy lejos de ahí encontramos un campamento con varios pircados, varios pares de botas abandonadas y bastante basura. Solo nos había llevado una hora alcanzar ese campamento, el cual llamamos 'Campamento Botas' a 3623m de altura (Quebrada del Paso), tenía toda la pinta de ser el CB.

A partir de ahí perdimos el rastro y continuamos siguiendo el arroyo, que cada vez se hacía más estrecho, pero que se podía caminar bien, yendo de un lado a otro todo el tiempo.

En un momento nos salimos del rio, montándonos en los acarreos del margen NORTE y fue solo una complicación, luego volvimos a bajar.

Cuando la quebrada se volvió a abrir estábamos cerca del supuesto campamento Argentino a 4100m (según waypoint del libro +6500 de Darío Bracali), el punto señalado era una morrena inestable, era imposible que hubiese un campamento ahí, pero pudimos ver a lo lejos un plano, al lado de un Boulder, algo más al sur, que tal vez era algo. Comimos algo ahí en la morrena y decidimos continuar hacia el Hito, faltaba bastante y ya eran las 15:40hs.

Pronto el terreno comenzó a tomar pendiente, ya no circulaba agua, y la poca que había eran grandes charcos congelados, la tierra y la roca fue tomando un color rojo oscuro y por momentos había afloramientos de hielo, por lo que deduzco que estábamos en un viejo glaciar cubierto.

Silvio y Leo, al fondo a la derecha el paso del Azufre

Llegando al Campamento Base 'Botas'

Vista hacia el OESTE, a la derecha el cerro Azufre y a su izquierda el paso del Azufre


Ya más cerca de la pendiente final pudimos ver el hito limítrofe a lo lejos y comenzó a resaltarse una huella que iba en Z hacia arriba.

Este acarreo iba bien en un principio, pero hacia el final la pendiente aumenta bastante y la roca esta tan sólida/congelada que era difícil marcar el paso, por lo que había que ir con cuidado manteniendo el equilibrio. En los últimos metros aparecen unas torres rocosas con formas curiosas.

Como la noche estaba muy próxima me había adelantado, Leo venia un poco más atrás y Silvio bastante más lejos. Un par de pasos 'jugados' y pude montarme en el filo, el Hito estaba a unos metros así que decidí ir a verlo, eran las 19hs y estaba a 4725mts aproximadamente.

Empecé a buscar el campamento el Hito que se supone era por ahi, y al rato no muy lejos, con las ultimas luces, pude ver 2 pircados a 4794m, donde tire la mochila, tome algo de agua y le cambia las pilas a la linterna para ir a buscar a los chicos.

Cuando estaba saliendo apareció Leo, le dije que iba a buscar a Silvio, ya era de noche, él se quedó armando la carpa.

Volví hacia el filo y encontré a Silvio justo en los últimos metros, en la parte más complicada, una vez que nos encontramos me quedé tranquilo y nos fuimos hacia la carpa.

Ahora si hacia frio y el prono que había llevado guardado en el celular no era nada bueno, al día siguiente iba a estar bien con algo de viento, pero para el 27, feísimo, con ráfagas de 70km/h y -27Cº a 6500m...

Ya sobre el colllado, de izq a derecha Cerro Chimbote, Pollerita, Polleras y Cierra Nevada (Tapado), el hito a la derecha

Martin en el Hito Limitrofe


Día 6 - 26/04/2019

Campamento el Hito Inferior 4794m – Campamento Piedra del Guanaco Superior 5610m
Distancia 3,43Km - Desnivel +816m

Hacia mucho frio cuando a las 8 nos despertamos y el sol todavía no pegaba en donde habíamos acampado, había que arrancar con esa salidita de la carpa para orinar  a la que nunca te terminas de acostumbrar, estas un rato dándole vueltas, hasta que ya no podés aguantar más y tenes que salir obligadamente.

Luego, preparar el desayuno y mecánicamente empezar a guardar todo para arrancar nuevamente, como venimos haciendo hace 6 días.
Próxima parada Piedra del Guanaco Superior a 5600m (estamos a 4800m).

A eso de las 11hs ya estábamos marchando, se fueron presentando algunos penitentes, pero de bajo porte, por lo que no molestaban para nada. Pudimos ver un poco más al oeste el otro campamento del Hito (Superior) y después de un rato encontramos una huellita y alguna que otra pirca, pero la verdad estaba feo el camino, después de algunas Z , hicimos una travesía, cruzamos unos penitentes y salimos a un plano.

Encontramos otro campamento, estábamos a 5200m, creo que paramos a comer, ya eran como las 12 del mediodía. En uno de los pircados encontramos 2 botellas de bencina de buena marca, envasada, con las botellas cerradas, precintos intactos.

Desde ahí se notaba un camino que subía un acarreo hasta montarse al filo, lo seguimos, el filo iba bastante bien, aunque la nieve estaba algo dura, pero no era muy empinado.

Día 6: Desde el campamento Hito inferior 4.794 mts. hasta el campamento Piedra del Guanaco a 5.610 mts.

A 5.100m antes de montarnos en el filo, a la izquierada Cerro Cierra Bella al lado
a la derecha el Orientacion y al fondo el Aconcagua


En un punto la arista se empieza a 'achatar' y a unos 300m comenzamos a encontrar algunos espacios para carpas, había huellas que iban en diferentes direcciones, ese lugar era el campamento 'Piedra del guanaco Inferior' a 5530m, como ya habíamos leído el lugar es bastante llano y está completamente expuesto a el viento, y si bien el día estaba despejado había algo de viento y sabíamos que al otro dia iba peludo, asi que seguimos subiendo mientras buscábamos un lugar más reparado hasta que finalmente encontramos una roca muy grande con dos pequeños pircados, uno con orientación norte y el otro este... como el viento venia del oeste elegimos el segundo, esto era Piedra del Guanaco,superior a 5610m. A partir de aca ya no se veían más pircados y la cumbre se sentía bastante 'cerca'. Mientras armábamos la carpa, buscando piedras ,en el pircado de al lado, encontramos 3 botellas más de bencina y una bolsa estanca con bastante comida! Asi que nos metimos en la carpa y nos pasamos la tarde comiendo maní y pasas de uvas! Un lujo. A todo esto, ya eran las 16hs (llegamos tipo 15:30).

Habíamos subido 1400m el dia anterior y ahora 800m mas, las reglas de aclimatación las habíamos omitido por completo, la altura ya se hacía notar con algo de dolor de cabeza, asi que empezamos con el ritual de derretir nieve e hidratar. Estábamos cansados y cometimos el error de no observar el recorrido que nos esperaba al dia siguiente para alcanzar la cumbre y que ademas íbamos a hacer de noche, nos dormimos, despertador a las 02:00AM!

A todo esto, Silvio venia rompiendo sus propios records, unos días antes en Vallecitos había alcanzado los 5mil y ahora 5600m con una gran paliza de caminata.

Vista hacia el norte Cerros Reichert, Pollerita, Polleras, Nevado de Plomo, Juncal, Sierra Bella,
Orientacion Piramidal del potrero y Aconcagua

Silvio y Martin en el campamento Piedra del guanaco superior 5.600 mts.


Día 7 - 27/04/2019

Campamento Piedra del Guanaco Superior 5610m – Cumbre 6570m – CB 3461m
Distancia a cumbre 3,44Km - Desnivel +960m
Bajada 16,58Km - Desnivel -3120m

Prim prim prim prim, la alarma a las 02:00AM, había una vagancia general y un frio intenso. Me sentía medio nauseabundo, tarea número uno, hacer agua mientras calentaba las botas, la garrafa del reactor se congelaba a cada rato, asi que la teníamos que estar poniendo sobre el fuego del MSR Whisperlite cada tanto para que volviese a la vida.

El agua de mi botella se había mezclado con la de una sopa del dia anterior, era intomable, más las sales y el jugo que le había puesto era una mezcla vomitiva, pero no iba a tirarla asi que quedo para la subida.

Nieve va nieve viene, se fue haciendo el agua y el viento se hacía oír.

Día 7: Desde el campamento Piedra del Guanaco a 5.610 mts. hasta la cumbre del Tupungato a 6.570 mts.

Martin a unos metros bajo la cumbre


Por suerte como use las botas de almohada no se me habían congelado y logre calentarlas un poco. Reliveran + Ibuprofeno y a las 03:30AM salimos, a los 15 o 20 minutos Silvio que venía más atrás nos avisa por radio que se volvía, no se sentía bien. Con el polaco, un poco separados seguimos para arriba, no se veía nada, logre encontrar alguna que otra pirca, ni rastro del supuesto campamento a 6000m. A esa altura Leo frena para ir al baño, y yo, que ya estaba un poco más arriba, llegando a una pared que tenía en su base un nevero que subía en diagonal al ESTE aproveche para ponerme los grampones, eran las 05:20AM.

Ahí nomás Leo me avisa por radio que se volvía. Asi que acordamos comunicarnos a nose que hora y seguí subiendo solo por ese nevero, en un punto comencé a escalar la roca, con mitones, los grampones y la piqueta de aluminio, una suerte de drytooling helado bastante jugado y agitado, a la vez que subía seguía traveseando hacia la izquierda, sin saber que la ruta en realidad era bastante más a la derecha.

Seguí por ahí hasta cruzar 2 espolones, ahí ya empezaba a haber un mínimo de luz, el aire no me daba para subir recto a ese ritmo asi que empecé a hacer unas Z desde el segundo  espolón hasta la roca que aparecía más a la izquierda, la nieve estaba dura, con algún hielo cada tanto, tendría unos ¿50º? grados, pero con la piqueta de aluminio que rebotaba al querer clavarla se hizo un poco difícil. Miedo.

El canal de la ruta normal

Ruta hecha, desde piedra del Guanaco Superior


La caída se veía bastante larga, después me di cuenta que estaba en el borde del glaciar ESTE, cualquiera.

A las 07:50AM había logrado salir de ahí, estaba a 6358m, en Narnia, los pasos costaban, muy agitado, pero ya fuera de la exposición. Igual intentaba ir rápido porque los pies ya no los sentía, el viento seguía levantando nieve y no se veía nada.

Aparece el sol, la hora mágica, esa luz hermosa anaranjada, veo la sombra del Tupun, quería sacar mil fotos, pero no tenía ganas de enfriarme las manos o de que se me vuele el teléfono, asi que seguí, y después de 2 falsas cumbres a las 8:45 llegue.

Soplaba tanto viento que tuve que bajar unos metros al ESTE para sentarme, estar más resguardado y hacer 2 videítos. No me quede ni 5 minutos y me fui.

La bajada fue bastante rápida, me volví a empastillar porque estaba con nauseas, enganché el canal de nieve por donde era la ruta normal y en el último nevero me encontré una estaca MSR nuevita, la montaña siempre dándome algún obsequio.

El viento dio tregua y a las 11 estaba en la carpa, los chicos me esperaban ansiosos, con comida y bebida, me dormí un rato.

A eso de las 12:30 empezamos a bajar y a las 18Hs después de una larga y confusa bajada estábamos 3mil metros más abajo, a 3450m en el CB.

Bajando el glaciar cubierto de el Hito

Parada de descanso durante el descenso


Día 8 - 28/04/2019

CB 3461m – Cabaña 3071m
Distancia 14,7Km - Desnivel -390m

Ya sin la necesidad de ir apurados nos levantamos como a las 8AM, pero nos tomamos la mañana con calma, desayunamos, vimos el cerro (que ahora estaba despejado y sin viento) y empezamos a meter todo en la mochila. Por suerte las ratas no habían tocado la comida que dejamos. Recién a las 10:30 empezamos a caminar, ya conociendo el camino la cosa fue más tranquila, a las 16:15 llegamos a  la cabaña y a las 17 ya estábamos sentados alrededor del fuego. Picadita, comida y los clásicos malvaviscos calentados al fuego.

Martin vivaqueando en el Campamento Base


Día 9 - 29/04/2019

Cabaña 3071 – Refugio Chorrillos 2706m
Distancia 16,2Km - Desnivel -365m

Como ya no sacaba fotos no tenía  la posibilidad  de mirar la hora en las fotos, la vuelta era caminar y caminar, ya sin mirar tanto alrededor.
A eso de las 12 estábamos llegando a la parte complicada, había que buscarle la vuelta al corte grande que a la ida no habíamos pasado. Nos llevó un rato porque era bastante empinado, pero a las 13 ya estábamos del otro lado del corte y caminando por la senda, que estaba bastante borrada, por momentos se ponía bastante fina e inclinada, asi que con equilibrio fuimos pasando.

A eso de la 13:30 ya nos encontrábamos bajando hacia el rio Plomo, el sendero estaba bastante claro, pero desde donde habíamos acampado antes (el refugio Tambor) era imposible verla. Bajamos, cruzamos el rio y caminamos hasta el refugio a buscar la comida que habíamos dejado.

Aca las ratas se las ingeniaron y aunque le pusimos un cajón con piedras arriba (y alrededor) a la comida, habían entrado cavando y habían masticado algunas cosas, que obviamente nos comimos igual.

De ahí seguimos de largo sin pasar por el refugio Taguas y a las 18 estábamos en el refugio Chorrillos, donde hicimos un fuego que nos ahogaba porque el humo no salía por el pequeño agujero del techo.

Nuevamente el senda

Pasamos lo complicado ya estamos en el rio Plomo!


Día 10 - 30/04/2019

Refugio Chorrillos 2706m - Punta de Vacas 2420m
Distancia 21,4Km - Desnivel -286m

Queríamos llegar temprano a Punta de Vacas para tener tiempo de comer y organizarnos bien (al otro dia salíamos de nuevo con los chicos de 1er año).

Por lo que a las 8:20AM ya estábamos vadeando el arroyo Chorrillos, el sol todavía no pegaba en esa parte del valle asi que estaba fresco.

A las 11 ya habíamos cruzado el cable, pero no sin antes haber intentado vadear el rio que casi me arrastra, no tenía ganas de ir por el cable, pero igual tuve que usarlo, por suerte las mochilas ya no pesaban nada, solo quedaba el almuerzo y alguna barrita para el camino.

A las 13:30 llegamos a Rio Blanco, donde almorzamos y seguimos.

Saliendo del cable

Los tres en guardaparques!!!


16:30 llegamos a guardaparques, donde nos cuentan que si no aparecíamos ese dia pensaban organizar un rescate (¿?) por el temporal que hubo el 27, dia que hice cumbre. Dudo que fuesen hasta allá a buscar a alguien.

Metimos todo en la mochila y a las 17 ya estábamos en Penitentes en el hotel/parrilla ‘refugio Aconcagua’, donde comimos y nos pudimos bañar.

Ahí, ya en el hotel, me empezó a doler una rodilla, dolor que tardo meses en irse, pero igual a no quejarse, al otro dia con Leo (Silvio se volvió para Bs As) empezábamos de vuelta, 4 noches más con los chicos de la escuela, donde subimos los cerros:

Cruz de Caña 3676m, Mario Ardito 3757m y Cienaga del Tupungato 4396m (con zarpada vista de todo lo que habíamos hecho los días anteriores).

Después de esto sí, noche en Mendoza y la vuelta en micro a Bs As.  

Así quedaron las botas luego de la expedición al Tupungato


Video:
Cumbre en el Volcán Tupungato (6.570 mts.)


Notas Relacionadas:

  • Sombra Tumb

    Ascensión en solitario
    al Volcán Tupungato

  • Sombra Tumb

    Primera escalada de la Pared
    este del Volcán Tupungato, Provincia de Mendoza

  • Sombra Tumb

    Guilllemo Vieiro: un andinista de fuerte voluntad y gran temple

  • Sombra Tumb

    El avión Uruguayo, en el
    Valle de las Lágrimas

  • Sombra Tumb

    En 43 días lograron ascender 13 cumbres de más de 6500

  • Sombra Tumb

    Las montañas conquistadas
    y olvidadas


Números Publicados de la Revista Digital de Montaña

  • Diciembre 2019
    Diciembre 2019 - Nº 57
  • Abril 2018
    Abril 2018 - Nº 56
  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017 - Nº 55
  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 54
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 53
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 52
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 51
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 48
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 47
  • Abril 2014
    Abril 2014 - Nº 46
  • Febrero 2014
    Febrero 2014 - Nº 45
  • Diciembre 2013
    Diciembre 2013 - Nº 44
  • Octubre 2013
    Octubre 2013 - Nº 43
  • Agosto 2013
    Agosto 2013 - Nº 42
  • Junio 2013
    Junio 2013 - Nº 41
  • Abril 2013
    Abril 2013 - Nº 40
  • Noviembre 2012
    Noviembre 2012 - Nº 39
  • Junio 2012
    Junio 2012 - Nº 38
  • Noviembre 2011
    Noviembre 2011 - Nº 37
  • Julio 2011
    Julio 2011 - Nº 36
  • Junio 2011
    Junio 2011 - Nº 35
  • Mayo 2011
    Mayo 2011 - Nº 34
  • Abril 2011
    Abril 2011 - Nº 33
  • Enero 2011
    Enero 2011 - Nº 32
  • Diciembre 2010
    Diciembre 2010 - Nº 31
  • Noviembre 2010
    Noviembre 2010 - Nº 30
  • Octubre 2010
    Octubre 2010 - Nº 29
  • Septiembre 2010
    Septiembre 2010 - Nº 28
  • Agosto 2010
    Agosto 2010 - Nº 27
  • Julio 2010
    Julio 2010 - Nº 26
  • Junio 2010
    Junio 2010 - Nº 25
  • Mayo 2010
    Mayo 2010 - Nº 24
  • Abril 2010
    Abril 2010 - Nº 23
  • Marzo 2010
    Marzo 2010 - Nº 22
  • Febrero 2010
    Febrero 2010 - Nº 21
  • Enero 2010
    Enero 2010 - Nº 20
  • Diciembre 2009
    Diciembre 2009 - Nº 19
  • Noviembre 2009
    Noviembre 2009 - Nº 18
  • Octubre 2009
    Octubre 2009 - Nº 17
  • Septiembre 2009
    Septiembre 2009 - Nº 16
  • Agosto 2009
    Agosto 2009 - Nº 15
  • Julio 2009
    Julio 2009 - Nº 14
  • Junio 2009
    Junio 2009 - Nº 13
  • Mayo 2009
    Mayo 2009 - Nº 12
  • Abril 2009
    Abril 2009 - Nº 11
  • Marzo 2009
    Marzo 2009 - Nº 10
  • Febrero 2009
    Febrero 2009 - Nº 9
  • Enero 2009
    Enero 2009 - Nº 8
  • Diciembre 2008
    Diciembre 2008 - Nº 7
  • Noviembre 2008
    Noviembre 2008 - Nº 6
  • Octubre 2008
    Octubre 2008 - Nº 5
  • Septiembre 2008
    Septiembre 2008 - Nº 4
  • Agosto 2008
    Agosto 2008 - Nº 3
  • Julio 2008
    Julio 2008 - Nº 2
  • Junio 2008
    Junio 2008 - Nº 1

Números Publicados de Noticias de Montaña - Periodico Digital Mensual

  • Julio 2020
    Julio 2020 - Nº 115
  • Junio 2020
    Junio 2020 - Nº 114
  • Mayo 2020
    Mayo 2020 - Nº 113
  • Abril 2020
    Abril 2020 - Nº 112
  • Marzo 2020
    Marzo 2020 - Nº 111
  • Febrero 2020
    Febrero 2020 - Nº 110
  • Enero 2020
    Enero 2020 - Nº 109
  • Diciembre 2019
    Diciembre 2019 - Nº 108
  • Noviembre 2019
    Noviembre 2019 - Nº 107
  • Octubre 2019
    Octubre 2019 - Nº 106
  • Septiembre 2019
    Septiembre 2019 - Nº 105
  • Agosto 2019
    Agosto 2019 - Nº 104
  • Julio 2019
    Julio 2019 - Nº 103
  • Junio 2019
    Junio 2019 - Nº 102
  • Mayo 2019
    Mayo 2019 - Nº 101
  • Abril 2019
    Abril 2019 - Nº 100
  • Marzo 2019
    Marzo 2019 - Nº 99
  • Febrero 2019
    Febrero 2019 - Nº 98
  • Enero 2019
    Enero 2019 - Nº 97
  • Diciembre 2018
    Diciembre 2018 - Nº 96
  • Noviembre 2018
    Noviembre 2018 - Nº 95
  • Octubre 2018
    Octubre 2018 - Nº 94
  • Septiembre 2018
    Septiembre 2018 - Nº 93
  • Agosto 2018
    Agosto 2018 - Nº 92
  • Julio 2018
    Julio 2018 - Nº 91
  • Junio 2018
    Junio 2018 - Nº 90
  • Mayo 2018
    Mayo 2018 - Nº 89
  • Abril 2018
    Abril 2018 - Nº 88
  • Marzo 2018
    Marzo 2018 - Nº 87
  • Febrero 2018
    Febrero 2018 - Nº 86
  • Enero 2018
    Enero 2018 - Nº 85
  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017 - Nº 84
  • Noviembre 2017
    Noviembre 2017 - Nº 83
  • Octubre 2017
    Octubre 2017 - Nº 82
  • Septiembre 2017
    Septiembre 2017 - Nº 81
  • Agosto 2017
    Agosto 2017 - Nº 80
  • Julio 2017
    Julio 2017 - Nº 79
  • Junio 2017
    Junio 2017 - Nº 78
  • Mayo 2017
    Mayo 2017 - Nº 77
  • Abril 2017
    Abril 2017 - Nº 76
  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 75
  • Febrero 2017
    Febrero 2017 - Nº 74
  • Enero 2017
    Enero 2017 - Nº 73
  • Diciembre 2016
    Diciembre 2016 - Nº 72
  • Noviembre 2016
    Noviembre 2016 - Nº 71
  • Octubre 2016
    Octubre 2016 - Nº 70
  • Septiembre 2016
    Septiembre 2016 - Nº 69
  • Agosto 2016
    Agosto 2016 - Nº 68
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 67
  • Junio 2016
    Junio 2016 - Nº 66
  • Mayo 2016
    Mayo 2016 - Nº 65
  • Abril 2016
    Abril 2016 - Nº 64
  • Marzo 2016
    Marzo 2016 - Nº 63
  • Febrero 2016
    Febrero 2016 - Nº 62
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 61
  • Diciembre 2015
    Diciembre 2015 - Nº 60
  • Noviembre 2015
    Noviembre 2015 - Nº 59
  • Octubre 2015
    Octubre 2015 - Nº 58
  • Septiembre 2015
    Septiembre 2015 - Nº 57
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 56
  • Julio 2015
    Julio 2015 - Nº 55
  • Junio 2015
    Junio 2015 - Nº 54
  • Mayo 2015
    Mayo 2015 - Nº 53
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 52
  • Marzo 2015
    Marzo 2015 - Nº 51
  • Febrero 2015
    Febrero 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Diciembre 2014
    Diciembre 2014 - Nº 48
  • Noviembre 2014
    Noviembre 2014 - Nº 47
  • Octubre 2014
    Octubre 2014 - Nº 46
  • Septiembre 2014
    Septiembre 2014 - Nº 45
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 44
  • Julio 2014
    Julio 2014 - Nº 43
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 42
  • Mayo 2014
    Mayo 2014 - Nº 41

Noticias y Novedades de Montaña del CCAM


Es nuestra misión dar a conocer la Cultura de Montaña Argentina y por lo tanto es prioritario que si es utilizado nuestro material visual, acuerden con la institución su uso.
Si están interesados en el material fotográfico del CCAM, le sugerimos que se contacten a: info@culturademontania.org.ar

Todo el material fotográfico del CCAM es restaurado y publicado en alta resolución.


  • Equipo CCAM

PERIODICO DIGITAL MENSUAL JULIO

  • Periódico Digital
  • ULTIMA REVISTA DIGITAL DE MONTAÑA

  • Revista Digital
  • Notas Relacionadas

    • Sombra Tumb

      Ascensión en solitario
      al Volcán Tupungato

    • Sombra Tumb

      Primera escalada de la Pared este del Volcán Tupungato, Provincia de Mendoza

    • Sombra Tumb

      Guilllemo Vieiro: un andinista de
      fuerte voluntad y gran temple

    • Sombra Tumb

      El avión Uruguayo, en el
      Valle de las Lágrimas

    • Sombra Tumb

      En 43 días lograron ascender
      13 cumbres de más de 6500

    • Sombra Tumb

      Las montañas conquistadas
      y olvidadas

    

    Suscribite a Noticias de Montaña


    • Taller de Primeros Auxilios
    • Red Cultural de Montaña
    • Seccion Relatos de Viajes y Expediciones
    • Seccion Historia del Montañismo
    • Museo de Historia del Montañismo
    • Seccion Esquí de Montaña
    • Seccion Biografía y Personajes
    • Seccion Guías de Montañas Argentinas
    • Sección Arqueología & Antropología
    • Seccion Espeleología
    • Sección Libros de Montaña
    • Banner Material Fotográfico
    • Publicidades de Montaña
    • Enlaces de Montaña
    Acompáñanos en esta gran aventura - Sé parte del equipo de CCAM - ÚNETE AHORA