Cerrar
Abril 2018 – Revista Digital Nro 56
La misteriosa mina de oro de Famatina

En una de las regiones más hermosas de Argentina, se encuentra una obra dormida que resiste al paso del tiempo, el Cablecarril Chilecito-La Mejicana

Por Carlos González


Restauración Fotográfica:
Centro Cultural Argentino de Montaña, Natalia Fernández Juárez


Fotos: Ing. Max Cooper del Libro Fotografías 1903-1905 Cable Carril. Chilecito, La Mejicana, La Rioja

Una tierra que irradia oro y aguas sulfurosas. El color que predomina en toda la región del Famatina. Un color ocre, que más allá de ser una manifestación de la naturaleza, constituye una voz, un grito detenido en el tiempo, desbordante de historias de montaña, de historias de vida de una de las regiones más hermosas de nuestro país y más ricas en historia.

Primera vagoneta armada. Cable Carril, Famatina


Allá por principios del siglo XIX, Nicolás Ortiz de Ocampo, sacerdote de Famatina advertía acerca de esas riquezas ocultas en las entrañas de la misma montaña:

“En todo el corazón del cerro se descubre oro alto, y bajo, y en algunos vecinos de tan subidos quilates, que se ha reconocido superior al de todas estas Provincias hay cobre y bronce riquísimos cuya abundancia es increíble, y de los cobres se han trabajado algunas piezas que no envidian la Tumbaga más fina hay mucha piedra imán y hierro, el plomo y el estaño, según cuentan algunos, azufre, alumbre, alcaparrosa y otras especies metálicas cuyo nombre ignoramos."

Pero la historia se inició mucho tiempo antes. Ya hacia fines del siglo XVI, Juan Ramirez de Velasco, el fundador de la ciudad de La Rioja llegó por primera vez a Famatina, localizada en el valle del otro lado del cordón que hoy lleva su nombre. Allí, impulsado por narraciones que hablaban de riquezas ocultas en la montaña, desde tiempos ancestrales, fue el mismo a tomar muestras de azogue y plata.

La Mejicana: Casa de administración de la mina

Mula transportando tablones hacia las estaciones del Cable Carril de Famatina

Un campamento de remachadores en marcha


Durante esos doscientos años, donde poco a poco comenzó a forjarse la historia de nuestro país, fue creciendo y trasmitiéndose de persona a persona, esa riqueza oculta en las entrañas, sin que el proyecto minero se desarrollase plenamente.

Joaquín Victor González, el político e historiador argentino, natural de Nonogasta, que vivió gran parte de su vida en la localidad de Chilecito, fue el impulsor de una obra descomunal para la época, que inclusive hoy en día, a casi cien años de haberse detenido en el tiempo resulta impresionante: el cablecarril Chilecito-La Mejicana.

Pero vayamos a los orígenes de esta obra. Corrían los últimos años del siglo XIX y Famatina era un importante centro aurífero y de extracción de minerales como la plata, cobre, hierro y plomo. Fue precisamente Joaquín V. González, el principal protagonista y quien llevó adelante la idea del desarrollo de esta obra, que empieza a tomar forma el 4 de enero de 1902 con el llamado a licitación para la construcción de un sistema de transporte de mineral desde las entrañas mismas del cordón de Famatina hasta la ciudad de Chilecito, segunda población en importancia de la provincia de La Rioja.

El cordón del Famatina es una estribación de las sierras pampeanas localizado en un bolsón de clima árido con veranos muy calurosos e inviernos de clima templado, poco frío. Tiene escasas lluvias y su punto destacado es el Cerro General Belgrano de 6097m también conocido por Nevado del Famatina, ya que posee nieves eternas en su cumbre y área circundante. Consta de tres picos, el más elevado, el General Belgrano, también llamado Blanco, Alto, Negro o Rosillo, es el punto donde convergen cuatro departamentos de la provincia de La Rioja: por el sudeste el de Chilecito, por el noreste el de Famatina, por el noroeste el de Vinchina y por el suroeste el de General Lamadrid.

Carro con materiales atravesando el río del oro

Estación "El Durazno" casa de máquinas

Transportando el eje del motor de estación 8 "Los Bayos", Cable Carril Famatina


Esta montaña tiene un valor simbólico, religioso en lo que respecta a las poblaciones prehispánicas quienes le daban el nombre de Wamatinaj, hispanizado como Famatina (acaso evocando a la palabra de origen árabe Fátima); lo cierto es que "famatinas" o wamatinas eran llamados los pueblos originarios de la etnia diaguita y parcialidad capayán que habitaban en el valle ubicado al oriente de esta montaña.

¿Porqué hacemos mención a toda esta información? Porque el Cerro General Belgrano y su área circundante, contiene un importante yacimiento de mineral aurífero que es el que dio origen a toda este proyecto del cablecarril que vamos a profundizar a continuación.

El proyecto final tuvo un presupuesto inicial de 217.988 pesos oro. Cinco empresas realizaron la oferta: Leschen and Sons Rope Co. (Saint Louis), Riblet Tramway Company, Spokane; Bullivan & Co. (Londres), Henderson & Co. (Londres), Ceretti & Tanfani (Turín), J. Pohlig & Co. (Colonia) y Adolf Bleichert & Co. (Leipzig). Precisamente esta última es la que gana la licitación, firmándose el convenio definitivo el 31 de Julio del mismo año, bajo la presidencia de Julio Argentino Roca.

En febrero del año siguiente comenzó la construcción. La obra finalmente fue inaugurada en menos de dos años, el 1 de enero de 1905, con una inauguración previa el 29 de Julio de 1904, de un tramo que cubría las cinco primeras de las nueve estaciones que finalmente componen el trayecto final. Y digo componen, porque hoy en día, a casi cien años del último recorrido, el cablecarril sigue allí colgado de los cerros desafiando firmemente al paso del tiempo.

Pero un tiempo antes, Max Cooper llega al Famatina, a Chilecito para ser más precisos, para participar como “auxiliar de ingenieros en campaña”. Cooper era un inglés, ingeniero con estudios y experiencia profesional en ferrocarriles, tanto en Argentina como en Uruguay. Aparte de eso, trajo consigo sus cámaras fotográficas, con la cual produjo una colección de fotografías que, luego de estar dormidas en un arcón durante casi un siglo, salieron a la luz y hoy en día siguen maravillando al mundo. Gran parte de esa colección de Cooper, vamos nosotros a mostrarles en este artículo.

Vista desde "El Parron" hacia "Siete cuestas"

Repartiendo cables en Portezuelo Ancho (la séptima sección del Cable Carril)

"Cora"un loco bravo. Cable Carril, Famatina

"Simona" moza del hotel. Cable Carril, Famatina


Pero volvamos ahora a la obra. Eso es lo que queremos destacar aquí, el aspecto descomunal y el enorme despliegue y esfuerzo que debieron emplearse para llevarla a cabo.

Las partes de hierro, hasta donde fue factible, fueron terminadas en Europa. Los sostenes y las estaciones fueron unidos antes con tornillos, luego dibujadas y divididas en partes pequeñas de 150 kilogramos para que no sobrepase el peso del transporte.

El trayecto cuenta con un total de nueve estaciones las cuales salvan en un trayecto de 35 kilómetros, un desnivel de 3500 metros, uniendo la ciudad de Chilecito con la mina la Mejicana localizada a 4603m sobre el nivel del mar, en una de las faldas del Cerro General Belgrano, el Nevado del Famatina.

El tiempo total de recorrido de las vagonetas que componían el cablecarril desde un punto al otro era de cuatro horas, a una velocidad de 2.5m por segundo, con una prestación horaria de 40 toneladas por hora. Se utilizaron un total de 140 kilómetros de cable y aproximadamente diez millones de remaches. La mayor separación entre torres es de 668 metros, entre las estaciones 6 y 7, y la altura de las torres varía entre 1 y 55 metros.

Fueron 1600 los trabajadores que se emplearon para la construcción de esta obra. Se utilizaron además animales de carga como medio de transporte, en especial asnos y mulas, unos 90 asnos para el transporte de alimentos y 600 mulas para carga de materiales de construcción.
El transporte del mineral extraído de la montaña se realizaba mediante la utilización de vagonetas las cuales se desplazaban a una altura mínima de tres metros del suelo circundante, llegando a situarse a una altura máxima de 450 metros en algunos puntos. En la mayoría de los casos, la construcción se efectuaba en el mismo lugar, por medio de atornillado. Como todas las estaciones son llamadas de planta baja, de no mas de 5 metros de altura, la construcción de éstas fue relativamente fácil.

El túnel perforado (entre las estaciones 3 y 4). Cable Carril, Famatina

Salida del túnel del lado de la Mejicana. Cable Carril, Famatina

Carneando un toro en "Los Bayos". Cable Carril, Famatina


Las vagonetas circulaban en ambos sentidos, permitiendo de esta manera un continuo movimiento y transporte del material extraído sin interrupciones. También se aprovechaba el retorno hacia la mina para el transporte de alimentos y materiales para la logística y funcionamiento del sistema.

El cable se halla anclado a uno de los extremos, mientras que en el otro pende un contrapeso de 20 toneladas con el objeto de brindarle rigidez. Cada estación está enlazada a la siguiente mediante un cable de sostén (32mm) y un cable de tracción (23mm) sostenidos por torres ubicadas a intervalos regulares. Los cables son de acero con enganches de plomo entre los tramos.

Cada sostén o torre lleva adosada una escalera, la cual sirve para verificar las poleas y engrase del cable.

Un tiempo antes de la construcción del cablecarril, Don Jaime Cibilis Buxareo llega a la región y crea un establecimiento de fundición de metal de hierro en este caso, en la localidad de Santa Florentina. La idea era la de producir este metal aprovechando los yacimientos de la montaña. Asi nace el Establecimiento Minero Santa Florentina, que desempeñará un importante papel durante la existencia del cablecarril.

En 1905, cuando se inaugura el total del recorrido del Cable Carril Chilecito-La Mejicana, la empresa inglesa encargada de la explotación del Cable diseña un brazo secundario que llevaría al mineral hasta los mismos hornos del establecimiento. Este recorrido de unos 800 metros, parte de la estación número dos del cablecarril, denominada “El Durazno”, hasta los hornos, que para aquél entonces se convierten en los mas importantes del país, debido a la alta producción que desarrolló durante esos días.

En la actualidad, solo quedan las ruinas del establecimiento, que en su momento supo tener aproximadamente un plantel de mil operarios trabajando en el procesamiento del mineral. Desde la ruta 14, hoy en día podemos ver el Establecimiento de Fundición, su Torre de Venteo o Chimenea de Labrar, que contrasta con el negro de la piedra fundida o 'escoria'; la estructura metálica perteneciente a la pequeña estación que recibía las vagonetas que eran derivadas desde la Estación Nº 2; grandes columnas y cimientos donde se afirmaban las pesadas maquinarias e infraestructuras; caños de grueso diámetro; galerías; piletones y paredones que aún hoy siguen invitando a ponderar el grandioso pasado industrial y económico de esta región.

Mineros saliendo de Mina la "Mejicana" tras una larga jornada. Cable Carril, Famatina

Excavación en "Cueva de Romero". Cable Carril, Famatina

Calle de Chilecito, La Rioja


Ahora bien, volvamos por un instante a Max Cooper.  El se incorporó a un grupo de hombres que comprendió muy bien las dificultades a las que se enfrentaban y logran superarlas de tal manera que la obra finaliza antes de la fecha prevista en el contrato.

Durante los veinte meses que Cooper permaneció entre Chilecito y las altas cumbres, Cooper se aplica como fotógrafo a contar la historia que protagonizan no solo los hombres y sus actividades, sino también las mulas, asnos, perros, el paisaje, el frio, el calor, la altura, los peligros y el propio cablecarril.

Dedica una especial atención a los animales, en especial a las mulas y asnos, admirando el mérito que poseen en la realización de esta obra. Los presenta casi al mismo nivel que los trabajadores o quizás mas arriba, son los grandes protagonistas de esta realización que inclusive hoy en día, luego de cien años, sigue mostrando su descomunal estampa.

En las fotografías de Cooper ha desaparecido la rigidez del siglo XIX que las limitaciones técnicas imponían a este tipo de producciones. Como resultado, nos muestra una época brillante, de manera natural. Nos hace sentir transportados al menos por un instante a cada momento en que la cámara se disparó. Los rostros, las expresiones, el cansancio, inclusive el sufrimiento y la envergadura de semejante empresa, se ve en cada una de las exposiciones que vamos a presentarles ahora.

Empleados cableros, un 25 de Mayo de 1904. Cable Carril, La Rioja

Hotel de Clemente Beccaro. Cable Carril, La Rioja

Dr. Joaquín V. González el día de la inauguración del Cable Carril, La Rioja

Cable Carril Chilecito-La Mejicana, La Rioja


El tiempo. Ese maravilloso personaje que forma parte fundamental de nuestras vidas, de la historia, de todo lo que toca, del universo, parece haberse detenido para siempre en el cablecarril riojano. Sin lugar a dudas una de las mayores expresiones que esta hermosa provincia argentina puede ofrecernos.

Quienes no sabían de él y toman conocimiento de su existencia, sienten admiración e incredulidad ante semejante obra, no tanto por su envergadura sino por la época en la que fue concebida y los medios con los que se contaba.

Quienes si saben de su existencia, no dejan de asombrarse día a día con el simple hecho de pensar como pudo haber sido construido.

Y quienes lo conocimos y estuvimos en él, no dejamos de deleitarnos con aquellas imágenes que quedaron guardadas en nuestra memoria luego de haber endulzado nuestro espíritu.

Una sola cosa más para finalizar. El lugar, el sitio, el Famatina. El hábitat perfecto para una obra de estas características, que mas allá de lo polémico que pueda ser el objetivo, hoy ya no daña sino que ha cambiado el perfil dándole a ese pequeño rincón de La Rioja un sabor muy especial.

Los dejo con Max Cooper y su obra, que sin lugar a dudas, es mucho mas expresiva que las palabras.

Nómina del Personal del Cable Carril a la Mina "La Mejicana", La Rioja

Gráfico del recorrido del Cable Carril desde Chilecito a la Mina "La Mejicana", La Rioja

 

Área Restauración Fotográfica del CCAM: Natalia Fernández Juárez

Notas Relacionadas:

  • Sombra Tumb

    Recorriendo el Cable carril Chilecito-La Mejicana

  • Sombra Tumb

    Historia del Cable Carril de Famatina. Provincia de La Rioja

  • Sombra Tumb

    Se encadena por primera vez las tres cumbres principales del Nevado de Famatina

  • Sombra Tumb

    Recorriendo los Nevados del Famatina, Provincia de La Rioja

  • Sombra Tumb

    Ascensión al Pico General Belgrano, el Gran Riojano

  • Sombra Tumb

    Guía de Montañas Argentinas: Volcán Salin. Provincia de Salta



Números Publicados de la Revista Digital de Montaña

  • Abril 2018
    Abril 2018 - Nº 56
  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017 - Nº 55
  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 54
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 53
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 52
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 51
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 48
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 47
  • Abril 2014
    Abril 2014 - Nº 46
  • Febrero 2014
    Febrero 2014 - Nº 45
  • Diciembre 2013
    Diciembre 2013 - Nº 44
  • Octubre 2013
    Octubre 2013 - Nº 43
  • Agosto 2013
    Agosto 2013 - Nº 42
  • Junio 2013
    Junio 2013 - Nº 41
  • Abril 2013
    Abril 2013 - Nº 40
  • Noviembre 2012
    Noviembre 2012 - Nº 39
  • Junio 2012
    Junio 2012 - Nº 38
  • Noviembre 2011
    Noviembre 2011 - Nº 37
  • Julio 2011
    Julio 2011 - Nº 36
  • Junio 2011
    Junio 2011 - Nº 35
  • Mayo 2011
    Mayo 2011 - Nº 34
  • Abril 2011
    Abril 2011 - Nº 33
  • Enero 2011
    Enero 2011 - Nº 32
  • Diciembre 2010
    Diciembre 2010 - Nº 31
  • Noviembre 2010
    Noviembre 2010 - Nº 30
  • Octubre 2010
    Octubre 2010 - Nº 29
  • Septiembre 2010
    Septiembre 2010 - Nº 28
  • Agosto 2010
    Agosto 2010 - Nº 27
  • Julio 2010
    Julio 2010 - Nº 26
  • Junio 2010
    Junio 2010 - Nº 25
  • Mayo 2010
    Mayo 2010 - Nº 24
  • Abril 2010
    Abril 2010 - Nº 23
  • Marzo 2010
    Marzo 2010 - Nº 22
  • Febrero 2010
    Febrero 2010 - Nº 21
  • Enero 2010
    Enero 2010 - Nº 20
  • Diciembre 2009
    Diciembre 2009 - Nº 19
  • Noviembre 2009
    Noviembre 2009 - Nº 18
  • Octubre 2009
    Octubre 2009 - Nº 17
  • Septiembre 2009
    Septiembre 2009 - Nº 16
  • Agosto 2009
    Agosto 2009 - Nº 15
  • Julio 2009
    Julio 2009 - Nº 14
  • Junio 2009
    Junio 2009 - Nº 13
  • Mayo 2009
    Mayo 2009 - Nº 12
  • Abril 2009
    Abril 2009 - Nº 11
  • Marzo 2009
    Marzo 2009 - Nº 10
  • Febrero 2009
    Febrero 2009 - Nº 9
  • Enero 2009
    Enero 2009 - Nº 8
  • Diciembre 2008
    Diciembre 2008 - Nº 7
  • Noviembre 2008
    Noviembre 2008 - Nº 6
  • Octubre 2008
    Octubre 2008 - Nº 5
  • Septiembre 2008
    Septiembre 2008 - Nº 4
  • Agosto 2008
    Agosto 2008 - Nº 3
  • Julio 2008
    Julio 2008 - Nº 2
  • Junio 2008
    Junio 2008 - Nº 1

Números Publicados de Noticias de Montaña - Periodico Digital Mensual

  • Agosto 2018
    Agosto 2018
  • Julio 2018
    Julio 2018
  • Junio 2018
    Junio 2018
  • Mayo 2018
    Mayo 2018
  • Abril 2018
    Abril 2018
  • Marzo 2018
    Marzo 2018
  • Febrero 2018
    Febrero 2018
  • Enero 2018
    Enero 2018
  • Diciembre 2017
    Diciembre 2017
  • Noviembre 2017
    Noviembre 2017
  • Octubre 2017
    Octubre 2017
  • Septiembre 2017
    Septiembre 2017
  • Agosto 2017
    Agosto 2017
  • Julio 2017
    Julio 2017
  • Junio 2017
    Junio 2017
  • Mayo 2017
    Mayo 2017
  • Abril 2017
    Abril 2017
  • Marzo 2017
    Marzo 2017
  • Febrero 2017
    Febrero 2017
  • Enero 2017
    Enero 2017
  • Diciembre 2016
    Diciembre 2016
  • Noviembre 2016
    Noviembre 2016
  • Octubre 2016
    Octubre 2016
  • Septiembre 2016
    Septiembre 2016
  • Agosto 2016
    Agosto 2016
  • Julio 2016
    Julio 2016
  • Junio 2016
    Junio 2016
  • Mayo 2016
    Mayo 2016
  • Abril 2016
    Abril 2016
  • Marzo 2016
    Marzo 2016
  • Febrero 2016
    Febrero 2016
  • Enero 2016
    Enero 2016
  • Diciembre 2015
    Diciembre 2015
  • Noviembre 2015
    Noviembre 2015
  • Octubre 2015
    Octubre 2015
  • Septiembre 2015
    Septiembre 2015
  • Agosto 2015
    Agosto 2015
  • Julio 2015
    Julio 2015
  • Junio 2015
    Junio 2015
  • Mayo 2015
    Mayo 2015
  • Abril 2015
    Abril 2015
  • Marzo 2015
    Marzo 2015
  • Febrero 2015
    Febrero 2015
  • Enero 2015
    Enero 2015
  • Diciembre 2014
    Diciembre 2014
  • Noviembre 2014
    Noviembre 2014
  • Octubre 2014
    Octubre 2014
  • Septiembre 2014
    Septiembre 2014
  • Agosto 2014
    Agosto 2014
  • Julio 2014
    Julio 2014
  • Junio 2014
    Junio 2014
  • Mayo 2014
    Mayo 2014

Noticias y Novedades de Montaña del CCAM


Es nuestra misión dar a conocer la Cultura de Montaña Argentina y por lo tanto es prioritario que si es utilizado nuestro material visual, acuerden con la institución su uso.
Si están interesados en el material fotográfico del CCAM, le sugerimos que se contacten a: info@culturademontania.org.ar

Todo el material fotográfico del CCAM es restaurado y publicado en alta resolución.

 


  • Equipo CCAM

Último Periódico Digital Mensual publicado

  • Periódico Digital
  • Última Revista Digital de Montaña publicada

  • Revista Digital
  • Notas Relacionadas

    • Sombra Tumb

      Recorriendo el Cable carril
      Chilecito-La Mejicana

    • Sombra Tumb

      Historia del Cable Carril de Famatina. Provincia de La Rioja

    • Sombra Tumb

      Se encadena por primera vez las tres cumbres principales
      del Nevado de Famatina

    • Sombra Tumb

      Recorriendo los Nevados del Famatina, Provincia de La Rioja

    • Sombra Tumb

      Ascensión al Pico General Belgrano,
      el Gran Riojano

    • Sombra Tumb

      Guía de Montañas Argentinas: Volcán Salin. Provincia de Salta

    

    Suscribite a Noticias de Montaña


    • Museo de Historia del Montañismo
    • Seccion Técnica & Entrenamiento
    • Seccion Guías de Montañas Argentinas
    • Sección Arqueología & Antropología
    • Sección Libros de Montaña
    • Banner Material Fotográfico
    • Publicidades de Montaña
    • Enlaces de Montaña
    Acompáñanos en esta gran aventura - Sé parte del equipo de CCAM - ÚNETE AHORA